Herramientas para el texto

El PSOE exige la dimisión de Mariano Rajoy por escándalo de corrupción

4 de Febrero de 2013

MADRID (Reuters) - El líder del Partido Socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, pidió el domingo la dimisión del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por el escándalo de corrupción de las cuentas del ex tesorero del partido Luis Bárcenas que ha provocado indignación y alarma social en el país.

Reuters


REUTERS/Susana Vera

Los socialistas creen que Rajoy no está capacitado para sacar a España de la crisis tras perder su credibilidad a raíz de la publicación en los medios de una supuesta contabilidad B del gobernante Partido Popular durante años en la que figura entre otros el nombre del presidente.

"Rajoy se ha convertido en un problema para España (...) No puede dirigir un país en un momento delicado como este, por eso pedimos su dimisión", dijo Rubalcaba en una declaración institucional, tras analizar con destacados dirigentes del partido la declaración de Rajoy del sábado en la que negó haber recibido o pagado dinero negro jamás.

"Su permanencia al frente del Gobierno no va a permitir superar la crisis política, más bien al contrario, la va a agravar", dijo Rubalcaba, tras señalar que Rajoy no dio explicaciones sobre las graves acusaciones que pesan contra él.

En su declaración, Rajoy dijo que todo lo que se había publicado era falso y que no tenía nada que ocultar, y anunció la publicación de sus declaraciones de la renta y patrimonio en la página web de la Moncloa la próxima semana.

El escándalo adquirió grandes dimensiones el jueves cuando el diario El País empezó a publicar los detalles de una supuesta contabilidad manuscrita secreta del que fuera tesorero y senador del PP Luis Bárcenas, imputado en la trama de corrupción Gürtel.

En los papeles, que se remontan 20 años atrás, aparece el nombre de Rajoy como beneficiario de cantidades anuales de más de 25.000 euros.

Rubalcaba dijo que Rajoy ya no está capacitado para pedirle sacrificios a los españoles, que soportan severos recortes que el Gobierno ha aplicado para reducir el alto déficit público que el año pasado amenazó con llevar al Estado a la bancarrota y obligarle a solicitar un humillante rescate internacional.

El líder de la oposición también dijo que la presencia de Rajoy al frente del Gobierno perjudicaba la imagen de España en el exterior.

"Pedimos que dé paso a otro presidente que pueda restablecer la fortaleza, la credibilidad y la estabilidad que necesita el país", señaló Rubalcaba, que no obstante descartó por el momento solicitar elecciones anticipadas o presentar una moción de censura al Gobierno.

Izquierda Unida pidió el sábado la dimisión de Rajoy y la convocatoria de elecciones anticipadas por el escándalo, pero también cree que el PSOE es corresponsable de la crisis y de la burbuja inmobiliaria que la provocó.

En las cuentas de Bárcenas publicadas también aparecen los nombres de la actual secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, así como de sus predecesores Javier Arenas, Francisco Álvarez Cascos y Ángel Acebes, que han negado haber recibido dinero no declarado a Hacienda.

ELECTORES HARTOS

Rubalcaba, que ha ocupado destacados puestos políticos en distintos gobiernos del Partido Socialista, no ha logrado hasta ahora capitalizar el escándalo del PP para lograr un mayor respaldo electoral para su partido, que sufrió una histórica derrota ante el PP en noviembre de 2011.

Un sondeo de opinión publicado el domingo por El País indicó que si ahora se celebrasen elecciones generales, los dos principales partidos de España estarían prácticamente empatados, sin una clara mayoría ninguno de ellos.

El sondeo de Metroscopia mostró un 23,9 por ciento de votos, el nivel más bajo desde las elecciones de 2011 y una pérdida de seis puntos con respecto al mismo sondeo del mes pasado, con un 29,8 por ciento.

El apoyo electoral para el PSOE era del 23,5 por ciento, casi igual que el 23,3% del mes pasado.

Sin embargo, el 77% dijeron que desaprobaban a Rajoy como presidente del Gobierno, mientras que un 85% tenía poco o ninguna confianza en él.

El 80 por ciento de los preguntados dijeron que los líderes del PP cuyos nombres aparecían en las informaciones de los medios como posibles receptores de 'sobresueldos' deberían dimitir.

Y casi todos los preguntados, el 96 por ciento, dijo que la corrupción estaba generalizada y no se castigaba adecuadamente, según el sondeo realizado entre el 30 y el 1 de febrero a 1.000 personas en toda España.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
343 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.