Herramientas para el texto


Carlos Carnicer (CGAE), Díez Revilla (Confederación Española de Abogados Jóvenes) y Alejandro Soto (Consejo Nacional de Estudiantes de Derecho) han respondido sus dudas sobre la controvertida Ley de Acceso a la Abogacía

Carlos Carnicer

 

Jueces, Fiscales, Secretarios Judiciales u otros profesionales públicos similares, ¿también necesitarán pasar un curso para ejercer la abogacía.

No. La disposición adicional 3 de la Ley de Acceso en su párrafo segundo es clara respecto a estos profesionales: están exceptuados de la obtención del título de abogado quienes hayan ingresado en el Cuerpo de Letrados de las Cortes Generales, en alguno de los cuerpos de letrados de las asambleas legislativas autonómicas, en la Carrera Judicial, en la Carrera Fiscal, en el Cuerpo de Secretarios Judiciales, o en alguno de los cuerpos comunes de las Fuerzas Armadas en su condición de licenciados en Derecho..

Fray

 

Termino este año 2014 la Licenciatura en Derecho. Tengo que realizar el examen de acceso y el Master?

Los licenciados en Derecho que obtengan el título después del 31 de octubre de 2011 pueden colegiarse, sin hacer el master de la Abogacía, dentro del plazo máximo de dos años a contar desde que estuvieron en condiciones de solicitar la expedición del título de licenciado, aunque la Abogacía recomienda hacer el máster o curso de formación por la preparación práctica que deben recibir y que es indispensable para ejercer la profesión con la calidad mínima recomendada.

MontyPonfe

 

En la "disposición adicional octava" se hace alusión a que los licenciados en Derecho no tendrán que realizar este máster siempre y cuando se colegien antes de 2 años desde el momento en que se encuentren en condiciones de solicitar la expedición del título oficial de licenciado en Derecho. Mi pregunta es ¿Cuánto tiempo es necesario estar colegiado para no tener que cursar este máster?¿Se necesita un tiempo mínimo estando colegiado o uno puede colegiarse y "descolegiarse" a los pocos días sin tener que hacer el máster? Y, si existe un tiempo mínimo ¿de cuánto tiempo estaríamos hablando?

Efectivamente, la Disposición Adicional Octava, introducida a través de la Ley de Mediación, dispone que el título de abogado no sea exigible a quienes obtengan un título de licenciado en Derecho con posterioridad a la entrada en vigor de la misma. Establece esta exención para los licenciados en Derecho que se colegien, como ejercientes o no ejercientes, en el plazo máximo de dos años, a contar desde que se encuentren en condiciones de solicitar la expedición del título oficial de licenciado en Derecho. La Ley no determina un tiempo mínimo de colegiación para no tener que cumplir los requisitos establecidos en la misma.

Juan Vizuete

 

¿No era mejor que en lugar de tener que hacer un master, se realizaran durante la carrera universitaria desde la universidad clases prácticas acudiendo a juzgados o notarias en lugar de tanta teoría? Muchos alumnos salen de la universidad sin saber hacer una demanda...

La Universidad forma juristas, no abogados ni jueces ni fiscales ni notarios… Y tampoco, salvo excepciones, da una mínima formación práctica, indispensable para el ejercicio profesional. Mi apuesta siempre ha sido que la formación para acceder a la profesión de abogado sea eminentemente práctica y que todo ello mejore la formación de los nuevos abogados. Este compromiso de la Abogacía implica mejorar la formación de los profesionales jurídicos, de aquellos que ejercen el Derecho de Defensa de los ciudadanos.

Los másteres o cursos de formación impartidos por las Escuelas de Práctica Jurídica y por Colegios de Abogados deben servir para completar la formación teórica con una experiencia práctica que pueden proporcionar tanto los Colegios de Abogados como las Escuelas de Práctica Jurídica en colaboración con las Universidades. El master y su prueba de acceso es la piedra angular para conseguir una formación equiparable entre todos los profesionales que participan en los procesos judiciales. Es el momento de mejorar la formación de los abogados y creo que está más cercano el ansiado momento en el que podamos decir a todos los ciudadanos que la formación del juez que resolverá su litigio, la del fiscal que ejerce la acusación, la del abogado del Estado o contraparte y la de su propio abogado defensor es la misma y que cada uno se ha especializado después en su tarea específica. Ello garantizaría la verdadera igualdad de armas en el proceso, no como sucede ahora.

LuisHaz

 

Un economista o grado en ADE se colegia el día después de obtener el certificado del título Un arquitecto o ingeniero técnico o superior igual Un médico no MIR puede ejercer al día siguiente de obtener el título. Un graduado en Derecho, no. Tiene que hacer un Master. De acuerdo. ¿Y el examen no sobra? La responsabilidad de un arquitecto, de un médico o de un ingeniero está al mismo nivel de la de un abogado ¿O no? Trabajen para eliminar el examen por favor, es discriminatorio para los estudiantes de Derecho. ¿O es puro corporativismo de la abogacía?

En absoluto se puede considerar un corporativismo de la abogacía. Al contrario, es una cuestión de oportunidad que ni busca poner barreras de entrada a los graduados ni es una respuesta corporativista para el acceso a una profesión liberal. Entre todos buscamos mejores abogados para la mejor defensa de los ciudadanos. Queremos que los estudiantes de hoy sean los mejores abogados mañana. De esta forma garantizaremos así a la ciudadanía una defensa de la máxima calidad que propiciara además, una mejor Administración de Justicia.

A pesar de las reformas que han puesto en cuestión la normativa original, la Ley de Acceso proporciona ventajas a todos los agentes sociales. A los ciudadanos porque contarán, desde el inicio de la profesión, con abogados mejor formados y mayores garantías de su fundamental derecho de defensa; a los estudiantes, porque dispondrán de una mejor formación, podrán incorporarse al trabajo más fácilmente; a la Administración de Justicia, porque, como en todo servicio público, la eficiencia y eficacia en su prestación depende directamente de las capacidades y habilidades de quienes lo prestan o colaboran en su prestación; y a los abogados, porque, por fin, dejamos de ser una excepción única en Europa y porque va a mejorar la competencia y la competitividad de la profesión. Además los nuevos abogados van a ser un acicate para todos por su calidad desde el inicio.

La exigencia de conocimientos para la formación de postgrado de jueces y fiscales es muy elevada. ¿Debe ser menor la de los abogados cuando lo que tienen en sus manos es la defensa de los derechos de los ciudadanos? Insisto, para que haya verdadera igualdad de armas en el proceso, es imprescindible propiciar la igualdad en la formación de todos los operadores jurídicos.

¿Por qué vamos a tener miedo a un examen que, simplemente, certificará los conocimientos adquiridos?

Jimyto

 

Si tan necesaria es esta nueva Ley para mejorar los servicios ¿por qué no exige la renovación de la colegiación a los abogados ejercientes? ¿El servicio no lo ofrecen todos? Si tan necesaria es ¿se han puesto a pensar en la formación de los del Grado que es eminentemente práctica a diferencia de su formación? Antes no había nota de corte para entrar en Derecho (5.00), ahora el último entra con 9,795 en muchas Universidades ¿En qué no están tan preparados como los que ejercen actualmente? Dicen que el máster es necesario ¿Para qué? si están ahora mismo haciendo el máster y no saben cómo va a ser el examen ni qué contenidos va a tener ¿entonces para qué sirve el máster? No veo que la sociedad se haya ido a pique por la falta de formación de los actuales abogados ejercientes que tanto dicen que no salieron preparados de las Universidades (lo dirán por ellos no por los del Grado). ¿Formación extra necesaria o barrera por miedo a que no les quiten los garbanzos estudiantes más preparados que ellos? El master actualmente exige el B1 de idiomas, sí unos 2 años en cualquier escuela de idiomas con el tiempo y dinero que ello requiere (más barreras), y pienso yo ¿tan importante es el B1 de idiomas para los másteres que no se los exigen a los ejercientes? No continúo, porque no quiero seguir perdiendo el tiempo.

