Herramientas para el texto

Oposición y ciudadanía esperan explicaciones de Rajoy por el caso Bárcenas

1 de Agosto de 2013

MADRID (Reuters) - En el día en que arranca el tradicional mes de vacaciones, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se enfrenta al reto de ofrecer en el Congreso una explicación convincente sobre un escándalo de corrupción que ha erosionado su credibilidad por la supuesta existencia de una contabilidad ilegal en el Partido Popular.

Reuters


/Por Raquel Castillo/

Tanto partidos de oposición como ciudadanos habían pedido reiteradamente explicaciones a Rajoy sobre el escándalo que implica al extesorero y exgerente de su partido Luis Bárcenas, que ha declarado ante el juez que existía una contabilidad oculta en el PP que implicaba pagos de empresarios de la construcción a líderes de la formación, incluido el ahora jefe del Ejecutivo.

Hasta el momento y en línea con su estrategia habitual de cautela, el presidente ha dicho poco sobre el escándalo y ha afirmado que quiere que la justicia siga su curso. Además, ha asegurado que no piensa dimitir y que no admitirá chantajes.

Rajoy, que cuenta con una robusta mayoría absoluta parlamentaria, ha negado cualquier relación con las denuncias del extesorero, que ha declarado ante el juez que recaudó millones de euros en donaciones de empresarios que luego distribuyó, al menos en parte, entre líderes del partido.

Ante la falta de explicaciones por parte del Ejecutivo, el Partido Socialista llegó a plantear la presentación de una moción de censura para obligar al presidente a dar explicaciones sobre un tema que llegó a un nivel máximo de tensión después de que trascendiera que Rajoy intercambió con Bárcenas mensajes de texto dándole su apoyo después de estallar el escándalo.

Bárcenas, que dirigió las finanzas del PP durante dos décadas, está en prisión acusado de delitos contra la Administración y la Hacienda Públicas, blanqueo de capitales, estafa procesal en grado de tentativa y de falsedad en documento mercantil dentro del caso de corrupción Gürtel, una red empresarial que habría agasajado a políticos a cambio de la concesión de contratos para sus empresas.

Los fiscales dicen que acumuló hasta 48 millones de euros en cuentas en bancos suizos que no procedían de ganancias legítimas.

Desde el Partido Popular, niegan que Rajoy haya cedido a las presiones y su portavoz parlamentario, Rafael Hernando, justificó el miércoles la comparecencia de Rajoy como un modo de defenderse de una "campaña de acoso" iniciada desde la izquierda, la cual "había que desmontar en base a la verdad".

PREOCUPACIÓN

Rajoy ha anunciado que la comparecencia del jueves, que se celebrará a partir de las 9 de la mañana en la sede del Senado, ya que la del Congreso se encuentra en obras, versará también sobre temas económicos de interés para el país.

La economía española prácticamente dejó atrás un bache de dos años de duración en el segundo trimestre, según mostraron los datos del PIB el martes, pero la recuperación parece frágil dada la débil demanda del consumidor y el frágil crecimiento en el extranjero.

Desde la oposición han mostrado su preocupación porque Rajoy pueda tratar de desviar la atención del tema Bárcenas abordando cuestiones de actualidad política y económica.

"Es precisamente el escándalo desatado por los papeles de Bárcenas lo que justifica esta comparecencia en sede parlamentaria", dijo el miércoles un editorial del diario El País.

"Cualquier intento de justificar o enmascarar la misma con otras cuestiones de la política, sea la marcha de la economía, la situación del empleo u otro argumento similar, no logrará sino empeorar nuevamente el nivel de credibilidad, ya muy bajo, que el Gobierno, el partido y su presidente arrastran en esta cuestión desde que el escándalo salió a la luz", agregó.

La desconfianza creciente ante la clase política y los casos de corrupción que han sacudido la vida pública española han llevado al PP a caer hasta el 23 por cierto en intención de voto, frente al 44,6% de los sufragios logrados en las últimas elecciones, según un sondeo publicado el domingo en El País.

Rajoy ya estaba lidiando con una recesión y un desempleo desenfrenado, el aumento del fervor separatista en Cataluña y protestas callejeras por los recortes en educación y sanidad públicas.

El martes, el juez que investiga el "caso Bárcenas" citó a declarar como testigos a la secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, y a sus predecesores en el cargo, Javier Arenas y Francisco Álvarez Cascos, que deberán comparecer los próximos 13 y 14 de agosto.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
469 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.