19 de Agosto de 2017 | 11:11
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Sánchez presiona a Podemos: "Estamos obligados a mezclarnos"

2 de Marzo de 2016

MADRID (Reuters) - El candidato socialista a la presidencia hizo el martes un llamamiento casi desesperado a los partidos de izquierda para facilitar un Gobierno del cambio en España y evitar la celebración de nuevas elecciones, en la primera sesión de un pleno de investidura que tiene pocas posibilidades de superar.

Reuters

REUTERS/Sergio Perez

"No hay mayoría suficiente en este Parlamento para sumar un Gobierno de izquierdas. No suma", dijo Pedro Sánchez a los diputados reunidos en el fragmentado Congreso salido de las elecciones del pasado diciembre.

"Estamos obligados a mezclarnos. Tenemos que hacer mestizaje ideológico", añadió en un mensaje dirigido a los diputados de Podemos para que abandonen su veto a Ciudadanos y se sumen o faciliten el acuerdo de los socialistas con el partido liberal.

Sánchez apeló en diversas ocasiones durante su discurso a la coincidencia con otras fuerzas en querer desalojar al presidente en funciones, Mariano Rajoy, de la Moncloa, a quien sólo ofreció diálogo para pactar grandes acuerdos en pensiones o educación.

"Abandonemos las políticas del señor Rajoy y el Partido Popular" o "con el señor Rajoy y con las políticas que defiende el PP no podemos pactar", fueron algunas de las frases utilizadas por Sánchez, que podría ser el primer candidato de la historia democrática española en fracasar en su investidura.

La primera parte de su discurso, interrumpido en varias ocasiones por el aplauso de los socialistas y por abucheos aislados de diputados 'populares', repitió de forma reiterada las palabras "cambio", "acuerdo" y "diálogo", y calificó al Ejecutivo que quiere conformar de "Gobierno del bien común".

Podemos, la tercera fuerza en escaños tras PP y PSOE, acusó a Sánchez de querer "contentar a todos" y de utilizar un discurso "ambivalente que no queda en nada", mientras que el PP dijo que los españoles no podían perder tiempo "por el capricho y la mayor gloria del señor Sánchez".

UNA MISIÓN IMPOSIBLE

El secretario general del PSOE apenas cuenta a día de hoy con los 90 diputados socialistas, los 40 de Ciudadanos y una nacionalista canaria en una Cámara de 350 diputados, por lo que si los 123 del Partido Popular y los 69 de Podemos y sus confluencias territoriales no optan por la abstención no podrá formar gobierno.

"Hoy todos sabemos de antemano el resultado de la votación final de esta investidura si nos atenemos a lo escuchado estos días", reconoció el propio Sánchez, que seguirá tratando de alcanzar un acuerdo con otras fuerzas durante el plazo de dos meses que comenzará a contar el miércoles antes de que la convocatoria de nuevas elecciones sea una realidad.

En este sentido, como otras fuerzas políticas, Podemos restó importancia al difícil proceso de investidura y se mostró esperanzado en un giro a la izquierda del PSOE en los próximos días.

"Nosotros creemos que se ha elegido, pero es una elección temporal", dijo el portavoz de Podemos, Iñigo Errejón, para añadir que "sigue habiendo condiciones para un gobierno de cambio".

Varios portavoces políticos dieron por fracasada la votación y trasladaron el debate directamente al próximo lunes. "La semana que viene se puede trabajar para la constitución de un gobierno de cambio", dijo el líder de En Comú Podem, Xavier Domenech.

CATALUÑA MÁS CERCA

Además de desgranar algunas de las 200 reformas incluidas en el pacto con Ciudadanos, como la constitucional, los cambios en el mercado laboral o el plan de emergencia social, Sánchez también dedicó unos minutos de su discurso a ofrecer diálogo al Gobierno catalán ante su desafío independentista.

"Estoy comprometido con la defensa de la Constitución y de la ley (pero) quiero ayudar a un nuevo entendimiento entre catalanes, y entre éstos y el resto de compatriotas españoles", dijo.

Sentados en el hemiciclo le escuchaban, a su derecha, el presidente del Gobierno en funciones, que pese a ser el más votado no ha sido capaz de sumar ningún apoyo; y al frente, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, al que agradeció el pacto de Gobierno. A su izquierda seguía su intervención el líder de Podemos, que ha mantenido una tensa relación con los socialistas que fue refrendada el lunes cuando rechazó una oferta de última hora lanzada por Sánchez.

El miércoles, los tres líderes tendrán la ocasión de responder en la Cámara a Sánchez, en un debate que se espera que sea largo e intenso y que finalizará ya entrada la noche con el llamamiento uno a uno de los 350 diputados para que respondan "sí", "no" o "abstención".

Si los "síes" al líder socialista no suman al menos 176, Sánchez se someterá de nuevo a la confianza de la Cámara el viernes por la tarde-noche, cuando le bastaría reunir más apoyos que rechazos, una mayoría simple que sin embargo tampoco ha conseguido amarrar.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
247 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Chica con tablet

    Aranzadi Infolex Mobile

    Te presentamos Aranzadi Infolex Mobile una nueva aplicación que te permitirá acceder a los datos de tu despacho en cualquier momento y desde cualquier lugar, desde cualquier dispositivo móvil

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar