Herramientas para el texto

Tras las palmadas israelíes, Obama afronta el descontento palestino

21 de Marzo de 2013

JERUSALÉN (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afronta el jueves una fría recepción en su visita a Cisjordania, donde se va a reunir con los dirigentes palestinos que le acusan de haber permitido a Israel torpedear su sueño de tener un estado propio.

Reuters


REUTERS/Larry Downing

Obama ha dicho que no lleva ninguna iniciativa nueva para reanimar las paralizadas negociaciones de paz y que va a Israel y a los territorios palestinos para celebrar unas simples consultas.

Como recordatorio de los riesgos siempre presentes en la región, extremistas en la cercana Franja de Gaza lanzaron dos cohetes contra el sur de Israel, donde dañaron el patio de una casa sin causar víctimas, informó la policía.

No hubo ninguna reivindicación de autoría y Obama no tiene previsto visitar el pequeño enclave costero que controla el grupo islamista Hamás.

En su primer día en Israel el miércoles, los principales asuntos del encuentro con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, fueron cuestiones regionales como las ambiciones nucleares de Irán y la guerra civil en la vecina Siria.

Después de haber tenido varios encontronazos en el primer mandato de Obama, el ambiente con Netanyahu pareció ser mucho más cálido, airando a los palestinos, que atribuyen el hundimiento de las negociaciones de paz patrocinadas por EEUU en 2010 a su plan de expansión de los asentamientos en los terrenos que quieren para un estado.

Obama se va a reunir con el presidente palestino Mahmud Abas y unas horas después dará un importante discurso en Jerusalén ante una audiencia de estudiantes israelíes cuidadosamente seleccionados.

OBJETIVOS REDUCIDOS

Después de las elevadas ambiciones de su primer mandato, cuando nombró a un enviado especial para Oriente Próximo su primer día en el cargo y dijo que la paz era una prioridad, está claro que Obama ha situado el nivel mucho más bajo.

"Consideraré esto un éxito si, cuando regrese el viernes, me puedo decir a mí mismo que tengo una mejor comprensión de cuáles son las restricciones", dijo el miércoles en una rueda de prensa conjunta con Netanyahu.

Esta semana hubo protestas esporádicas en Gaza y Cisjordania por la primera visita de Obama a la zona, al considerar que no ha hecho lo suficiente para frenar los asentamientos israelíes en la tierra que ocupó en la Guerra de los Seis Días en 1967.

En 2009, le dijo bruscamente a Israel que tenía que frenar las construcciones, pero posteriormente se echó atrás y el miércoles no mencionó el asunto.

"No entrar", decía un cartel colgado en Facebook, mostrando la cara de Obama cruzada por una línea roja. "La gente de Palestina no te da la bienvenida".

En contraste, al llegar a Israel todo fueron parabienes, y los dirigentes locales hicieron cola para verle y alabarle por su firme compromiso con la seguridad del Estado judío y de no permitir a Irán adquirir la bomba atómica.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
426 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.