Son muchas las cuestiones que plantea este internauta. Pero hay algo previo. Los abogados sabemos cómo hemos tenido que suplir las serias deficiencias prácticas en la formación universitaria para poder ejercer la profesión dignamente. Los abogados sabemos que si hoy no mantenemos una formación permanente, nos quedaremos sin clientes porque no podremos resolver los asuntos que nos confíen los ciudadanos. Los aproximadamente 150.000 abogados que ejercemos hoy nuestra profesión en España no tenemos miedo a la competencia. Nos hemos acostumbrado a ella desde hace muchos años, seguramente como en ninguna otra.

Nuestra apuesta desde el Consejo General de la Abogacía Española es fomentar y poner todos los medios a nuestro alcance para mejorar la formación continuada y permanente de los abogados, la de todos los ejercientes. El Consejo General de la Abogacía, a través de las jornadas de formación continuada on line, y los Colegios de Abogados que realizan centenares de cursos cada año, la mayor parte de ellos, de forma gratuita, ofrecen una respuesta a la demanda y a la necesidad de formación continua o cursos de foramción. Quien piense que con lo que estudió en la Facultad, o incluso en el máster, tiene suficiente, será mejor que se dedique a otra cosa.

Eleazar

 

¿Habría que hacer otro máster a parte del Máster de Acceso a la Abogacía como por ejemplo un master de Asesoría Jurídica, Fiscal, etc?

CONEDE, la asociación de estudiantes de Derecho, plantea que el máster de acceso pueda sustituirse por un máster de especialización, que permita “arrancar” profesionalmente con una especialidad. Seguramente es algo que se puede estudiar. La especialización, seguramente, será indispensable en el futuro, aunque hay todavía muchos ciudadanos que buscan un abogado “generalista”. El éxito profesional dependerá en el futuro más que nunca, del grado de conocimiento-especialización como del mucho trabajo que en esta profesión tenemos que realizar.

èpep

 

Soy un licenciado en Derecho que en el momento actual no ejerce. Me licencié hace quince años. ¿Podríais evaluar si, desde entonces hasta ahora, las condiciones han cambiado de manera paralela a la evolución del mercado laboral en nuestro país?

El 85% de los abogados ejercientes en España desempeñan sus cometidos profesionales por cuenta propia, mientras que un 15% lo hace por cuenta ajena. Hay más abogados que antes, el mercado es más complejo y más global y aunque la labor del abogado sigue siendo la misma, aconsejar y defender, seguramente las condiciones de trabajo han cambiado y no sólo por las consecuencias de la crisis. A veces para bien, otras para peor.

Tempus fugit

 

Los Graduados, al final acabamos carrera y Máster con 330 créditos, de éstos 90 son de un Máster en Abogacía muy práctico, mucha práctica que no la ha tenido nunca un licenciado, porque no era exigible y en las universidades no se ofrecen esas prácticas. ¿Qué sentido tiene el examen, convocado tarde, muy tarde, y en que va a mejorar la formación del futuro abogado? En mi opinión, no tiene ningún sentido.

Ya he respondido antes a esta cuestión. La prueba de evaluación final por la que tienen que pasar todos los graduados que finalicen el máster viene recogida en la Ley de Acceso. Coincido que su convocatoria llega con retraso y está causando serios problemas a los graduados que han realizado el máster. Es una preocupación que hemos trasladado tanto al Ministerio de Justicia como al Ministerio de Educación y Ciencia. Para garantizar de forma objetiva la capacitación profesional como abogado del graduado en Derecho se incluye en la Ley de Acceso una evaluación de naturaleza general que se realiza al final del periodo de superación del máster con su formativo práctico. Insisto, no hay que tener miedo a un examen. En la vida profesional pasamos un examen cada vez que un cliente nos plantea un asunto.

JAIME CASTRO ROMERO

 

Buenas tardes, Mi pregunta es la siguiente, en la web de la UAB se dice que las plazas del máster son solo 40. Significa eso que sólo las 40 mejores notas de la promoción podrán acceder al máster? Existe alguna opción de cursar el máster de no alcanzarse esta nota? Gracias.

No conozco el caso concreto de la UAB. Sin embargo, existen diversas ofertas en cada distrito universitario para la realización del máster por diversas universidades en colaboración con los Colegios de Abogados. Considero que la oferta es amplia e invito al internauta a buscar más opciones para realizar el máster, sin olvidar que también hay Colegios de Abogados con Escuelas de Práctica Jurídica, creados por Colegios de Abogados, que imparten cursos de formación y han celebrado un convenio al menos con una Universidad. También la Universidad Nacional de Educación a Distancia tiene realizados convenios para ofrecer este máster.

Javi

 

Consideráis abusiva la obligatoriedad de realización de un máster con coste, con independencia de la prueba de acceso?

La Abogacía siempre ha apostado porque los recursos económicos de los graduados y licenciados no sean una barrera para la realización de los másteres de acceso o cursos de formación. Por ello, la Ley de Acceso establece que el Gobierno deberá garantizar la igualdad de oportunidades para el acceso al ejercicio de las profesiones de abogado. Con el objeto de hacer realidad esta garantía, se deben establecer ayudas y becas para aquellos graduados en Derecho que quieran obtener cualquiera de las titulaciones a que se refiere la ley, todo ello de conformidad con el sistema nacional de becas.

Hemos reclamado una política de becas que impida que ningún licenciado o graduado tenga que renunciar al acceso por razones económicas.

buffy

 

Me gustaría entender cómo puede mantenerse por los Colegios la realización de un examen de acceso para validar unos conocimientos validados por un centro universitario, a nivel de Master, que a su vez requiere una validación ministerial, en este caso del Ministerio de Educación, y todo ello para acceder a una profesión liberal. No parece más una limitación al número de Abogados? Gracias.

Reitero lo dicho en otra pregunta. Si hubiéramos querido buscar limitar el acceso a la profesión, habríamos planteado otras fórmulas. ¿Usted cree que a los 140.000 abogados actuales les preocupa que lleguen unos pocos más? Sólo debe preocupar, y seriamente, a los que no se hayan preocupado de formarse mejor porque los que lleguen estarán mejor preparados y serán una competencia dura. En esta profesión, sólo sobreviven los que no dejan de formarse nunca. La mejor defensa de los ciudadanos queda garantizada con unos abogados mejor formados en el inicio y porque los demás no dejen de mejorar su formación. De esta forma garantizaremos así a la ciudadanía una defensa de la máxima calidad que propiciará una mejor Administración de Justicia.

En cuanto a la organización y realización del examen de acceso no corresponde a los Colegios de Abogados, su convocatoria es competencia conjunta del Ministerio de Justicia y el Ministerio de Educación y Ciencia, oídas las comunidades autónomas, el Consejo de Coordinación Universitaria y el Consejo General de la Abogacía.

marcrelanyo

 

 

David Manuel Díez Revilla

 

No se puede permitir que el examen se realice únicamente en Madrid. ¿Por qué la abogacía CGAE no negocia con el Ministerio que los exámenes se realicen en la Universidad o Colegio Profesional donde el alumno ha realizado el Máster? Igualdad de oportunidades. Ir a Madrid desde el sur tiene un coste, ¿lo puede soportar todo el mundo?

