Herramientas para el texto

El amago de regreso de Aznar sacude la vida política española

22 de Mayo de 2013

MADRID (Reuters) - Los casos de corrupción, los más de seis millones de parados, la cumbre europea o el nuevo proyecto de ley del Gobierno para sacar a España de la crisis pasaron el miércoles a un segundo plano frente a unas declaraciones del ex presidente José María Aznar que dejan abierta la puerta a una posible vuelta a la política activa.

Reuters


REUTERS/Sergio Pérez

En una entrevista en televisión el martes por la noche, el ex presidente del Gobierno entre 1996 y 2004, el primer político conservador que llegó a La Moncloa tras la restauración de la democracia en España, fue muy crítico con la gestión del Ejecutivo de su partido, del que es presidente de honor.

"Nunca he eludido mi responsabilidad. Cumpliré con mi responsabilidad, con mi conciencia, con mi partido y con mi país, con todas sus consecuencias. No tenga usted ninguna duda de ello", dijo el presidente de honor del PP cuando fue preguntado por sus ambiciones políticas.

Una hipotética vuelta de Aznar, de 60 años, podría poner el jaque el liderazgo de su heredero en el partido y actual presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, que gobierna con mayoría absoluta desde diciembre de 2011 pero cuya imagen se ha erosionado por la crisis, la adopción de medidas impopulares y el incumplimiento de promesas electorales.

La división de opiniones quedó patente el miércoles cuando representantes de todo el espectro político, incluido el Partido Popular y el Gobierno, comentaron y discreparon sobre la posibilidad del regreso del ex mandatario, cuya figura sigue despertando pasiones y levantando ampollas casi una década después de su salida del poder.

Aznar instó el martes al Gobierno, que tiene mayoría absoluta, a llevar a cabo una profunda reforma fiscal que incluya una rebaja de impuestos, y adopte medidas para crear empleo. Además, urgió a su partido a tener "un proyecto político claro".

"No se puede bajar los impuestos, las añoranzas melancólicas las dejo para otro día", dijo el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, cuando fue preguntado al respecto en el Congreso el miércoles.

Las críticas a la gestión del Ejecutivo de Mariano Rajoy, a quien él mismo eligió a dedo tras decidir no presentarse a un tercer mandato en 2004 acapararon las portadas de la prensa nacional al día siguiente y fueron usadas por la portavoz de la oposición, la socialista Soraya Rodríguez, en la sesión de control al Gobierno.

"Ustedes gobiernan para una minoría, pero además, su Gobierno está cada vez más desorientado y aislado, no escuchan ni a la oposición, ni a la sociedad ni a su propio partido. Su presidente de honor, José María Aznar, dice que no ve proyecto político en su gobierno", dijo.

EN DEFENSA DE RAJOY

La vicepresidenta primera del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ante las preguntas de los periodistas, se limitó a decir que el Ejecutivo agradece todas las aportaciones que puedan ayudar al país a salir de la crisis.

"Estamos viviendo un momento muy difícil. Este Gobierno está trabajando para sacarlo adelante. Ahora mismo vamos a discutir (...) el próximo proyecto del Gobierno, la ley de emprendedores (...) y agradecemos especialmente todas las aportaciones que se puedan hacer para que este país vuelva a crear empleo y crecer", dijo en los pasillos del Congreso de los Diputados.

Entre filas 'populares', el ministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón o el portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, dijeron respetar las palabras de Aznar, pero otros altos cargos del partido consideraron que no era el momento oportuno para su vuelta.

"Creo que los que estuvimos con él podemos estar muy orgullosos de aquella etapa pero las cosas se van para no volver", dijo el presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada.

Rajoy, criticado por sus escasas intervenciones públicas, encontró incluso aliados poco habituales, como el diputado de Convergencia i Unió Josep Antoni Durán y Lleida.

"Creo que no le ha hecho ningún bien a Rajoy. Rajoy no se merece las declaraciones del ex presidente Aznar ayer por la noche. Aznar debe asumir que un presidente del Gobierno tiene la legitimidad de la mayoría de los ciudadanos de este país en la cámara", dijo.

Otros, como el líder de Izquierda Unida, Cayo Lara, desearon que el ex presidente no volviera y los líderes sindicales Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez tampoco consideran que una vuelta al pasado arregle los problemas del país.

"Aznar ya nos dejó una herencia en este país. Dejó al país en una guerra y las consecuencias tan dramáticas que vinieron después. No debería volver a la primera línea de la política porque volvería a repetir historias y etapas anteriores. Está bien donde está y le deseo muchos éxitos en las FAES", dijo Lara.

/Por Emma Pinedo/

Vote:
|| || || || |
Resultado:
244 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.