24 de Junio de 2017 | 05:22
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Ángel Orgaz Valle, vicepresidente de la Sociedad de Debate de la Universidad de Salamanca y alumno del 4º Curso del Grado en Derecho, nos atiende en esta entrevista para contarnos de primera mano su experiencia en los torneos de debate y todo lo que este tipo de concursos pueden aportar a los estudiantes

"El debate y la oratoria siguie siendo una asignatura pendiente en nuestro sistema educativo"

26 de Febrero de 2015

Ángel es ya un veterano en lo que debates universitarios se refiere y en su carta de presentación destaca el primer puesto logrado en el V Trofeo Rector de Debate de la Universidad de Salamanca o la condición de semifinalista en la IV edición del Torneo nacional de iniciación al debate Tres Culturas de Córdoba.

Sara Sánchez García y José Sánchez Hernández
Responsables del Aula Aranzadi de la Universidad de Salamanca

P. ¿Qué opinión le merece el hecho de haber participado en numerosos Torneos de Debate? ¿Ha sido una participación satisfactoria?

R. La experiencia de participar en torneos de debate es muy satisfactoria. Una vez que das el paso de presentarte por primera vez a un torneo de debate, el resto viene rodado. Ganas mucha experiencia, mucha formación y, por supuesto, también muy buenas vivencias, formando grandes amistades y fomentando el trabajo en equipo. Sinceramente, creo que estas actividades son algo muy positivo.

P. ¿Qué cree usted que define a un buen orador? En su caso, ¿realmente afecta en la trayectoria académica y profesional el uso de un buen lenguaje oral y corporal?

R. Sin duda alguna, afecta. El lenguaje no verbal dice mucho de una persona, y en muchas situaciones de la vida éste es de vital importancia. Desde mi punto de vista, el buen orador debe saber manejar tanto el lenguaje verbal como el no verbal. Del mismo modo, tener un buen tono de voz, control del espacio, del lenguaje... y confianza en uno mismo hace que la puesta en escena sea mucho más efectiva y llegue de manera más directa al público. De hecho, cada vez más las empresas privadas buscan este tipo de perfiles.

P. ¿Cree que a nivel educativo debería fomentarse el debate y la oratoria?

R. Desde luego. Es más, me parece que sigue siendo una asignatura pendiente en nuestro sistema educativo. La oratoria es básica en muchas profesiones, y muy útil en distintas situaciones de la vida. Importa mucho el que se dice, pero también el cómo se dice. Hay que fomentar tanto la inteligencia cognitiva como la emocional. Y de momento en el sistema educativo nos centramos en proposiciones meramente teóricas.

P. ¿Qué consejos podría dar al resto de alumnos para que participen en estas actividades?

R. Hay que perder el miedo escénico. Una vez que das el primer paso, el resto viene rodado. Esto es algo que engancha. Recomiendo a todos los alumnos participar en estas actividades, sobre todo a aquellos que pretendan estar de forma muy asidua en los foros, en los Tribunales e, incluso, trabajando de cara al público. El debate no me ha dejado más que buenas experiencias.

P. ¿Qué fórmulas utiliza para mejorar sus habilidades en el debate?

R. Siempre hay algo que aprender nuevo, que practicar y que perfeccionar. Para ello, es bueno seguir formándose, o sea, asistir a los talleres y cursos de debate y oratoria, así como seguir practicando y debatiendo. Además, el debate es un ejercicio muy sano, democrático y necesario para mejorar como sociedad; y esto es algo que debemos tener muy presente.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
19 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin


 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.