La centralización de la convocatoria en Madrid así como la falta de fijación de otras sedes para poder realizar el examen originan una serie de perjuicios a algunos de los participantes ya que, como señalabas, no todos los compañeros disponen de los mismos recursos. No obstante todo lo anterior, desde CGAE se ha intentado en varias ocasiones proponer sedes adicionales a la actual, y ello, con el único fin de acercar, en la medida de lo posible, la realización de dicha prueba a todos los participantes.

JAIME

 

¿Por qué no consideráis suficiente el Grado y el Máster para el ejercicio del Derecho y habéis presionado al M. Economía para que la supresión del examen desaparezca de la LSP? ¿Es que un examen nos va hacer a priori mejores profesionales?

El único objetivo que persigue el examen de acceso es garantizar a quienes tengan la necesidad de acudir a los juzgados y tribunales que la calidad técnica de los futuros abogados y procuradores sea del más alto nivel tanto a nivel teórico como práctico. Somos conscientes de que el Grado proporciona las bases para comprender el Derecho y constituye el pilar formativo de cualquier abogado. Por otro lado, el Master, y sin lugar a dudas, profundiza en una especialización concreta y eminentemente práctica por razón de materia u orden jurisdiccional, garantizando un conocimiento más profundo que repercutirá en un mayor dominio de los asuntos encargados al abogado. Es más, con anterioridad muchos abogados cursamos Master sin que fuera un requisito previo. Finalmente, el examen es la herramienta para evaluar los conocimientos adquiridos por los futuros profesionales del derecho durante su periodo formativo, tanto general como de especialización y en última instancia, permite garantizar esa mejora en la calidad de los que participamos en el innegable derecho a la justicia de todo ciudadano.

JAIME

 

¿Es posible que el examen de realizarse, no se demore hasta mayo? ¿Es posible para estos primeros 800 Graduados y Máster en Abogacía se suspenda el examen? 1. A estas alturas no está convocado. 2. No se sabe cómo va a ser el examen. 3. No se sabe dónde va a ser y si habrá igualdad de oportunidades para todos. 4. En mayo, no estaremos ni en la Facultad, ni en el Colegio de Abogados, hemos acabado el Máster ¿Es la mejor fecha para tranquilidad de los alumnos o sería mejor hacerlo en febrero o marzo?

Efectivamente es posible que el examen se demore hasta mayo pero la fijación del calendario de la prueba no depende de CEAJ. Tus argumentos son acertados y ya anteriormente los hemos tratado de trasladar al Ministerio. Sin perjuicio de lo anterior cabe resaltar que en cuanto al contenido de la prueba el Ministerio indicó que la mimas de desarrollaría de la siguiente forma:

  • Estructura general de la evaluación y duración
    • Primera parte: Un test de 50 preguntas, con un tiempo de 1.30 horas.
    • Pausa: 1 hora
    • Segunda parte: Caso práctico, con un tiempo de 4 horas
    • Fecha: La evaluación deberá realizarse en enero o febrero de cada año.

PRUEBA OBJETIVA DE RESPUESTAS MÚLTIPLES (TEST)

  • Estructura de la prueba
    • Cuestionario de respuestas múltiples cerradas. Cada pregunta tendrá cuatro respuestas alternativas y sólo una será correcta.
    • No se permitirá la utilización de textos legales ni otro material de apoyo.
    • Las preguntas se dirigirán a evaluar competencias y, por tanto, se priorizarán preguntas que evalúen el razonamiento frente a aquellas que evalúen capacidad de memoria.
    • La redacción de las preguntas situará al aspirante en un contexto de ejercicio profesional, por lo que se construirán preferentemente como casos o supuestos prácticos.
  • Definición del contenido
    • El contenido de las preguntas se ajustará a lo previsto en los artículos 10 y 11 del Real Decreto 775/2011, de 3 de junio, respectivamente para abogacía y procura.
    • Las preguntas se distribuirán del siguiente modo:
      • 25 preguntas sobre deontología profesional, responsabilidades vinculadas al ejercicio de la actividad profesional, funcionamiento de la asistencia jurídica gratuita, entorno organizativo colegial y marco jurídico del ejercicio de las profesiones de la abogacía y la procura.
      • 25 preguntas que evalúen la capacidad para aplicar conocimientos jurídicos básicos para el ejercicio de la abogacía y la procura e integrar la defensa y la postulación de los derechos de los clientes en el marco de los sistemas de tutela jurisdiccional nacionales e internacionales. Las preguntas del examen de acceso a la abogacía versarán sobre estrategia de defensa procesal y extraprocesal, organización y competencia judicial, representación procesal y defensa técnica y conceptos jurídicos fundamentales. Las preguntas del examen de acceso a la procura versarán sobre técnicas procesales, postulación procesal y aplicaciones electrónicas y telemáticas en el entorno de la Administración de Justicia.
    • Criterios de corrección
      • La calificación será “Apto/No apto” e incorporará la nota obtenida en el curso de formación ponderada en un 20%. Para obtener la calificación de “Apto” habrá que obtener al menos un 5 sobre 10.
      • Para calcular la calificación de la primera prueba la nota de la prueba tipo test y la nota del curso de formación se expresarán numéricamente de 5 a 10 y se aplicará la siguiente fórmula:
        • Calificación = (NotaCurso x 0,2) + (NotaTest x 0,8)
      • Las preguntas con respuesta equivocada restarán un 0,25% del valor de la pregunta. Las preguntas no contestadas no se puntuarán.
      • La nota del test, expresada en base 10, se calculará conforme a la siguiente fórmula:
        • NotaTest = (Pacertadas – (Pfalladas x 0.25) / TotalPreguntas) x 10

CASO PRÁCTICO

  • Estructura de la prueba
    • Un caso práctico elegido entre 4 opciones en el caso del examen de acceso a la abogacía y 2 opciones en el caso del examen de acceso a la procura.
    • Sobre cada caso práctico se plantearán varias preguntas que deberán contestarse en la respuesta.
    • La persona aspirante podrá utilizar como materiales de apoyo textos legales no comentados.
  • Contenido
    • En el caso del examen de acceso a la abogacía, cada una de las cuatro opciones se corresponderá con un caso que podría plantearse en cada uno de los cuatro órdenes jurisdiccionales, en cualquiera de sus instancias procesales tanto nacionales como internacionales.
    • En el caso del examen de acceso a la procura, cada una de las dos opciones se corresponderá con un caso práctico que puede plantearse en el ejercicio de la representación procesal.
  • Criterios de corrección
    • Sólo se procederá a la corrección del caso práctico cuando la persona aspirante haya superado el test.
    • La corrección del caso se efectuará conforme a una plantilla, que será pública.
    • El caso práctico se calificará como “Apto/No apto”.

JAIME

 

¿Es posible que el examen de realizarse, no se demore hasta mayo? ¿Es posible para estos primeros 800 Graduados y Máster en Abogacía se suspenda el examen? 1. A estas alturas no está convocado. 2. No se sabe cómo va a ser el examen. 3. No se sabe dónde va a ser y si habrá igualdad de oportunidades para todos. 4. En mayo, no estaremos ni en la Facultad, ni en el Colegio de Abogados, hemos acabado el Máster ¿Es la mejor fecha para tranquilidad de los alumnos o sería mejor hacerlo en febrero o marzo?

