23 de Octubre de 2017 | 02:25
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

El Brexit añade otro quebradero de cabeza al ya frágil crecimiento mundial

24 de Junio de 2016

SÍDNEY (Reuters) - La conmoción provocada por la decisión británica de salir de la UE se dejaba notar en todo el mundo el viernes, provocando una tormenta en los mercados financieros que podría tardar tiempo en amainar y retrasaría las expectativas de una recuperación del comercio mundial.

Reuters

REUTERS/Reinhard Krause

La caída de la libra esterlina a un mínimo de 30 años mostraba como la votación a favor de la salida de Reino Unido de la UE ha sido una herida autoinfligida, pero las víctimas colaterales económicas podrían llegar mucho más lejos.

"La economía global era frágil antes, y ahora lo es más", dijeron economistas de Citi en un informe.

Los mercados, a los que la decisión llegó con la guardia baja, retrasaban las expectativas de una subida de tipos de interés de la Reserva Ferderal de EEUU y se mantenían a la espera de saber si el Banco de Inglaterra y otros bancos centrales aplicarían políticas para apuntalar sus economías.

"En la economía real, el PIB global definitivamente se va a ver afectado; también el PIB estadounidense, el japonés, ¡los PIB de todo el mundo!", dijo Bob Takai, presidente de Sumitomo Corp Global Research en Tokio.

"Por lo tanto creo que va a ser difícil para la Fed subir los tipos. Ninguna subida de tipos este año y puede que la Fed tenga que repensar toda su política monetaria".

Japón, que quiere un yen más débil para salir de la recesión, sintió el impacto inmediatamente.

El yen, considerado como una divisa refugio, subió a más de 100 por dólares hasta su nivel más alto en dos años y medio, mientras los mercados emergentes asiáticos también fueron duramente golpeados, con acciones y divisas cayendo.

El yuan chino descendió hasta su nivel más bajo en cinco años, mientras se esperaba que el banco central interviniera comprando dólares.

"Desde una perspectiva inversora, es lo último que la economía global necesitaba por la incertidumbre que va a añadir en lo que ya es un año volátil", dijo Savanth Sebastian, una economista de Comsec en Sídney.

Las ganacias del yen intensificaron las preocupaciones de los responsables japoneses, que querían una moneda débil para impulsar las exportaciones y una economía golpeada por la deflación.

Hasta ahora, Japón ha sido incapaz de contar con el apoyo de otros grandes países, como Estados Unidos, a la hora de intervenir para debilitar el yen.

No está claro si eso cambiará a pesar de que Tokio ya dio señales el viernes de estar preparado para actuar.

"Estoy extremadamente preocupado por el riesgo que (el Brexit) tiene en la economía global, financiera y en los mercados de divisas", dijo el ministro de Finanzas japonés Taro Aso.

"Es extremadamente importante asegurar el crecimiento en la economía global, al igual que mantener la estabilidad financiera y monetaria".

Una acción unilateral de los japoneses conllevaría el riesgo de iniciar devaluaciones competitivas de economías rivales con gran peso de las exportaciones, que lucharían por aumentar su cuota de mercado en un momento en el que el comercio mundial se ralentiza.

"NO ES UN MOMENTO LEHMAN"

La agencia de rating Standard & Poor's dijo que probablemente Reino Unido perdiese su calificación de AAA, informó el diario Financial Times, y economistas dijeron que si la transición, incluidas las negociaciones de acuerdos de comercio con la UE y otros países, no era suave Reino Unido se arriesgaba a entrar en recesión el año que viene.

Pero a pesar del nerviosismo en los mercados, muchos dijeron que la votación británica no era un momento equivalente al derrumbe en 2008 de Lehman Brothers que pudiese llevar a la economía global a una nueva crisis.

"Los mercados financieros probablemente reaccionen de una manera agresiva esta mañana y el mundo ha cambiado, pero desde una perpectiva de mercado este no es un momento sistémico como el de Lehman", dijeron analistas de Exane BNP en un informe.

"Es en la política donde está la mayor incertidumbre ahora, y la respuesta del banco central también es importante".

Uno de los mayores retos para Reino Unido sera alcanzar por sí solo acuerdos comerciales en un periodo de tiempo de unos dos años para gestionar su retirada, dado que este tipo de negociaciones suele llevar mucho más tiempo.

"Estos procesos y sus posibles resultados podrían mantenerse sin resolver durante años, pesando enormemente en la confianza económica e inversora durante el intervalo y deprimiendo la producción", dijo el Fondo Monetario Internacional en un informe la semana pasada antes de la votación, añadiendo que potencialmente podría llevar a Reino Unido a una recesión.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
119 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • ARANZADI FUSION

    ARANZADI FUSIÓN

    Una respuesta INTEGRAL a tus necesidades de información legal y de gestión de tu despacho.

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar