Herramientas para el texto

El rincón de Reuters

La eurozona cae en una recesión más profunda de lo esperado

15 de Febrero de 2013

BERLIN/PARIS (Reuters) - La zona euro cayó más profundo de lo esperado en la recesión en el cuarto trimestre de 2012 debido a que las dos economías más grandes, Alemania y Francia, se contrajeron fuertemente al final de un año lamentable para los países de la moneda única.

/Por Annika Breidthardt y Vicky Buffery / Reuters


Con esto, 2012 se ha convertido en el primer año sin un trimestre que registre crecimiento económico en la eurozona, según la Oficina de Estadísticas de la Unión Europea, que reúne datos desde 1995.

La producción económica de los 17 países cayó un 0,6 por ciento en el cuarto trimestre, tras un descenso del 0,1 por ciento en el tercer trimestre.

Esta fue la mayor caída desde el primer trimestre de 2009 y es más grave que el pronóstico promedio, que anticipaba un descenso del 0,4 por ciento, según un sondeo de Reuters entre 61 economistas.

El Producto Interior Bruto (PIB) de los 17 en el año cayó un 0,5 por ciento.

Dentro de la zona, sólo Estonia y Eslovaquia crecieron en el último trimestre del año, aunque no hay cifras disponibles aún para Irlanda, Grecia, Luxemburgo, Malta y Eslovenia.

Sin duda, las grandes economías marcaron la pauta.

Alemania se contrajo el 0,6 por ciento en el trimestre, marcando su peor comportamiento desde 2009, en plena crisis financiera global. El descenso del 0,3 por ciento en Francia también fue un poco peor de lo esperado.

Lo preocupante para Berlín es que sus exportaciones - el motor de la economía alemana - las que más daño causaron, cayendo mucho más que las importaciones, aunque los economistas anticipan una rápida recuperación de ese sector.

"En el último trimestre de 2012, las exportaciones de bienes disminuyeron significativamente más que las importaciones de bienes", dijo la Oficina Alemana de Estadísticas en un comunicado.

El euro tocó un mínimo en la sesión frente al dólar después de los datos alemanes y volvió a caer tras la publicación de las cifras completas de la zona euro.

CAÍDA DE FRANCIA Y ALEMANIA

Las cifras francesas revisadas mostraron que la producción de este país cayó un 0,1 por ciento en el primer y segundo trimestre de 2012, lo que significa que Francia ya experimentó un episodio de recesión en los últimos 12 meses.

Si bien el compromiso del Banco Central Europeo (BCE) de hacer lo que sea necesario para salvar el euro ha quitado presión a la crisis de deuda del bloque, sus miembros más fuertes son presa de una debilidad económica que podría hacerles desviarse del camino para reducir la deuda.

El primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, reconoció por primera vez el miércoles que el débil crecimiento estaba poniendo fuera del alcance la meta de déficit de su Gobierno para 2013.

Se espera que la eurozona haya mejorado en el primer trimestre, pero no está claro si habrá vuelto al crecimiento. Nick Kounis, economista en ABN AMRO, dijo que el descenso en el temor a la ruptura del euro y el crédito barato están sembrando las semillas para la recuperación.

"Sin embargo, los recortes del presupuesto que continúan, el aumento del paro y el desapalancamiento en la banca apuntan a que la recuperación será muy lenta", afirmó.

Andreas Rees, economista jefe de Unicredit en Alemania, se mostró confiado en que la economía del motor europeo vuelva a crecer.

"La pregunta es cómo de fuerte será el primer trimestre. Esperamos un crecimiento del 0,3 por ciento, pero podría ser más", añadió.

El PIB de Holanda cayó un 0,2 por ciento en el trimestre, por lo que sigue en recesión, mientras que la economía austríaca se contrajo en la misma proporción.

PERIFERIA, DÉBIL

Para los miembros más atribulados de la unión monetaria, la situación es aún peor.

Italia sufrió su sexta caída consecutiva trimestral del PIB - esta vez en un fuerte 0,9 por ciento -, lo que pone a su economía en la recesión más larga desde la sufrida en 2008 y 2009.

Su recesión se ha profundizado por las medidas de austeridad presentadas por el saliente primer ministro Mario Monti para evitar una crisis de deuda.

De cara a las elecciones del 24 y 25 de febrero, todos los políticos se han comprometido a reducir los impuestos para tratar de impulsar el crecimiento económico.

España, la cuarta mayor economía de la zona euro, dio a conocer cifras hace dos semanas que mostraron que sigue en una profunda recesión tras una contracción del 0,7 por ciento en el cuarto trimestre.

El Gobierno de Mariano Rajoy también está llevando a cabo duras medidas de austeridad para recortar su deuda, pero la Comisión Europea podría darle más tiempo para cumplir con sus objetivos de déficit si la economía española empeora aún más.

Hay señales de que países como España están comenzando a beneficiarse de duras devaluaciones internas - marcadas por caídas de los salarios y pérdidas de empleo que pretenden adelgazar a las empresas y hacerlas más productivas.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
408 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.