Efectivamente es posible que el examen se demore hasta mayo pero la fijación del calendario de la prueba no depende de CEAJ. Tus argumentos son acertados y ya anteriormente los hemos tratado de trasladar al Ministerio. Sin perjuicio de lo anterior cabe resaltar que en cuanto al contenido de la prueba el Ministerio indicó que la mimas de desarrollaría de la siguiente forma:

  • Estructura general de la evaluación y duración
    • Primera parte: Un test de 50 preguntas, con un tiempo de 1.30 horas.
    • Pausa: 1 hora
    • Segunda parte: Caso práctico, con un tiempo de 4 horas
    • Fecha: La evaluación deberá realizarse en enero o febrero de cada año.

PRUEBA OBJETIVA DE RESPUESTAS MÚLTIPLES (TEST)

  • Estructura de la prueba
    • Cuestionario de respuestas múltiples cerradas. Cada pregunta tendrá cuatro respuestas alternativas y sólo una será correcta.
    • No se permitirá la utilización de textos legales ni otro material de apoyo.
    • Las preguntas se dirigirán a evaluar competencias y, por tanto, se priorizarán preguntas que evalúen el razonamiento frente a aquellas que evalúen capacidad de memoria.
    • La redacción de las preguntas situará al aspirante en un contexto de ejercicio profesional, por lo que se construirán preferentemente como casos o supuestos prácticos.
  • Definición del contenido
    • El contenido de las preguntas se ajustará a lo previsto en los artículos 10 y 11 del Real Decreto 775/2011, de 3 de junio, respectivamente para abogacía y procura.
    • Las preguntas se distribuirán del siguiente modo:
      • 25 preguntas sobre deontología profesional, responsabilidades vinculadas al ejercicio de la actividad profesional, funcionamiento de la asistencia jurídica gratuita, entorno organizativo colegial y marco jurídico del ejercicio de las profesiones de la abogacía y la procura.
      • 25 preguntas que evalúen la capacidad para aplicar conocimientos jurídicos básicos para el ejercicio de la abogacía y la procura e integrar la defensa y la postulación de los derechos de los clientes en el marco de los sistemas de tutela jurisdiccional nacionales e internacionales. Las preguntas del examen de acceso a la abogacía versarán sobre estrategia de defensa procesal y extraprocesal, organización y competencia judicial, representación procesal y defensa técnica y conceptos jurídicos fundamentales. Las preguntas del examen de acceso a la procura versarán sobre técnicas procesales, postulación procesal y aplicaciones electrónicas y telemáticas en el entorno de la Administración de Justicia.
    • Criterios de corrección
      • La calificación será “Apto/No apto” e incorporará la nota obtenida en el curso de formación ponderada en un 20%. Para obtener la calificación de “Apto” habrá que obtener al menos un 5 sobre 10.
      • Para calcular la calificación de la primera prueba la nota de la prueba tipo test y la nota del curso de formación se expresarán numéricamente de 5 a 10 y se aplicará la siguiente fórmula:
        • Calificación = (NotaCurso x 0,2) + (NotaTest x 0,8)
      • Las preguntas con respuesta equivocada restarán un 0,25% del valor de la pregunta. Las preguntas no contestadas no se puntuarán.
      • La nota del test, expresada en base 10, se calculará conforme a la siguiente fórmula:
        • NotaTest = (Pacertadas – (Pfalladas x 0.25) / TotalPreguntas) x 10

CASO PRÁCTICO

  • Estructura de la prueba
    • Un caso práctico elegido entre 4 opciones en el caso del examen de acceso a la abogacía y 2 opciones en el caso del examen de acceso a la procura.
    • Sobre cada caso práctico se plantearán varias preguntas que deberán contestarse en la respuesta.
    • La persona aspirante podrá utilizar como materiales de apoyo textos legales no comentados.
  • Contenido
    • En el caso del examen de acceso a la abogacía, cada una de las cuatro opciones se corresponderá con un caso que podría plantearse en cada uno de los cuatro órdenes jurisdiccionales, en cualquiera de sus instancias procesales tanto nacionales como internacionales.
    • En el caso del examen de acceso a la procura, cada una de las dos opciones se corresponderá con un caso práctico que puede plantearse en el ejercicio de la representación procesal.
  • Criterios de corrección
    • Sólo se procederá a la corrección del caso práctico cuando la persona aspirante haya superado el test.
    • La corrección del caso se efectuará conforme a una plantilla, que será pública.
    • El caso práctico se calificará como “Apto/No apto”.

JAIME

 

Favorece esta ley, en la calidad de la nueva generación de abogados que van colegiarse en los próximos años? Es una ley de garantías, o solo responde a un modelo ineficaz?

La finalidad última de la ley es garantizar al justiciable la calidad por parte de los abogados y procuradores en la línea que se da en toda Europa, menos en España, hasta ahora. Cabe pensar que si es una ley justa y bien ejecutada, los futuros abogados gozaran de más conocimiento en el momento de acceder a la profesión.

Reimontilt

 

¿Es mejor hacerlo en una buena universidad privada (ISDE, ICADE, IE, ESADE, ESIC, etc) o hacerlo en buena universidad pública (UAM, UC3M, etc)?

Es indiferente de donde procedan los fondos de la universidad. Lo importante es el provecho personal que cada uno obtenga. El esfuerzo y la dedicación no tienen nada que ver con la universidad, pública o privada. Lo que realmente importa son las ganas de los estudiantes. Es recomendable hacer un análisis previo y mirar el programa y el profesorado, pero la elección de cuál conviene más a cada uno es una elección particular.

pepe

 

¿Qué les parece el retraso en la convocatoria del examen nacional de acceso a la abogacía? ¿Cómo queda el acceso a la profesión de procurador?

El retraso seguro que se debe a la dificultad de orquestar una convocatoria de tal magnitud. En cualquier caso, el acceso a la profesión de procurador también se regula la ley 34/2006, por lo que se aplican los mismos requisitos de capacitación profesional.

Mourinho

 

Con el nuevo sistema de acceso a la abogacía, los alumnos hemos tenido que cursar Grado en Derecho, así como hacer un Máster generalista y finalmente un Examen Estatal que, a día de hoy, aún no está convocado. Mi pregunta es, si finalmente se decide que el examen se especialice por jurisdicciones como se ha especulado, ¿se entendería MERCANTIL como una jurisdicción? y de no ser así, ¿creen que es lógico y razonable que no se considere como una jurisdicción a efectos de especialización en el examen, una materia que ocupa una parte importantísima de las transacciones legales en el mundo? Muchas gracias por su atención.

Si finalmente el examen de Estado se especializara por órdenes jurisdiccionales, la rama del derecho mercantil estaría, o debiera estar, por naturaleza o concepto, como materia incursa dentro del orden jurisdiccional civil (art. 9.2 LOPJ), en tanto que no tiene orden jurisdiccional propio, aunque sí tribunales y/o secciones especializadas en dicha materia. Por ello, si por el contrario entendemos el concepto de jurisdicción, no como orden jurisdiccional propiamente dicho –que únicamente lo son, según ordena la LOPJ en su artículo 9, el civil, penal, contencioso-administrativo y social- sino como criterio de competencia objetiva o especialización, entonces sí debiéramos pensar que el examen de Estado incluirá el derecho mercantil como jurisdicción (en tanto que especialización o competencia). En cualquier caso, según lo nos consta, el Ministerio ha articulado la prueba de la siguiente forma:

  • Estructura general de la evaluación y duración
    • Primera parte: Un test de 50 preguntas, con un tiempo de 1.30 horas.
    • Pausa: 1 hora
    • Segunda parte: Caso práctico, con un tiempo de 4 horas
    • Fecha: La evaluación deberá realizarse en enero o febrero de cada año.

