Herramientas para el texto

El nuevo salto del recibo de la luz cuestiona la reforma energética

20 de Diciembre de 2013

MADRID (Reuters) - La marejada desatada el jueves con el resultado de una subasta mayorista de electricidad que apuntó a una subida de la factura de la luz de al menos el 10 por ciento llevó al ministro de Industria español a denunciar públicamente supuestas manipulaciones y pedir a Competencia una investigación de urgencia antes de validar el resultado.

Reuters


REUTERS/Javier Barbancho

"El precio de la subasta ha sido muy superior a los precios futuros que el pool había ido marcando a lo largo de las últimas semanas y, como es algo inaceptable, el Gobierno ha solicitado formalmente a la Comisión de Competencia que abra una investigación formal en torno a todas las circunstancias que han rodeado a esta subasta por ver si ha podido haber manipulación, si no ha habido transparencia y si no ha habido competencia", dijo José Manuel Soria.

El precio de la subasta del jueves - que se fija como base para la parte no regulada del recibo de la luz - apuntó a una subida de al menos un 10 por ciento y ahondó en los interrogantes sobre la ambiciosa reforma energética en la que el Gobierno ha trabajado estos dos últimos años y que no ha logrado los objetivos de proteger al consumidor y taponar el denominado déficit de tarifa.

En espera de conocer el resultado de la investigación, que Soria dijo que estaría lista en las próximas 24 horas, el Congreso se prepara para validar esta tarde la reforma tras las enmiendas de última hora introducidas en el Senado.

Pese a la sorpresa mostrada por Soria, la subasta Cesur entre grandes comercializadoras eléctricas no hizo más que confirmar las sombrías señales que estaba enviando el mercado mayorista o "pool" en las últimas semanas mediante anómalas subidas de precios que ya estaban siendo investigadas a instancias de Industria.

"La vigesimoquinta subasta CESUR arroja un incremento en el precio de la energía del 26,5 por ciento ... Este resultado podría propiciar un alza de la Tarifa de Último Recurso (TUR) del 10,5 por ciento a partir de enero, a lo que se sumará la subida de los peajes de acceso anunciada por el ministro de Industria", dijo una fuente conocedora del resultado.

Pese a haber insistido en el pasado reciente en que el Gobierno evitaría intervenir en la parte regulada del recibo, José Manuel Soria se vio obligado a anunciar esta misma semana que los peajes van a subir en hasta un 2 por ciento para ir cubriendo a través de la factura el déficit de tarifa de 3.600 millones de euros que también aflorará en 2013.

Además de llevar a varias empresas cotizadas a revisar su estrategia, provisionar actividades en el sector o incluso suspender dividendos, la errática política energética del Gobierno popular está despertando fuertes críticas y dudas sobre su eficacia en distintos ámbitos de la sociedad.

"La reforma eléctrica, antes de aprobarse, ya se demuestra totalmente ineficaz para atajar el déficit de tarifa y garantizar un precio justo para los consumidores, que ven cómo cada vez es más complicado afrontar el recibo de la luz", dijo el jueves la asociación de consumidores ADICAE.

En una reciente entrevista con Reuters, el presidente de la patronal española CEOE dijo que los altos costes de energía en España, de los más elevados de la Unión Europea, podrían acabar por convertirse en un verdadero problema.

"Ha sido un error detrás de otro y vamos a ver cómo acaba todo desde el punto de vista de la seguridad jurídica, pero me temo que va a acabar mal para el sistema en su conjunto", dijo Juan Rosell. "La politización de la legislación eléctrica en los últimos años da resultados muy dañinos".

Durante años, los distintos Gobiernos españoles han utilizado el precio de la luz como herramienta política y han modificado los peajes según su conveniencia para evitar abruptas subidas de la luz, generando un importante agujero financiero conocido como déficit de tarifa, que se acerca a los 30.000 millones de euros y supone una deuda de los consumidores con las eléctricas cuyo pago es avalado por el Estado.

TARIFAZO EN MAL MOMENTO

La fuerte subida de la luz en enero representa un auténtico "tarifazo" para los consumidores españoles, en un momento en el que la recuperación económica es todavía incipiente y el consumo sigue débil en un país con una tasa de desempleo del 26 por ciento.

En las redes sociales la noticia corría el jueves como la pólvora y asociaciones de consumidores valoraban el impacto que tendrá en los bolsillos de los ciudadanos.

De acuerdo con los cálculos de Adicae, los hogares con un consumo moderado podrían pagar unos 90 euros más al año, mientras que para los que tengan calefacción eléctrica el incremento será de más de 150 euros con respecto a 2012.

Asgeco, otra asociación de consumidores, lamentó que los usuarios sean los que acaben pagando la "no reforma" y recordó que cada vez más hogares no pueden cubrir adecuadamente sus necesidades energéticas por los altos precios de la electricidad.

"Cada día más familias caen en una verdadera pobreza energética por no poder hacer frente a las terceras tarifas más caras de la UE después de Chipre e Irlanda".

En Twitter, el "tarifazo" era recibido con indignación, pero también con ironía tras las declaraciones contradictorias del Gobierno acerca del recibo en las últimas semanas.

"La luz subirá un 11 por ciento. Enhorabuena a los premiados", señalaba la revista satírica Mongolia en su cuenta oficial. O "La inocentada de Soria y Montoro", tuiteaba el director del diario "El Mundo", Pedro J. Ramírez.

SUBASTA ENVENENADA

La subasta Cesur, que se realiza trimestralmente y supone alrededor del 35 por ciento del recibo, arrojó un fuerte alza de casi el 30 por ciento a 61,83 euros por megavatio y hora en el producto base y del 18,5 por ciento a 67,99 euros MWh en el producto punta.

El resultado de la subasta se ha producido en un clima de crispación y controversia en el sector eléctrico, especialmente tras una espectacular subida en los precios de mayoristas de este mes de diciembre que comenzó tras conocerse que el Gobierno retiraba las partidas presupuestarias que iban a permitir neutralizar este año el denominado déficit de la tarifa eléctrica.

Desde que el pasado 29 de noviembre el Gobierno descartase una aportación de 3.600 millones de euros al sector eléctrico, el precio del "pool" ha experimentado una subida de más del 60 por ciento, llegando a superar los 90 euros por megavatio, frente a la media de el entorno de 45 euros en lo que va de año.

El "pool" fija el precio de la energía diario mediante un sistema de subasta y cada tres meses la subasta Cesur fija el precio de la electricidad para el recibo regulado, la antigua tarifa de último recurso (TUR).

Vote:
|| || || || |
Resultado:
284 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Dúo

    Dúo

    Contarás con el equilibrio perfecto entre las ventajas del papel y el formato electrónico. Tus obras estarán integradas con nuestras soluciones digitales: podrás realizar saltos directos entre ellas. Podrás interactuar con el contenido: copiar, pegar, subrayar e introducir anotaciones.

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.