Herramientas para el texto

Cientos de muertos y desaparecidos al naufragar un barco en Lampedusa

4 de Octubre de 2013

PALERMO (Reuters) - Más de 300 personas se ahogaron o se temen que hayan muerto después de que una embarcación llena de inmigrantes africanos se incendiase y hundiese el jueves en la costa de la isla siciliana de Lampedusa, en uno de los peores desastres de la afluencia de inmigrantes a Europa.

Reuters


REUTERS/Nino Randazzo/ASP press office/Handout via Reuters

Se cree que el barco de 20 metros que transportaba alrededor de 500 personas, la mayoría eritreos y somalíes, se hundió a menos de un kilómetro de la cosa después de declarares un incendio a bordo, provocado por un pánico general que hizo naufragar la nave.

El incidente ocurrió cuando se paró el motor del barco procedente del puerto libio de Misrata y empezó a entrar agua, dijo el ministro del Interior italiano, Angelino Alfano.

La gente que iba dentro incendió una sábana para pedir ayuda, pero alcanzó el combustible del barco.

"Una vez que comenzó el incendio, la gente entró en pánico y todo el mundo se movió hacia un lado, provocando el naufragio", dijo en rueda de prensa.

Los cadáveres rescatados del agua iban siendo depositados a lo largo del muelle mientras los barcos guardacostas traían más víctimas.

"Es horrible, como un cementerio, todavía los siguen trayendo", dijo Giusi Nicolini, la alcaldesa de Lampedusa, la pequeña isla que está en el centro del problema de la migración a Europa.

Barcos de pesca y guardacostas rescataron a 151 personas durante la mañana a última hora de la tarde recuperaron 104 cadáveres, incluidos tres niños y dos mujeres embarazadas. Pero los buzos habían visto decenas más atrapados en el barco hundido.

"Están todos muertos seguro", dijo Domenico Colapinto, un pescador local cuyo barco rescató a 18 supervivientes por la mañana. "Ahora ya no quedará nadie vivo porque cuando les recogimos ya estaban agotados", dijo a la cadena Sky TG24 al caer la noche.

La tragedia ocurrió solo cuatro días después de que otros 13 inmigrantes se hundieran al naufragar su embarcación en aguas del este de Sicilia, y el presidente italiano Giorgio Napolitano dijo que se necesitaba la acción de la Unión Europea para acabar con "una sucesión de masacres de gente inocente".

El año pasado, casi 500 personas se dieron por muertas o desaparecidas al intentar cruzar desde Túnez a Italia, dijo una fuente de ACNUR, la agencia de Naciones Unidas para los refugiados. Los sirios que huyen de la guerra civil se han añadido a esas cifras.

Un pesquero dio la voz de alarma a alrededor de las 7:20 de la mañana (05:20 GMT) y empezó a rescatar a gente del agua, hasta que llegaron los guardacostas.

Alfano dijo que el barco llevaba entre 400 y 500 inmigrantes, la mayoría de Eritrea o Somalia, y procedía de la localidad libia de Misrata.

"Si hubieran podido utilizar un teléfono, se podrían haber salvado", dijo.

TRAGEDIA SIN FIN

La búsqueda de supervivientes y víctimas continuaba dentro de un radio de cuatro millas náuticas, en unas aguas de unos 30-45 metros de profundidad. Los equipos de rescate estudiaban extender el radio a lo largo del día, por si los cuerpos hubieran sido arrastrados más lejos por las corrientes, dijo.

Antonio Guterres, de ACNUR, elogió los esfuerzos del rescate, pero dijo: "Estoy consternado por el fenómeno mundial creciente de los inmigrantes y personas que huyen de conflictos o persecuciones para perecer en el mar".

Miles de inmigrantes africanos desesperados llegan cada año a Italia en frágiles embarcaciones abarrotadas, y muchos llegan a Lampedusa, una isla minúscula a solo 113 kilómetros de la costa de Túnez.

El papa Francisco, que visitó la isla en julio en su primer viaje papal fuera de Roma, dijo que sentía un "gran dolor" por las "numerosas víctimas de esta última tragedia de un naufragio en Lampedusa".

"La palabra que me viene a la mente es 'vergüenza'", dijo Francisco en declaraciones improvisadas después de un discurso en el Vaticano.

El flujo de inmigrantes es un problema humano y político para el Gobierno de Italia. Cerca de 15.000 personas llegaron a Italia y Malta - 13.200 y 1.800, respectivamente - por mar el año pasado, según ACNUR. Miles más han llegado este año.

Los inmigrantes que llegan a Italia pueden solicitar asilo. Muchos de ellos reciben la orden de salir del país, pero a menudo se escapan de las autoridades para convertirse en inmigrantes ilegales en Italia o en cualquier otra parte de la Unión Europea.

Italia ha presionado a la UE para que dé más ayuda para luchar contra una crisis que dice afecta a todo el bloque.

"Este no es un drama italiano, es un drama europeo", dijo Alfano.

"Lampedusa ha de considerarse la frontera de Europa, no la frontera de Italia".

Vote:
|| || || || |
Resultado:
267 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.