PRUEBA OBJETIVA DE RESPUESTAS MÚLTIPLES (TEST)

  • Estructura de la prueba
    • Cuestionario de respuestas múltiples cerradas. Cada pregunta tendrá cuatro respuestas alternativas y sólo una será correcta.
    • No se permitirá la utilización de textos legales ni otro material de apoyo.
    • Las preguntas se dirigirán a evaluar competencias y, por tanto, se priorizarán preguntas que evalúen el razonamiento frente a aquellas que evalúen capacidad de memoria.
    • La redacción de las preguntas situará al aspirante en un contexto de ejercicio profesional, por lo que se construirán preferentemente como casos o supuestos prácticos.
  • Definición del contenido
    • El contenido de las preguntas se ajustará a lo previsto en los artículos 10 y 11 del Real Decreto 775/2011, de 3 de junio, respectivamente para abogacía y procura.
    • Las preguntas se distribuirán del siguiente modo:
      • 25 preguntas sobre deontología profesional, responsabilidades vinculadas al ejercicio de la actividad profesional, funcionamiento de la asistencia jurídica gratuita, entorno organizativo colegial y marco jurídico del ejercicio de las profesiones de la abogacía y la procura.
      • 25 preguntas que evalúen la capacidad para aplicar conocimientos jurídicos básicos para el ejercicio de la abogacía y la procura e integrar la defensa y la postulación de los derechos de los clientes en el marco de los sistemas de tutela jurisdiccional nacionales e internacionales. Las preguntas del examen de acceso a la abogacía versarán sobre estrategia de defensa procesal y extraprocesal, organización y competencia judicial, representación procesal y defensa técnica y conceptos jurídicos fundamentales. Las preguntas del examen de acceso a la procura versarán sobre técnicas procesales, postulación procesal y aplicaciones electrónicas y telemáticas en el entorno de la Administración de Justicia.
    • Criterios de corrección
      • La calificación será “Apto/No apto” e incorporará la nota obtenida en el curso de formación ponderada en un 20%. Para obtener la calificación de “Apto” habrá que obtener al menos un 5 sobre 10.
      • Para calcular la calificación de la primera prueba la nota de la prueba tipo test y la nota del curso de formación se expresarán numéricamente de 5 a 10 y se aplicará la siguiente fórmula:
        • Calificación = (NotaCurso x 0,2) + (NotaTest x 0,8)
      • Las preguntas con respuesta equivocada restarán un 0,25% del valor de la pregunta. Las preguntas no contestadas no se puntuarán.
      • La nota del test, expresada en base 10, se calculará conforme a la siguiente fórmula:
        • NotaTest = (Pacertadas – (Pfalladas x 0.25) / TotalPreguntas) x 10

CASO PRÁCTICO

  • Estructura de la prueba
    • Un caso práctico elegido entre 4 opciones en el caso del examen de acceso a la abogacía y 2 opciones en el caso del examen de acceso a la procura.
    • Sobre cada caso práctico se plantearán varias preguntas que deberán contestarse en la respuesta.
    • La persona aspirante podrá utilizar como materiales de apoyo textos legales no comentados.
  • Contenido
    • En el caso del examen de acceso a la abogacía, cada una de las cuatro opciones se corresponderá con un caso que podría plantearse en cada uno de los cuatro órdenes jurisdiccionales, en cualquiera de sus instancias procesales tanto nacionales como internacionales.
    • En el caso del examen de acceso a la procura, cada una de las dos opciones se corresponderá con un caso práctico que puede plantearse en el ejercicio de la representación procesal.
  • Criterios de corrección
    • Sólo se procederá a la corrección del caso práctico cuando la persona aspirante haya superado el test.
    • La corrección del caso se efectuará conforme a una plantilla, que será pública.
    • El caso práctico se calificará como “Apto/No apto”.

RRP90

 

Estimados, Me gustaría saber, o concretar un poco más sobre nuestro futuro. Soy graduado en derecho, la primera promoción, o más bien "expedición", pero no me gusta aburrir con las desgracias. Me dirijo a ustedes para aclarar un poco más este futuro incierto que nos atormenta a las futuras generaciones de abogados, a las que por ciertom se nos encomienda una revolución y reforma del sistema, pagando los fallos de las generaciones que nos precedieron. Uno de los primeros precios: la ley de acceso. Sin duda alguna, tarea interesante y motivadora, pues a pesar de su dificultad, nuestra responsabilidad como (futuros) profesionales nos obliga a ello. Reflexiones aparte, me gustaría preguntar sobre el examen, la mayor de las incertidumbres. En primer lugar, a día de hoy, parece que será obligatorio. Aún así, ¿les parece adecuado y necesario, tras superar un Grado universitario, un Master y unas prácticas de más de 150 horas? Y si han visto el modelo de examen publicado por el Ministerio, supongo que con más motivo se sumarán a mi escepticismo. Por otra parte, ¿Cómo se sostiene que una profesión liberal (y liberalizadísima!!) debe someterse a un examen único, central y centralista como el que se ha propuesto por parte del Ministerio? Muchas gracias por su atención.

En respuesta a ambas preguntas de forma conjunta, la implantación de la Ley de Acceso obedece a la necesidad de garantizar el ejercicio de la profesión de la abogacía a un nivel equitativo al del resto de Europa, considerando imprescindible, como una herramienta formativa más, la realización del Máster y las prácticas de más de 150 horas. En relación a la compatibilidad con el carácter liberal de la profesión, debe entenderse dicha formación y preparación como garantía para el consumidor y ciudadano.

ferranbr91

 

Usualmente se esgrime como argumento a favor del Máster la progresiva internacionalización y complejidad del Derecho -y de esta profesión-. Un argumento que también se utilizó en la defensa del Plan Bolonia. Mi pregunta es: si durante décadas no ha sido considerado necesario para el ejercicio, ¿su obligatoriedad responde sólo a los rasgos señalados? ¿No es sin embargo el contenido del máster cuestiones que durante la vida laboral se aprenden?

En realidad el argumento relativo a la progresiva internacionalización y complejidad del Derecho, utilizado también en defensa del Plan Bolonia y efectivamente esgrimido a favor del Master, es solo uno de los tantos argumentos que han llevado el legislador a introducir la normativa en cuestión. Sin perjuicio de lo anterior está claro que, como no podría ser de otra forma, la finalidad última de la normativa radica en el respecto y en la aplicación del art. 24 de la Constitución española y, en definitiva, en la necesidad de que la tutela judicial efectiva y el derecho a la defensa de los justiciables vengan garantizados incluso mediante la necesidad de asegurar un determinado nivel de competencias prácticas, técnicas, jurídicas y científicas de los abogados que deberán asumir la defensa de los citados justiciables. Todo ello de conformidad con las legislaciones aplicables en otros Estados de nuestro entorno más cercano con la finalidad de unificar la normativa aplicable en los diferentes Estados de la Unión Europea.

Regeln

 

¿Consideran que la "Ley de Acceso a la Abogacía" es un simple trámite de acceso, o realmente contribuye a una mejor preparación de los futuros abogados?

