El Rincón de Reuters

EEUU busca un acuerdo elusivo para evitar una debacle de deuda

28 de Julio de 2011

WASHINGTON (Reuters) - Los líderes republicanos y demócratas trabajaban en privado el miércoles en un pacto para evitar un devastador impago de Estados Unidos, tratando de llegar a un acuerdo de último minuto a partir de planes rivales que tienen pocas opciones de ser aprobados en el Congreso.

Reuters


Con los mercados financieros cada vez más nerviosos, la Casa Blanca dijo que no ve alternativa a alcanzar un acuerdo para elevar el límite de endeudamiento del Gobierno antes del 2 de agosto, para permitir que la mayor economía del mundo pueda seguir pagando sus cuentas.

"La gente sigue buscando vías de salida. No existen", aseguró a periodistas el portavoz de la Casa Blanca Jay Carney, agregando que el gobierno estaría "corriendo con lo justo" tras dicha fecha, a menos que se eleve el límite de deuda.

Incluso si se llega a un acuerdo para subir el tope de la deuda de 14,3 billones de dólares, un plan de presupuesto que se aleje de los profundos recortes en el déficit podría resultar en una rebaja crediticia de la máxima nota "AAA" que ostenta Estados Unidos, lo elevaría los costos de préstamos para el país y podría provocar un caos financiero en todo el mundo.

Los intentos fallidos para superar el estancamiento están pesando sobre los mercados. Junto a la incertidumbre, Wall Street ha sido golpeado por débiles ganancias y datos económicos opacos, sufriendo su peor día en ocho semanas.

"El mercado está comenzando a mostrar una verdadera preocupación en términos de una moratoria. No creo que vaya a ocurrir (... pero) ¿Nos dirigimos hacia una rebaja de calificación de deuda? Eso es una posibilidad más cierta cada día que pasa", dijo Peter Cardillo, jefe de mercados de Avalon Partners en Nueva York.

El dólar de Estados Unidos se recuperó después de una venta generalizada esta semana, pero desde Japón a Francia se discutía sobre cómo una crisis de confianza en la solvencia de Estados Unidos podría contagiar a la economía internacional.

Inversores preocupados cambiaron sus fondos al oro y el franco suizo, tradicionalmente refugios que han alcanzado precios récord en comparación al dólar.

El Tesoro de Estados Unidos presentará un plan en los próximos días sobre cómo operará el Gobierno si se supera el plazo límite del 2 de agosto.

Los líderes en la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, y el Senado con mayoría demócrata lucharon por encontrar un terreno común, pero las complicaciones con sus distintos planes opuestos que compiten por imponerse, podrían enviar al suelo los intentos para lograr un compromiso.

"Van a tener que asegurarse de que tienen un paquete de recortes que pueda ser aprobado en ambas cámaras -Va haber un trabajo duro ahí", dijo el asesor de la Casa Blanca David Plouffe, en el programa "NewsHour" de PBS.

El líder demócrata Harry Reid, el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, el máximo republicano del Congreso y el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, han estado hablando sobre cómo avanzar en las negociaciones, según varios congresistas.

El presidente Barack Obama, un demócrata, se opone a un plan de Boehner de dos etapas debido a que extendía la autoridad de endeudamiento, pero sólo temporalmente, arriesgando a que se repita la disputa antes de las elecciones presidenciales de noviembre de 2012, cuando buscará su segundo mandato.

"PONGANSE EN FILA"

Boehner, que enfrenta un motín de los congresistas republicanos alineados con el movimiento Tea Party de tendencia fiscal conservadora, ha estado buscando fervientemente respaldo para una votación del jueves sobre su modificado proyecto de ley de reducción del déficit. Se espera que sea una votación reñida.

En una reunión por la mañana, pareció lograr el apoyo de varios congresistas vacilantes cuando les dijo "Pónganse en fila" detrás de lo que describió como la mejor opción para conseguir los profundos recortes al gasto que los republicanos desean.

Reid dijo que el plan de Boehner estaría muerto desde un comienzo en el Senado de 100 miembros. El miércoles, 53 senadores -los 51 demócratas y los dos independientes que suelen votar con ellos- firmaron una carta dirigida a Boehner en la que le informan que no apoyarán su proyecto.

Pero la posición de negociación de Boehner se podría fortalecer si su medida consigue los 217 votos necesarios en la Cámara de Representantes. Si no, Boehner resultaría debilitado y su cargo podría estar en juego.

Asesores demócratas del Senado dijeron que esperan que el apoyo aumente en favor del plan de una etapa de Reid, que es apoyado por Obama, si el proyecto de Boehner no tiene suerte, ya sea en el Senado o en la Cámara.

Si el Congreso no eleva el techo de la deuda, Estados Unidos podría caer en una suspensión de pagos, haciendo subir los costos para el Gobierno y los consumidores. La mayor economía del mundo, que vive una lenta recuperación, podría volver a la recesión, complicando a la economía global.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
102 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Comente este contenido

Comenta el artículo

  • Legal Today le informa que los mensajes están sujetos a moderación
  • Legal Today no se responsabiliza ni comparte necesariamente las opiniones expresadas por sus lectores
  • Legal Today excluirá los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes y los de índole publicitaria.

Sin comentarios

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.