Herramientas para el texto

Cameron busca respuestas tras la muerte de un soldado degollado en Londres

23 de Mayo de 2013

LONDRES (Reuters) - El primer ministro británico, David Cameron, convocó el jueves una reunión de emergencia de sus jefes de inteligencia después de que dos islamistas degollaran a un soldado con cuchillos de carnicero en una calle del sur de Londres.

Reuters


REUTERS/Olivia Harris

Los medios locales identificaron al hombre como Michael Adebolajo, de 28 años, e indicaron que la policía había registrado la casa de su familia nigeriana en una población cerca de la ciudad inglesa de Lincoln, en el este del país. Ambos hombres parecían haberse convertido al islam tras proceder de un entorno de inmigrantes cristianos, según los medios.

Ambos sospechosos, que realizaron el ataque a plena luz del día el miércoles, están bajo custodia tras recibir disparos de la policía.

Mientras los expertos de seguridad subrayaron el riesgo en ciudades occidentales de ataques de "lobos solitarios", ciudadanos locales radicalizados a través Internet, el primer ministro David Cameron mantuvo el jueves una reunión de emergencia con sus jefes de inteligencia para abordar la respuesta a lo que calificó de ataque "terrorista", el primero mortal en Reino Unido desde que unos islamistas locales suicidas mataron a decenas de personas en Londres en 2005.

"Nunca cederemos ante el terror o terrorismo en cualquiera de sus formas", dijo Cameron en la puerta de su oficina, en Downing Street.

"No fue sólo un ataque contra Reino Unido y el estilo de vida británico, sino también una traición al islam y las comunidades musulmanas que han dado tanto a nuestro país. No hay nada en el islam que justifique este acto totalmente atroz".

Los dos hombres usaron un coche para atropellar al soldado aún no identificado cerca de los barracones de Woolwich en el sureste de Londres el miércoles por la tarde y trataron de decapitarlo con un hacha de carnicero y cuchillos, dijeron testigos, antes de decir a los transeúntes que actuaban en venganza por las guerras británicas en países musulmanes.

Un dramático vídeo filmado por un testigo apenas minutos después del asesinato mostró a un hombre con las manos cubiertas de sangre, y acento local, pidiendo disculpas por llevar a cabo su acción delante de mujeres, pero justificando su base religiosa.

"Juramos por el todopoderoso Alá que nunca dejaremos de luchar contra ustedes. La única razón por la que hacemos esto es porque hay musulmanes que mueren cada día", dijo. "Este soldado británico representa el ojo por ojo, diente por diente", declaró.

El ataque, que se produjo sólo un mes después de los atentados en el maratón de Boston, revivió los temores a los denominados "lobos solitarios". Estos puede que no hayan tenido contacto directo con Al Qaeda pero se inspiran en clérigos radicales y webs de islamistas, algunas de las cuales instan a la gente a atacar objetivos occidentales con todos los medios a su alcance.

Las imágenes impactantes del asesino cubierto de sangre instando a los británicos a derrocar a su Gobierno o correr el riesgo de que sus hijos sufran un destino similar al soldado muerto, que yacía a sólo unos metros de distancia, acaparaba las portadas de toda la prensa.

"Me disculpo con las mujeres que tuvieron que ser testigos de esto, pero en nuestras tierras las mujeres deben ver lo mismo. Su gente nunca estará a salvo. Cambien a su Gobierno. A ellos no les importan", dijo el hombre antes de cruzar la calle y conversar de forma casual con el otro atacante.

La policía dijo que había registrado una casa en el este de Inglaterra donde se cree que vive el padre de uno de los atacantes.

IRAK, AFGANISTÁN

El incidente ocurrió en Woolwich, en el sureste de la capital británica, un distrito de clase trabajadora de Londres que durante mucho tiempo ha tenido vínculos con el Ejército.

La víctima vestía una camiseta que decía "Help for Heroes" (Ayuda a los héroes), el nombre de una entidad benéfica formada para ayudar a veteranos de guerra heridos. Reino Unido ha tenido tropas desplegadas en Afganistán desde 2001 y tuvo efectivos en Irak entre 2003 y 2009.

Antes de ser acuchillado hasta la muerte, el hombre fue arrollado por un coche azul que luego chocó contra un poste de luz. Los agresores actuaron a plena luz del día en la ajetreada calle residencial de Woolwich.

Varios testigos dijeron que los atacantes gritaron "Dios es el más grande" en árabe mientras apuñalaban a la víctima y trataban de decapitarla. En el lugar se encontró una pistola.

Algunos testigos corrieron a ayudar a la víctima y una mujer trató de hablar con uno de los atacantes para calmarlo.

"Tenía lo que parecían herramientas de carnicero: una pequeña hacha, para cortar huesos, y dos cuchillos grandes. Dijo: 'Apártate del cadáver'" declaró Ingrid Loyau-Kennett según la citaron medios locales.

"Dijo: 'Lo maté porque mató a musulmanes y estoy harto de que la gente mate musulmanes en Afganistán".

/Por Guy Faulconbridge y Michael Holden/

Vote:
|| || || || |
Resultado:
274 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.