Entendemos que la voluntad de homogenizar el acceso a la abogacía con los países pertenecientes a la UE, hace del todo necesario el establecer unos requisitos de acceso a la profesión. Por ello, y porqué la formación hasta ahora impartida en las universidades es mayormente de carácter teórico, sin posibilidad de efectuar escritos judiciales, simulacros o visionaje de vistas/juicios, conocimiento de la normativa deontológica, etc hace del todo necesario un complemento de formación de carácter eminentemente práctico. La finalidad de la obtención de un master de acceso, permitirá a los estudiantes que cursen el mismo obtener estos conocimientos así como realizar una estancia de prácticas en despachos donde aplicar los conocimientos adquiridos. Ello, si, creemos en la necesidad de efectuar un sistema público de becas que permita que este master sea una herramienta de formación de futuros abogados, y no una barrera de acceso a la profesión, por lo que se ha de conseguir que cualquier graduado en Derecho pueda acceder al Master y que este sirva para obtener conocimientos prácticos y poder ver las diferentes ramas del derecho, para poder en un futuro optar por la especialización.

Cristian

 

¿Se cuentan con cambios relevantes para el Máster de Acceso en un futuro próximo, plazo de dos o tres años? Sin contar con el desarrollo del Real Decreto 775/2011, muchos estudiantes sufrimos una inseguridad jurídica propia de otros Estados: cambios en los contenidos del examen nacional, retrasos injustificados de convocatoria... Todo ello sumado a la existencia de comicios electorales en 2015 y un previsible escenario de cambio de gobierno. Gracias.

Tal como establece el Reglamento mencionado, debemos tener presente que tanto las universidades como las escuelas de práctica jurídica tienen un apreciable margen de libertad en la configuración de los cursos de formación y del periodo de prácticas. Así, por lo que respecta estrictamente al periodo formativo, el reglamento se limita a establecer unas bases esenciales como son, por ejemplo, que los planes de estudios deben estar integrados por determinados créditos y, desde luego, que deben garantizar la adquisición de las competencias exigidas para cada profesión. A partir de esas bases se huye de la imposición de un modelo cerrado de tal forma que cada entidad pueda configurar los respectivos masters y cursos con un amplio grado de autonomía. Teniendo en cuenta lo anterior, entendemos que pueden existir modificaciones, pero también entendemos que para no perjudicar injustificadamente a los estudiantes, dichos cambios se notificarán con a antelación suficiente para la correcta preparación de los estudiantes. Para estar más al corriente de ello, te recomendamos que estés en contacto constante con la escuela en la que te prepares el máster, que es quién tendrá las últimas novedades y quién os podrá informar mejor de ellas y de cómo os afectarán a vuestros estudios y de las convocatorias previstas por el Estado.

Alea iacta est

 

Para las personas que tienen un título extranjero homologado y están trabajando en España como abogados, ¿esta nueva ley de acceso a la abogacía les repercute de alguna forma?

Se aplica la Ley en los mismos términos que a los que tienen título emitido por una Universidad española, es decir, si se cumplen los requisitos y los plazos las condiciones son exactamente las mismas. Si a la entrada en vigor de la norma se está ya colegiado ninguna peculiaridad existe que pueda perjudicar a estos supuestos.

Nuria

 

Buenos días, querría saber si una persona aunque no haya cursado la carrera de derecho pero sí una de "ciencias sociales" podría acceder al ejercicio de la abogacía realizando el máster de acceso a dicha profesión.

Habrá que estar a lo previsto en la Ley 34/2006, de 30 de octubre, de acceso a las profesiones de Abogado y Procurador de los Tribunales y, en desarrollo de la misma, el Real Decreto 775/2011, de 3 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley 34/2006, sobre el acceso a las profesiones de Abogado y Procurador de los Tribunales, han establecido un sistema de obtención del título profesional de Abogado fundado en cumplimiento de los siguientes requisitos:

  • Estar en posesión del título de Licenciado en Derecho, Graduado en Derecho o de otro título universitario de Grado equivalente que reúna los requisitos establecidos en el artículo 3 del Real Decreto 775/2011.
  • Acreditar la superación de alguno de los cursos de formación comprensivos del conjunto de competencias necesarias para el ejercicio de la profesión de Abogado.
  • Desarrollar un período formativo de prácticas en instituciones, entidades o despachos profesionales relacionados con el ejercicio de la profesión de Abogado.
  • Superar la prueba de evaluación final acreditativa de la capacitación profesional.

En definitiva, habrá que determinar si el título de que dispones, a la vista de que en la actualidad hay variación en la formación impartida entre unas universidades y otras, será el artículo 3 del Real Decreto 775/2011 el que determine los requisitos de titulación:

  1. Los títulos universitarios de grado a que se refiere la letra a) del artículo 2 deberán acreditar la adquisición de las siguientes competencias jurídicas:
    • Conocer y comprender los elementos, estructura, recursos, interpretación y aplicación del ordenamiento jurídico e interpretar las fuentes y los conceptos jurídicos fundamentales de cada uno de los distintos órdenes jurídicos.
    • Conocer y comprender los mecanismos y procedimientos de resolución de los conflictos jurídicos, así como la posición jurídica de las personas en sus relaciones con la Administración y en general con los poderes públicos.
    • Conocer y saber aplicar los criterios de prelación de las fuentes para determinar las normas aplicables en cada caso, y en especial el de la conformidad con las reglas, los principios y los valores constitucionales.
    • Interpretar textos jurídicos desde una perspectiva interdisciplinar utilizando los principios jurídicos y los valores y principios sociales, éticos y deontológicos como herramientas de análisis.
    • Pronunciarse con una argumentación jurídica convincente sobre una cuestión teórica relativa a las diversas materias jurídicas.
    • Resolver casos prácticos conforme al Derecho positivo vigente, lo que implica la elaboración previa de material, la identificación de cuestiones problemáticas, la selección e interpretación del dato de Derecho positivo aplicable y la exposición argumentada de la subsunción.
    • Manejar con destreza y precisión el lenguaje jurídico y la terminología propia de las distintas ramas del derecho: Redactar de forma ordenada y comprensible documentos jurídicos. Comunicar oralmente y por escrito ideas, argumentaciones y razonamientos jurídicos usando los registros adecuados en cada contexto.
    • Utilizar las tecnologías de la información y las comunicaciones para la búsqueda y obtención de información jurídica (bases de datos de legislación, jurisprudencia, bibliografía, etc.), así como herramientas de trabajo y comunicación.
  2. La Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación o los órganos de evaluación de las comunidades autónomas a que se refiere el artículo 24.3 del Real Decreto 1393/2007, de 29 de octubre, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales, incluirán, en su caso, en el informe de evaluación que emiten en el procedimiento de verificación del correspondiente plan de estudios, la acreditación del cumplimiento de las exigencias previstas en el apartado anterior.
  3. Se entenderá que cumplen los requisitos previstos en el apartado primero los títulos universitarios de grado que a la entrada en vigor de este reglamento hayan obtenido, de conformidad con lo establecido los artículos 24 y 25 del Real Decreto 1393/2007, de 29 de octubre, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales, resolución de verificación positiva del Consejo de Universidades con la denominación de Graduado en Derecho.

Vetusta

 

Soy estudiante de último año del Grado en Derecho, ¿es posible que en un futuro cercano vuelva haber un nuevo cambio y no haya que realizar el master y el examen estatal?

No está previsto, el sistema que se está poniendo en marcha es para que sea duradero y previsiblemente definitivo, aunque desde el punto de vista normativo viendo los últimos años puede ocurrir cualquier cosa. Inicialmente no creo que esto vaya a ocurrir y el sistema se mantendrá.

mimi

 

Licenciada en Derecho, cursando actualmente máster de acceso al ejercicio de la abogacía y, simultáneamente, ejerciendo ya en despacho propio. Tendrá que superar el examen oficial de acceso a la profesión? cuando en la práctica ya ha accedido.

