24 de Junio de 2017 | 03:43
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Sánchez recibe el primer "no" del Congreso tras un debate bronco

3 de Marzo de 2016

MADRID (Reuters) - El líder socialista, Pedro Sánchez, no obtuvo el miércoles la confianza del Congreso para liderar un nuevo Gobierno en España, tras un largo y tenso debate que alejó aún más a Podemos y al PSOE y que no sirvió para solucionar el bloqueo de la política española desde las elecciones del pasado diciembre.

Reuters

REUTERS/Andrea Comas

Un total de 219 diputados votaron "no" a Sánchez, hubo 1 abstención y los restantes 130 -los 90 socialistas y los 40 de Ciudadanos (C's)- fueron los únicos en respaldar la investidura del candidato del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en el fragmentado Congreso de 350 escaños.

El debate no ayudó a que Sánchez sumase nuevos apoyos, por lo que el próximo viernes, cuando tendrá una nueva oportunidad de convencer a la Cámara de que apoye su proyecto de Gobierno pactado con C's, se consumará previsiblemente la primera sesión de investidura fallida de la democracia española.

El pleno se vivió casi en un ambiente preelectoral, con duros intercambios de declaraciones entre los cuatro principales líderes políticos, mientras Sánchez insistía a los partidos de izquierdas a decirle "sí" a él y "no" a Mariano Rajoy.

"Señor (Pablo) Iglesias, no es que no se pueda, es que ustedes sencillamente no quieren", dijo Sánchez en una de sus respuestas a la dura intervención del líder de Podemos.

A partir de este miércoles empiezan a contar los dos meses en los que los partidos políticos deberán intensificar las negociaciones para evitar la repetición de unas elecciones que se celebrarían a finales de junio.

Ante la difícil reunión de las izquierdas por la gran brecha abierta entre PSOE y Podemos, la otra opción es que se intente forzar una especie de "gran coalición" entre Partido Popular, socialistas y C's, aunque esta alternativa también tiene escasas posibilidades de salir adelante hoy por hoy ante el rotundo rechazo mutuo de los líderes de los dos partidos más votados.

IGLESIAS VS SÁNCHEZ; RAJOY VS SÁNCHEZ; RIVERA VS RAJOY

Pese a que tanto Sánchez como Iglesias insistieron en tenderse la mano para seguir negociando, ambos fueron los protagonistas de los momentos más tirantes de la sesión, demostrando la lejanía y casi hostilidad entre ambas formaciones.[nL8N16A28X]

"Si usted quiere repetir las elecciones diga la verdad a la ciudadanía, porque no suman los escaños de la izquierda para formar Gobierno, lo único que suma es los votos de las fuerzas del cambio", insistió el líder socialista al de Podemos, que acusó a Sánchez de entregarse a la oligarquía y de no defender a los trabajadores.

Sánchez también tuvo que oír duras palabras del líder del PP, Mariano Rajoy, que desdeñó la investidura de Sánchez como "ficticia", "improvisada" e incluso un "bluf". Ambos, que han escenificado una gran frialdad personal a lo largo de estas semanas, se calificaron mutuamente de "tapón" para la regeneración. [nL8N16A1MI]

El siguiente cara a cara tenso lo protagonizó el líder de C's, Albert Rivera, pero no con Sánchez, sino con Rajoy, contra el que en las últimas semanas ha elevado el tono de crítica por su "inmovilismo" y su "incapacidad para limpiar su casa de corrupción".

Rivera no pidió el miércoles explícitamente al PP que pase página con Rajoy, pero sí apeló a los votantes y dirigentes del partido a "ser valientes" y a sumarse a esta nueva etapa. [nL8N16A2EZ]

CAL VIVA Y BESOS

Entre lo más comentado de la jornada estuvo la alusión a la "cal viva" que realizó Iglesias refiriéndose a la etapa del expresidente Felipe González, cuando se produjo uno de los episodios más oscuros de la guerra sucia contra ETA bajo Gobierno socialista.

El líder de Podemos, que había lamentado tras el descanso de la comida el tono "bronco" que había adquirido el debate, no se arrepintió sin embargo de haber hecho esa referencia, que molestó especialmente a Sánchez, señalando simplemente a los periodistas que "nadie se puede ofender porque le recuerden errores del pasado".

Entre las anécdotas del debate triunfó el "improvisado" beso en la boca en el escaño que se dieron Pablo Iglesias y el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domenech, tras el discurso de éste último, que se sorprendió posteriormente del revuelo que había causado su gesto de afecto y dijo que simplemente "había surgido".

Vote:
|| || || || |
Resultado:
102 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.