Herramientas para el texto

Seis potencias llegan a acuerdo con Irán para reducir su programa nuclear

25 de Noviembre de 2013

GINEBRA, Suiza (Reuters) - Irán y seis potencias mundiales alcanzaron el domingo un importante acuerdo para limitar el programa nuclear de Teherán a cambio de un alivio inicial de las sanciones a las que está sometido, en el primer paso de un acercamiento que podría reducir el riesgo de una guerra en Oriente Próximo.

Reuters


REUTERS/Carolyn Kaster/Pool

Tratando de resolver un peligroso estancamiento que se prolongaba desde hace una década, el acuerdo entre la república islámica y los cinco países con poder de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU - Estados Unidos, Francia, Reino Unido, China y Rusia - más Alemania consiguió el apoyo decisivo del líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que el pacto alcanzado durante unas negociaciones maratonianas, tortuosas y con numerosas repercusiones políticas eliminaba el potencial camino de Teherán hacia la obtención de un arma nuclear, pero Israel, el archienemigo de la república islámica, lo denunció como un "error histórico".

Al frenar el proceso más delicado del programa nuclear iraní, el enriquecimiento de uranio a alto nivel, fue concebido como un plan de varios pasos para ir reforzando la confianza entre las partes, reducir décadas de tensión y acabar con el fantasma de una guerra.

La jefa de política exterior de la UE, Catherine Ashton, que ha coordinado los contactos diplomáticos de las potencias con Irán, dijo que da tiempo y espacio para negociaciones posteriores sobre una solución amplia a la disputa.

"Esto es solo un primer paso", dijo el ministro iraní de Asuntos Exteriores y negociador jefe, Mohamad Javad Zarif. "Tenemos que empezar a movernos en la dirección de recuperar la confianza, una dirección hacia la que hemos conseguido movernos en contra en el pasado".

Muchos iraníes, agobiados por las sanciones internacionales, se mostraron encantados con el acuerdo y la perspectiva de una mejora de la situación económica.

Obama aseguró que si Irán no cumple con sus compromisos durante el periodo de seis meses que abarca el acuerdo provisional, Washington acabará con el alivio de las sanciones y "aumentará la presión".

Aún así, su principal aliado en Oriente Próximo, Israel, no se mostró convencido.

"Hoy el mundo se ha convertido en un lugar mucho más peligroso porque el régimen más peligroso del mundo ha dado un paso significativo de cara a obtener el arma más peligrosa del mundo", dijo el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu .

Sin embargo, los representantes de las potencias se mostraron aliviados y encantados después de que Ashton leyera un comunicado ante la prensa en plena noche en la sede de la ONU en Ginebra.

La diplomática europea abrazó después al secretario de Estado de EEUU, John Kerry, que estrechó la mano de su homólogo ruso, Sergei Lavrov. Minutos después, la delegación iraní posaba para los fotógrafos, y Zarif abrazaba al ministro francés, Laurent Fabius. Francia había adoptado la posición más dura con Irán en las últimas negociaciones.

DETALLES

Occidente sospecha desde hace tiempo que Irán ha tratado de obtener en secreto la capacidad de construir bombas atómicas. La república islámica, un importante productor de petróleo, lo niega, y dice que su programa nuclear solo tiene objetivos pacíficos, tratando de obtener un combustible alternativo para una población en rápido crecimiento.

Estados Unidos dijo que el acuerdo frena la construcción del reactor de agua pesada de Arak, que preocupa profundamente en Occidente ya que podría sacar plutonio, otro ingrediente para una bomba atómica una vez operativo.

También neutralizaría las reservas iraníes de uranio refinado a una concentración del 20 por ciento, que está cerca de lo necesario para un arma atómica, y pide inspecciones más frecuentes y extensas de los inspectores de la ONU, según un responsable estadounidense.

Un documento estadounidense dijo que Irán también se ha comprometido a suspender el enriquecimiento por encima de una puridad fisible del cinco por ciento - el límite para dirigir una central energética nuclear, el supuesto objetivo de Teherán.

A cambio, tendrá acceso a 1.500 millones de dólares en ingresos del comercio en oro y otros metales preciosos y la suspensión de algunas sanciones en el sector automovilístico, así como la recuperación de sus exportaciones de petróleo.

Gran parte de las sanciones a las infraestructuras, puestas en marcha por un embargo occidental al crudo iraní y una prohibición al uso por parte de Irán del sistema bancario internacional, seguirán en vigor en espera de un acuerdo final que elimine todo peligro de una bomba atómica.

Un documento de la Casa Blanca cifró en aproximadamente 7.000 millones de dólares el alivio, que calificó de una "fracción del coste en el que Irán seguirá incurriendo en esta primera fase", y en unos 100.000 millones de dólares los activos en divisas extranjeras que Irán no tiene accesibles.

El alivio a las sanciones empezará en dos o tres semanas, según la agencia de noticias iraní Mehr.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
256 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Proview, tu despacho siempre a mano

    Thomson Reuters ProView

    La única plataforma multifuncional que proporciona acceso móvil a todos los eBooks de la biblioteca digital del cliente.

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.