23 de Marzo de 2017 | 07:07
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

La autoridad de la UE se deteriora como reacción al "brexit"

5 de Julio de 2016

ATENAS (Reuters) - La autoridad de la Unión Europea se está desgastando ante el desafío de gobiernos y políticos a las decisiones de la UE y las críticas a la "burocracia de Bruselas" a raíz de la votación británica a favor de abandonar el bloque de 28 naciones.

Reuters

REUTERS/Francois Lenoir

El presidente checo y algunos de los candidatos a la presidencia francesa han pedido realizar sus propias consultas sobre la pertenencia comunitaria europea, aunque no está previsto un plebiscito de este tipo en un futuro próximo.

Los ataques verbales sobre el papel de la Comisión Europea y el Parlamento Europeo desde la conmoción causada por el referéndum británico hace casi dos semanas parecen más bien un intento de calmar a la opinión pública interna que un esfuerzo concertado para despojar a Bruselas de sus principales competencias.

Sin embargo, estas críticas podrían debilitar aún más la legitimidad de las instituciones comunes de la UE a los ojos de los ciudadanos.

Francia, que se enfrenta a una elección presidencial el próximo año, ha amenazado con dejar de obedecer las reglas de la UE sobre los trabajadores desplazados de un estado miembro a otro, ya que considera que desaparecen empleos para los nativos.

El presidente Francois Hollande ha exigido también la reescritura de las reglas y restricciones sobre ayudas estatales a la industria para permitir la creación de "campeones europeos".

El primer ministro socialista Manuel Valls dijo el domingo que la regulación de la UE que permite a las empresas pagar a los trabajadores desplazados menos que a sus colegas locales debe cambiarse pronto o París dejará de aplicarla.

En la actualidad las empresas no están obligadas a pagar a los trabajadores desplazados más del salario mínimo del país de destino -a menudo, muy inferior al salario medio en el sector- y pagan contribuciones sociales en sus sistemas de seguridad social del país de origen que suelen ser muy inferiores a las de Europa Occidental . Los gobiernos de Europa central y oriental se oponen a tomar medidas para reducir la brecha.

"Debe haber una igualdad de trato hacia arriba para luchar contra el 'dumping' social", dijo Valls.

Asustado por la oleada de apoyo a la eurófoba Marine Le Pen, el candidato conservador Alain Juppé pidió el lunes un nuevo equilibrio de poder entre Bruselas y los estados miembros y que se detenga la ampliación de la UE, poniendo fin a la solicitud de adhesión de Turquía. Juppé pidió la semana pasada un referéndum sobre una "nueva Europa".

Italia exige un relajamiento de la nueva regulación de la UE que hace que accionistas, tenedores de bonos y depositantes carguen con las pérdidas de los bancos en quiebra antes de los contribuyentes.

"TECNOCRACIA SIN ALMA"

El primer ministro italiano Matteo Renzi, que ha luchado para modificar las reglas de déficit presupuestario de la UE y ahora pretende inyectar miles de millones de euros en los bancos con problemas de su país si es necesario para reforzar sus balances, dijo el lunes que la UE estaba dirigido por "una tecnocracia sin alma" .

También se opuso a las sanciones contra los miembros del sur del continente España y Portugal por violar los límites de déficit de la UE el año pasado, una cuestión que debe analizar la Comisión el martes como parte de los esfuerzos de Alemania por mantener las normas presupuestarias, incumplidas con frecuencia.

Los bancos italianos cargan con 360.000 millones de euros de préstamos fallidos y sus cotizaciones en bolsa se han hundido tras la votación del "brexit". Roma está en conversaciones con la Comisión Europea para desarrollar un plan de recapitalización de sus entidades financieras con dinero público para limitar las pérdidas de los inversores bancarios.

Los ministros holandeses y alemanes han atacado a la decisión de la Comisión de que el Parlamento Europeo pueda aprobar un acuerdo comercial con Canadá sin consultar con los parlamentos nacionales.

Pero quizás lo más preocupante para la UE sea que ministros de Alemania, principal potencia del bloque, abogan por reducir la Comisión, recordar sus poderes, y esquivar a las instituciones europeas para tomar más decisiones mediante acuerdos intergubernamentales.

Un llamamiento del ministro de finanzas alemán, el veterano Wolfgang Schaeuble, durante mucho tiempo un defensor de una integración más estrecha, para trasladar más decisiones a los gobiernos en pos de la eficiencia era una de las señales más chocantes de cómo están los ánimos en Europa.

"Si la Comisión no se involucra, deberíamos tomar el asunto en nuestras propias manos y resolver los problemas entre los gobiernos", dijo Schaeuble al Welt am Sonntag, diciendo que era el momento para el pragmatismo.

"Este enfoque intergubernamental ha resultado fructífero durante la crisis de la zona euro", agregó.

Berlín insistió en la creación de un fondo de rescate de la zona euro como órgano intergubernamental fuera del control de las instituciones comunes de la UE, concediéndose el derecho de veto en cada fase de las operaciones de salvamento de los estados en dificultades y la palabra final en las condiciones de política fiscal.

Muchos expertos dicen que nuevos movimientos hacia un intergubernamentalismo acentuarían el dominio alemán y el resentimiento entre otros miembros de la UE.

Entre algunos antiguos países comunistas que se unieron al bloque en 2004 hay un resquemor por lo que perciben como intromisión de Bruselas, en particular sobre cuestiones relativas al estado de derecho y la libertad de prensa, así como la regulación medioambiental.

Los ministros polacos y checas de Asuntos Exteriores pidieron la semana pasada que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, renuncie, proponiéndole como cabeza de turco por el voto británico del 23 de junio.

El Grupo Visegrád - Polonia, Hungría, República Checa y Eslovaquia - exigió que los poderes del órgano ejecutivo de la UE se reduzcan y se devuelvan competencias a las capitales.

"Necesitamos cambiar el funcionamiento general de la UE y creo que hace falta cambiar el funcionamiento de la Comisión Europea", dijo el primer ministro checo Bohuslav Sobotka.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
163 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.