Herramientas para el texto

El rincón de Reuters

Unas cartas para el alcalde de Nueva York podrían tener ricina

30 de Mayo de 2013

NUEVA YORK (Reuters) - Dos cartas dirigidas al alcalde de la ciudad de Nueva York, Michael Bloomberg, y su grupo a favor de un mayor control de la propiedad de armas contenían una sustancia que se cree era el letal veneno ricina, y se referían al debate sobre las leyes de posesión de armas, dijo el miércoles la policía.

Reuters


El Departamento de Policía de Nueva York dijo que las pruebas iniciales a las dos cartas, abiertas en Nueva York y Washington, D.C., indican la presencia de ricina.

Trabajadores de emergencia que estuvieron en contacto con las misivas mostraron síntomas leves de exposición a la ricina, dijo la policía. Esos síntomas han disminuido desde entonces. El personal civil de Nueva York y Washington que estuvo en contacto con las cartas no mostró síntomas de exposición a la ricina.

La carta de Washington fue abierta el domingo por Mark Glaze, director del grupo Alcaldes Contra las Armas Ilegales, un grupo que presiona en favor de leyes más estrictas sobre la posesión de armas y que fue fundado por Bloomberg.

La otra carta fue abierta el viernes en una instalación de correo en Manhattan.

Ambas contenían amenazas contra Bloomberg y mencionaban el debate sobre las leyes de armas, dijo la policía en un comunicado.

La Fuerza Especial Conjunta Contra el Terrorismo del FBI y la División de Inteligencia del Departamento de Policía de Nueva York están investigando el incidente.

El descubrimiento de las cartas ocurre semanas después de que se enviase correspondencia contaminada con ricina al presidente Barack Obama y a otros funcionarios del Gobierno. James Everett Dutschke, de 41 años, un instructor de artes marciales, fue arrestado el 27 de abril por las sospechas de haber enviado los sobres.

La ricina es un veneno letal que se halla naturalmente en las semillas del tártago, pero es necesaria una acción deliberada para convertirlo en un arma biológica. La ricina puede causar la muerte dentro de 36 a 72 horas desde la exposición a una cantidad tan pequeña como una cabeza de alfiler. No existe un antídoto conocido.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
300 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.