Desde el punto de vista del ejercicio de la abogacía no hace falta el máster en su caso para continuar como tal, cosa bien distinta es el hecho de que al realizar el máster, Vd. obtenga una titulación complementaria que, en principio, no se vería perjudicada por la no realización del examen, dado que el máster conllevaría una especialización. De hecho habrá personas, esperemos que pocas, que aprueben el máster y no aprueben el examen de acceso que realiza el Ministerio.

mlp87

 

Señor Díez Revilla, ¿no cree que el Máster de la abogacía se convertirá en algo generalista, en una prolongación del esquema universitario? Yo estoy con don Luis Díez Picazo, la práctica, es eso, estar en la realidad y, para ello, hay que salir al mundo laboral y equivocarse

Ese es uno de los riesgos que corre la Ley de Acceso y todos los intervinientes en este proceso debemos estar vigilantes para que no ocurra. Si al final esto ocurre será un gran fracaso porque al final se convertirá en un nuevo curso complementario donde se repitan contenidos sin más. Desde la Abogacía Joven estamos creando grupos de trabajo dentro de nuestras comisiones para que esto no ocurra. En esto no debemos caminar solos porque los estudiantes deberán hacernos llegar sus quejas y sugerencias dado que será la única manera de corregir formaciones generalistas.

De Cetina

 

 

Alejandro Soto

 

Como afecta a un antiguo alumno de licenciatura que se colegia, evitando el cambio de la Ley 34, luego se da de baja (digamos actualmente) y luego desease inscribirse nuevamente? ¿Debería pasar por el master, practicas, examen, etc.?

Lamentablemente, has apuntado una de las cuestiones clave, que nos preocupa muy especialmente en el Consejo Nacional de Estudiantes de Derecho. Como consecuencia de la cuanto menos mejorable redacción de la Ley 34/2006, no se especifica un plazo de permanencia que el licenciado en derecho deba cumplir colegiado en el Colegio de Abogados correspondiente. Te invito a plantear esta duda al servicio jurídico de tu colegio, pero ya te adelanto que por el momento ellos tienen un margen de actuación muy reducido, pues se encuentran constreñidos por la falta de claridad de la ley.

alori

 

Pongámonos en el caso de que un alumno no aprueba un único examen tras haber superado una carrera y un Máster cuya vocación es ejercer el Derecho. ¿Qué ha de esperar un año más? Un Graduado en Derecho con Máster en Abogacía en España no puede ejercer ni asesorar jurídicamente. ¿Qué es lo que puede hacer entonces?

Estimado Jaime, estoy absolutamente de acuerdo con tu planteamiento. En mi opinión personal, y en la oficial que desde el primer momento hemos mantenido desde el Consejo Nacional de Estudiantes de Derecho, la necesidad del examen habilitante es ciertamente cuestionable. Más aún si cabe con la configuración que estaba planteada en un primer momento. Sin embargo, ante la negativa rotunda del Ministerio de Justicia a eliminarlo, a pesar de la insistencia del de Economía y Competitividad (que como recordaréis ya lo planteó por escrito en su exposición del borrador del anteproyecto de ley de servicios profesionales), no nos quedó otra alternativa que plantear una propuesta de examen que, sin suponer un severo filtro para el acceso a la abogacía (cuyo papel ya han cumplido tanto el grado como el master de acceso), posibilitara al menos una cierta especialización, en consonancia con el espíritu de la propia ley.

JAIME

 

¿En qué medida esta nueva ley nos entorpecerá o beneficiará a los estudiantes y futuros juristas en nuestra formación académica y preparación para el mundo laboral en el ejercicio de la abogacía?

La Ley 34/2006, como he expuesto en numerosas ocasiones, no me parece en sí misma una norma negativa, sino todo lo contrario. Tanto la justificación de su necesidad como su espíritu y vocación de mejora me parecen una estupenda oportunidad para convertir a nuestros abogados en un referente a nivel europeo. El problema estriba en el reglamento que la desarrolla, y en los detalles y concreciones que “hacen posible” la satisfacción de los objetivos que se propone la ley. En todo caso, creo que, al margen de la innecesaridad de realización de la prueba nacional habilitante, nuestros abogados van a experimentar una mejora notable de su conocimiento técnico, y espero que pueda facilitar, a medio plazo, un nivel de especialización y profesionalización que lleve aparejado un incremento de las oportunidades del sector de la abogacía española.

Nicolás

 

¿Creen que la reforma que introdujo el requisito de de cursar el máster de abogacía para el ejercicio profesional colegiado está afianzada o es posible un cambio de rumbo legislativo y que sea suprimido con un eventual cambio de gobierno?

La realización del Master de Acceso a la abogacía es una realidad que no creo ninguna opción política con posibilidades de acceso al Gobierno de España vaya a modificar. Hemos de tener en cuenta que la ley es del año 2006, a pesar del extenso periodo de vacatio legis establecido en la misma. Se trata de una necesidad también impuesta por los países de nuestro entorno y las dinámicas del sector y el mercado europeo. No creo que debamos (y desde luego el Consejo Nacional de Estudiantes de Derecho no lo va a hacer) tratar de hacer frente a una modificación legislativa que supone una oportunidad para nuestros graduados en derecho, sino trabajar en propuestas y planteamientos de mejora de los Master de Acceso a la abogacía de nuestro país, a los efectos de posibilitar la mejor formación para nuestros abogados, que no debemos olvidar realizan una importante labor de asistencia técnico-jurídica, cuya optimización repercute directamente en la satisfacción de los intereses generales y la mejora de nuestra sociedad en su conjunto.

Fran_1990

 

¿En qué momento le cedimos al estado nuestra libertad para decidir sobre cómo realizar nuestra educación superior y como formarnos? ¿Qué ganancia se lleva el responsable de todo esto? Muchas gracias.

La regulación de los requisitos de acceso a una profesión y de la formación universitaria requerida a tal efecto es una exigencia que impone la propia naturaleza de la democracia, la necesidad de protección del interés general y de garantizar un marco determinado que satisfaga los objetivos de un estado “social y democrático de Derecho”, así como la obligatoriedad de las Administraciones Públicas de ajustarse a la ley. No creo que haya ninguna ganancia específica e individual determinada, ganamos los abogados, que tenemos una excelente oportunidad de formarnos y progresar profesionalmente y gana la sociedad en su conjunto, que verá mejor protegidos sus intereses y mayor garantizadas sus pretensiones.

Charls Pareja

 

¿Hasta qué consideran necesario un examen habilitante para poder ejercer como abogado cuando ya se está imponiendo la cursación de un Máster a mayores de la propia carrera de Derecho?

La necesidad de un examen de acceso habilitante, en mi opinión, es ciertamente escasa, más aún a la vista de cómo se encontraba planteada la prueba antes de que propusiésemos nuestra alternativa. Ahora que ya cuenta con el visto bueno del Ministerio de Justicia y gracias al apoyo que nos han brindado el resto de partes implicadas en la negociación, entiendo que el examen es un mal menor, que podremos aprovechar al menos los estudiantes de derecho para prepararnos y especializarnos en un sector concreto, posibilitando así que los graduados den los primeros pasos en el largo camino del desarrollo profesional.

PSI

 

Teniendo en cuenta, en el ámbito del conocimiento de la materia para ejercer, la necesidad (o no) del máster de acceso a la abogacía, ¿cuál es la idoneidad del mismo para la formación de los estudiantes de dobles grados de derecho con otra ciencia social?

