27 de Mayo de 2017 | 12:34
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

El PSOE elige a Ciudadanos para una difícil formación de Gobierno

24 de Febrero de 2016

MADRID (Reuters) - El Partido Socialista y Ciudadanos alcanzaron el martes un principio de acuerdo para la investidura del líder socialista como nuevo presidente, aunque el objetivo podría verse frustrado si no son capaces de convencer a otras fuerzas, actualmente lejanas a sus pretensiones.

Reuters

REUTERS/Susana Vera

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, aceptó la propuesta de Ciudadanos de iniciar una reforma urgente de la constitución para una regeneración democrática que podría encajar en las pretensiones de otros partidos y que no entra en el pantanoso tema de las soberanías.

ADVERTISING

Las medidas solicitadas por Ciudadanos y aceptadas expresamente por Sánchez buscan la supresión de los aforamientos, reducir a la mitad el número de firmas para las iniciativas populares, avanzar en la despolitización de la justicia, suprimir las diputaciones y limitar los mandatos al frente del Gobierno a ocho años.

Los 90 escaños del PSOE y los 40 de Ciudadanos no serían suficientes para avalar la investidura de Sánchez, que presentará su propuesta a los 350 diputados que componen la Cámara el próximo uno de marzo.

Son precisamente los detalles no desvelados del acuerdo en materia económica o social o la negativa férrea del PSOE a iniciar los trámites para un referéndum en Cataluña las que podrían alejar a otros partidos e impedir la investidura.

"Las propuestas de este principio de acuerdo son incompatibles con las exigencias de Podemos", admitió el vicesecretario de Ciudadanos, José Manuel Villegas.

El diputado de C's también reconoció que, tras un encuentro con el Partido Popular, el partido que gobierna en funciones se limitó a reiterar su oferta de un gran gobierno de coalición liderado por el actual presidente Mariano Rajoy con Ciudadanos y el PSOE.

"Les hemos llamado a participar, ellos de nuevo nos han trasladado el documento que nos hicieron llegar (...) creemos en todo caso que si al final se concreta ese acuerdo (...) muchas de esas medidas serían perfectamente asumibles por el Partido Popular y, en todo caso, por la mayoría de sus votantes", dijo Villegas.

Sánchez anunció la convocatoria para mañana mismo de la Ejecutiva del Comité Federal del PSOE para someter a la consideración de las bases el acuerdo con Ciudadanos. "Mañana será un día importante", dijo.

Ciudadanos, que esta mañana había lanzado el guante a Sánchez al emplazar al PSOE a aceptar en horas su propuesta de reforma, dijo que esperaba rubricar el "principio de acuerdo" en breve, y también convocó a su ejecutiva para el miércoles por la mañana.

ARITMÉTICA IMPOSIBLE

Para ser investido presidente, Sánchez se someterá el 2 de marzo a una votación en la que necesita una mayoría absoluta, prácticamente imposible y, ya en una segunda ronda el 5 de marzo podría ser elegido con mayoría simple, es decir, consiguiendo más votos a favor que en contra.

El PSOE y Ciudadanos con sus 130 de los 350 votos del Congreso necesitarían al menos la abstención de 91 diputados.

"No es un acuerdo de gobierno ni de investidura, simplemente porque no dan los números, solo dan los números si se suma el Partido Popular", dijo Pablo Iglesias, líder de Podemos que aseguró que votaría "no" a esa alternativa de gobierno y que se mostró esperanzado en poder construir todavía una alternativa de "progreso" mientras sigue negociando con PSOE y fuerzas de izquierda.

"Hay un hecho que me permite ser optimista. Solo hay una posibilidad de que Pedro Sánchez sea presidente del gobierno y es como presidente de un gobierno de coalición", dijo.

El PSOE, que negocia de forma paralela con Podemos (65 diputados con sus confluencias), Compromis (4) e Izquierda Unida y Unidad Popular (2), estaría abocado a fracasar en la investidura si estos grupos votasen en contra, aunque el PNV, que ha manifestado la posibilidad de apoyar una investidura, apoyase con sus seis escaños.

"Me parece un anuncio muy voluntarioso, pero por este camino creo que no hay posibilidades", dijo el portavoz de Democracia y Libertad, Francesc Homs, tras dejar claro que su grupo, al igual que ERC - ambos exigen un referéndum para la independencia de Cataluña - votarán en contra de la investidura.

El PP, con sus 123 diputados, insiste en su propuesta de gran coalición liderada por Rajoy e incluso no descarta someterse a la investidura si Sánchez fracasa después de que el PSOE haya rechazado tajantemente cualquier posibilidad de acercamiento.

La eventualidad de un cambio de opinión que llevase al PP a abstenerse y permitir la coalición en un gobierno controlado por Sánchez ya tiene nombre para algunas fuerzas de izquierda, como Podemos, que se refieren a esta hipótesis como un "acuerdo de coalición en diferido".

"O entra el Partido Popular, o no dan los números", insistió Iglesias añadiendo que seguirá negociando con Compromís, IU y PSOE la "formación de un gobierno progresista".

Vote:
|| || || || |
Resultado:
205 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.