Herramientas para el texto

"Enorme preocupación" del Gobierno por la imputación de la Infanta

4 de Abril de 2013

MADRID (Reuters) - La imputación de la infanta Cristina en un caso de corrupción causa una "enorme preocupación" en el Gobierno ya que perjudica a la institución monárquica y a la imagen exterior de España, dijo el jueves el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo.

Reuters


REUTERS/Kham

"Cualquier cosa que afecte a una institución que ha sido capital en la Transición española y que es capital para el prestigio de España en el exterior, causa una enorme preocupación en el Gobierno", dijo Margallo a periodistas antes de un acto en Madrid.

"Lo que pido es que se sustancie con rapidez porque, efectivamente, beneficiar, no beneficia a la 'marca España'", agregó.

La infanta fue imputada el miércoles por el magistrado de Palma de Mallorca José Castro, que aprecia indicios de un delito de complicidad con su esposo, Iñaki Urdangarin, acusado de enriquecerse mediante el desvío de fondos públicos.

De no prosperar el recurso de la Fiscalía, la duquesa de Palma tendrá que comparecer el 27 de abril en los juzgados mallorquines, donde no estará representada por el abogado de su esposo, Mario Pascual Vives, que el jueves anunció que no se encargaría de la defesa de Cristina de Borbón.

La histórica imputación de la Infanta fue ampliamente recogida en la prensa española, que se debatía entre quienes consideran que demuestra la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley y quienes creen que las pruebas son endebles, y que el juez está poniendo en peligro una institución monárquica en horas bajas.

El tema, que monopolizaba las portadas de todos los diarios nacionales, tuvo también una gran repercusión internacional y amplia difusión en las redes sociales, al tratarse de un caso inédito en la historia de la monarquía española.

"La convocatoria judicial de Cristina de Borbón viene a confirmar que el Estado de derecho funciona en España", dijo el diario El País en su editorial, que destacó que la imputación es el único modo de que la Infanta se explique ante la justicia.

"Es imprescindible que la justicia llegue hasta el final del caso Nóos, no sólo por tratarse de un asunto grave de corrupción, sino de un escándalo que está causando un daño considerable al prestigio de la Monarquía", agregó.

La imputación de la Infanta supone un nuevo revés en los esfuerzos de la Casa Real por recuperar la confianza de los ciudadanos, cuyo apoyo en un sondeo reciente de Metroscopia ha caído al 58 por ciento desde niveles bastante superiores.

"ESTUPOR"

Mientras que El País destacó que el juez cambió de criterio tras recibir nuevos testimonios y documentos, tanto ABC, como La Razón, ambos de profundas raíces monárquicas, cuestionaban la decisión del magistrado.

La Razón dijo que producía "cierto estupor" que no se hubiera comprobado la veracidad de esos documentos, aportados a la causa por el ex socio de Urdangarin, Diego Torres, con el que el duque de Palma está enemistado a raíz de la imputación de ambos en 2011.

"No se acierta a comprender por qué el juez ha permitido este comportamiento frívolo e irrespetuoso, que raya la tomadura de pelo, pero también asombra que no haya estudiado los correos por si tuvieran manipulaciones, fueran incompletos o sacados del contexto de una conversación más amplia", dijo en su editorial.

ABC advirtió de que no conviene que los preceptos de ejemplaridad pública e igualdad ante la ley perjudiquen los "legítimos derechos a la defensa y la presunción de inocencia de la hija del Rey".

"Este es un caso que está generando una gran daño a la Corona y que requiere ser visto en su justa proporción. Si un miembro de la familia del Rey tiene que ser juzgado, que lo sea. Pero no se puede poner en tela de juicio el valor de la institución que cimienta la unidad de la nación española y su proyección internacional", agregó ABC.

No obstante, el centenario rotativo instó a la infanta a "realizar gestos explícitos e inequívocos" para asumir la gravedad de la situación y evitar que la Corona sufra un mayor deterioro del que ya ha producido la conducta "al menos irregular e inadecuada" de Iñaki Urdangarin.

El diario El Mundo, en un editorial titulado "una imputación dramatizada por su retraso" destacó que el aplazamiento de la decisión, que considera un paso natural dentro de la instrucción, sólo ha contribuido a empeorar la situación, dotándola de "especial dramatismo".

"La sensación que deja ahora la resolución de José Castro es que se han descubierto nuevos elementos incriminatorios contra ella. Nada más lejos de la realidad: la mayoría de indicios que el juez expone en el auto existían desde un principio, y apenas hay referencias a lo largo de los más de 15 folios de su escrito a los nuevos correos aportados por (el ex socio de Urdangarin) Diego Torres".

El Mundo destacó que la imputación llega en el peor momento para la monarquía y criticó la reacción de la Casa del Rey - que mostró "sorpresa" por el cambio de opinión del juez - indicando que hubiera sido preferible que hubiera transmitido su confianza en la imparcialidad de la justicia.

No obstante, el diario de Unidad Editorial, consideró que los indicios contra Cristina de Borbón son endebles, por lo que "difícilmente habrá razones para sentarla en el banquillo".

José Castro, infanta Cristina o Nóos fueron algunas de las tendencias más populares en Twitter en las horas posteriores a la imputación de la hija del Rey, incluso hasta bien entrado el jueves.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
299 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.