Te voy a poner como ejemplo mi caso personal. Yo mismo estoy finalizando ya mi Doble Grado en Derecho y Ciencias Políticas, he tenido la oportunidad de realizar prácticas en varias firmas de abogados, de reconocido prestigio nacional e internacional, y en todos los encuentros que he tenido con los responsables de recursos humanos de dichos despachos, he sacado la misma conclusión: el master constituye un elemento enriquecedor que complementa a la perfección la formación adquirida durante el grado. Si además partimos de una formación adicional en un área de las ciencias sociales complementaria (como pueden ser ADE, Ciencias Políticas o Economía); creo que accederemos al mercado laboral con un perfil altamente competitivo y en unas condiciones extraordinarias, que me consta sabrán valorar los responsables de la selección de abogados y, para aquellos que deseen establecerse por su propia cuenta, los clientes que formen parte de su cartera.

LoKeSeaMetal

 

¿Por qué tras aceptar el cambio para los licenciados en derecho para no tener que hacer el Master de Acceso, ahora se inventan que es necesario hacerlo para optar al turno de oficio en algunos colegios, eliminando por tanto la Escuela de Práctica Jurídica, más formativa si cabe que el Master?

No me consta que se esté exigiendo el Master de Acceso para acceder al turno de oficio, si bien es cierto que no es algo que entre dentro de mis competencias. En cualquier caso, son las Escuelas de Práctica Jurídica presentes en cada Colegio de Abogados las encargadas de facilitar la formación necesaria para poder optar al Turno de Oficio. Te recomiendo que obtengas esa información por escrito de tu Colegio de Abogados y, en su caso, lo pongas en conocimiento del Consejo General de la Abogacía, que estoy seguro podrá ayudarte a solucionar la confusión.

Bmb

 

Hola. Tal y como nos dijeron el año pasado en la facultad antes de acabar la carrera, a los Licenciados no se nos exigiría máster ni examen de acceso para colegiarnos hasta dos años después de acabar la carrera. ¿Esto se mantendrá?

En efecto, según el tenor literal de la propia ley, el licenciado en derecho dispone de un plazo máximo de dos años para colegiarse si desea evitar la realización del master y la superación del examen de acceso, contados a partir del momento en que esté en disposición de obtener el título de licenciatura.

marta hernández

 

Superado el master, ¿sigue siendo preceptivo el examen para acceder a la profesión? en caso positivo, ¿este examen lo elabora la universidad o el ministerio de justicia?

El examen sigue siendo necesario, y me consta que no se va a eliminar. En la estructura del examen hemos contribuido tanto el Consejo Nacional de Estudiantes de Derecho (CONEDE), como el Consejo General de la Abogacía Española (CGAE), el Consejo General de Procuradores de España (CGPE), la Conferencia de Decanos y Decanas de las Facultades de Derecho de España y los responsables de las Universidades que tienen estudios de derecho de nuestro país. A la elaboración concreta de las preguntas (cuyos modelos ya se encuentran avanzados y remitidos al Ministerio de Justicia) contribuirán expertos que forman parte de la Comisión creada en el seno del Ministerio de Justicia, de la que forman parte miembros de cada uno de las citadas entidades; excepto, claro está, de la que encabezo, por motivos evidentes.

Albert

 

Si eres graduado en Derecho y has superado el máster organizado con colegios de abogados, ¿debes superar un examen oficial antes de acceder a la profesión, o ha sido éste suprimido?

El examen se mantiene, si bien cambia la estructura, que vendrá determinada por la propuesta que hicimos llegar al Ministerio de Justicia y que fue apoyada por las organizaciones citadas en mi anterior respuesta. En breve publicarán las pruebas piloto y toda la información relativa al examen de acceso a la abogacía en la página web del Ministerio de Justicia, una vez se apruebe la reforma del Reglamento que desarrolla la Ley 34/2006 (algo que espero suceda a la mayor brevedad).

CN

 

Los estudiantes de último curso matriculados en licenciatura en derecho, al acabar la carrera, ¿qué deberíamos hacer para tener buenas aptitudes a la hora de ejercer y conseguir trabajo? Porque nosotros nos podemos colegiar cuando tengamos el título, verdad?

En efecto, como indicaba con anterioridad, disponéis de un plazo de dos años desde que os encontráis en disposición de obtener el título de licenciatura para colegiaros sin tener que realizar el master ni el examen de acceso a la abogacía. Sin embargo, creo que el rechazo o la elusión de realización del master de acceso “por principio” no es una buena estrategia. El perfil de un licenciado en derecho se vería enormemente enriquecido mediante la realización y superación con éxito de un master de acceso a la abogacía de prestigio, y las prácticas contempladas en el mismo servirán también como un primer acercamiento al mercado laboral y, quien sabe, quizá como una primera toma de contacto con tu futura empresa. El conocimiento de idiomas y el entrenamiento y mejora de las aptitudes personales, los considero fundamentales para encontrar un puesto de trabajo en una firma de excelencia y competitiva.

daniUCM

 

¿Para poder colegiarse y ejercer la abogacía un estudiante de grado en derecho está obligado a realizar el máster de acceso a la abogacía o podría realizar otro aunque no esté estrechamente ligado al ejercicio de esta profesión? Un saludo

Lamentablemente, de momento habrá que realizar el examen de acceso a la abogacía. Personalmente, ya le trasladé al Ministerio de Justicia una propuesta alternativa, que permitiese la realización de un master de especialización que posibilitara la realización posterior del examen de acceso habilitante. Tal y como estaba previsto este último con anterioridad, resultaba de todo punto imposible ese extremo, si bien es cierto que ahora con la inminente modificación del mismo y del reglamento de la Ley 34/2006, tan sólo sería necesario modificar algún punto de la Ley de Acceso para que pudieran aceptarse master específicos como títulos que permitieran la concurrencia al examen de acceso a la abogacía. Mi compromiso es trabajar porque esa especialización sea una alternativa real en el menor tiempo posible, y en esa dirección trabajaremos durante los próximos meses en el seno de la organización que presido.

Kelsen

 

¿Finalmente las últimas promociones de licenciados de Derecho tendremos que cursar el Máster para poder ejercer? No nos quedó claro si se estableció que no sería necesario para cualquier licenciado o si en cambio sí lo sería para los licenciados posteriores a 2012. Mi promoción aun acabamos en 2015, porque somos de la doble licenciatura de Derecho y ADE, y tenemos dudas.

Todo licenciado en derecho, por aplicación de lo dispuesto en la Disposición Adicional Octava de la Ley 34/2006, tendrán un plazo de dos años desde que se encontrasen en condiciones de obtener el título de licenciado en derecho para colegiarse como abogado y evitar así la obligatoriedad de realización del master y el examen de acceso a la abogacía. Esta exención no va a cambiar en ningún caso, siempre que se cumplan con las condiciones descritas. A los de doble licenciatura os ocurre lo mismo, y el plazo de dos años empezaría a computar desde que estéis en disposición de obtener (de solicitar) el título de licenciado en derecho.

RTB

 

 

Queremos dar las gracias a todas las personas que habéis participado en este encuentro digital en Legal Today por vuestras preguntas. Ha sido tal el volumen de consultas que no ha sido posible responder todas.

El sorteo del IPAD entre los participantes en el encuentro digital sobre la Ley de Acceso se realizará próximamente. Legal Today dará a conocer el nombre del ganador y, tras contactar con él, publicará su nombre en este portal jurídico y en nuestras redes sociales.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
499 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Carlos Carnicer, Díez Revilla y Alejandro Soto


Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.