22 de Noviembre de 2018 | 11:47

LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS

 

Herramientas para el texto

MARTA VELAYOS, DIRECTORA DE ASESORÍA FISCAL EN GRUPO EULEN

“El Departamento Fiscal debe formar parte de la revolución digital, pero sin olvidar la importancia de las relaciones personales y el trabajo en equipo”

9 de Mayo de 2018

Desde inicios de 2015, Marta Velayos Asiain es la Directora del Departamento de Asesoría Fiscal Corporativa de Grupo EULEN, empresa española multinacional de servicios, líder en España en la prestación de servicios generales a empresas y especialista en actividades de limpieza, seguridad, servicios auxiliares, Facility Services & Management, servicios sociosanitarios, mantenimiento integral, trabajo temporal y medio ambiente, con presencia en 14 países, y una facturación anual de más de 1.600 millones de euros.

Legal Today

Marta es Licenciada en Derecho por la Universidad de Navarra y máster en Asesoría Jurídica de Empresas por el Instituto de Empresa (Madrid). Inició su carrera profesional en el Departamento Fiscal de un despacho anglosajón. Tras un tiempo trabajando en el Departamento de Tax Strategies Unit en Londres, Marta se incorporó en el Departamento Fiscal de Grupo EULEN a finales de 2006 como Jefe de Departamento de Asesoría Fiscal, hasta que en enero de 2015 fue nombrada Directora del Departamento, posición que ocupa desde entonces.

A finales de 2015, Marta formó parte del "Proyecto Promociona", Programa Ejecutivo de Mujeres en la Alta Dirección, impartido por ESADE Business School.

¿Cómo aborda su departamento fiscal los cambios cada vez más constantes?

Desde siempre, pero especialmente desde hace unos diez años, los Departamentos fiscales internos de las compañías y los asesores fiscales de grandes y pequeños despachos, vivimos en una constante vorágine legislativa y doctrinal, tanto a nivel nacional como internacional, que nos exige estar continuamente actualizados. Es todo un reto para un Departamento de un Grupo de empresas con presencia tan global.

Por ello, debido a la dimensión actual del Grupo y a su dispersión geográfica, cada vez más el Departamento Fiscal del Grupo tiene la obligación de compartir conocimientos y criterios fiscales a todos los niveles de la compañía, invirtiendo especialmente desde hace algún tiempo en formación fiscal interna, impartida por los componentes del Departamento, a los responsables de las distintas líneas de negocio y a sus equipos.

El Departamento Fiscal de una compañía tiene que estar al lado del negocio y formar parte del mismo. Por ello, la tarea de sensibilización que estamos llevando a cabo permite hacer partícipes a los equipos que componen las distintas líneas de negocio, de las implicaciones fiscales que tienen la prestación de los servicios, trasladándoles también la importancia de la función fiscal en el negocio. Es la forma adicional de añadir valor al servicio y, por ende, al cliente final.

Estar continuamente actualizados exige conocer los últimos criterios de la Administración y de Tribunales, formar parte de foros donde se comparten novedades fiscales así como seguir el desarrollo de las redacciones de anteproyectos con impacto fiscal en el negocio y fuera del negocio.

¿Cuál es la presencia actual de EULEN en el mercado internacional?

El Grupo EULEN inició su expansión internacional en los años ´90,  consolidándonos con posterioridad como grupo versátil, multidisciplinar y permanentemente orientado al cliente, exigiéndonos asumir el reto de prestar servicios fuera de España con los mismos estándares de calidad que habían caracterizado su actividad dentro de España.

Actualmente, ofrecemos una amplia variedad de servicios adaptados a las necesidades de cada país, acordes a su cultura, normativa, economía, sociedad...

Grupo EULEN está actualmente presente en España, Portugal, EE.UU., y 8 países del área Latinoamérica y Caribe (Colombia, Costa Rica, Chile, Jamaica, México, Panamá, Perú y República Dominicana), además de Oriente Medio (Emiratos Árabes y Qatar).

La entrada en Estados Unidos se materializó a finales de 2008, con la compra de la empresa ASMO, especialista en servicios aeroportuarios (handling), continuando así con nuestra política de expansión internacional y ampliando el negocio en un nuevo mercado.

A día de hoy, operamos en más de diez aeropuertos de Estados Unidos y Jamaica y tenemos presencia en 7 estados. Nuestra intención es crecer en este país con la adquisición de alguna compañía que nos permita ampliar nuestros actuales servicios y cobertura.

¿Impacta en la forma de trabajar de su departamento la dispersión geográfica y de la diversidad cultural?

Sí que impacta, pero también es verdad, que cada vez menos. El continuo nivel de comunicación con los países, gracias a las nuevas tecnologías, nos ha permitido acercarnos mucho y poder estar a su lado. Conocer el negocio del país, su idiosincrasia, cultura y forma de trabajo, están ayudando a armonizar y unificar criterios a nivel internacional.

También disponemos de programas de gestión tributaria internacional que permiten que este acercamiento sea mayor, estableciendo criterios y herramientas de trabajo comunes para todos los países.

Los cambios normativos internacionales, como las políticas BEPS o las Directivas de la UE afectan a empresas como EULEN. ¿Cuál ha sido, por ejemplo, el impacto del SII en el ámbito nacional o el CbC Report que se envió por primera vez a la Administración Tributaria el pasado año?

Todo cambio normativo, tanto a nivel nacional como a nivel internacional, sirve a las compañías para comprobar y corroborar el correcto funcionamiento de nuestros procesos internos existentes. En realidad, las novedades legislativas son mecanismos para determinar la capacidad de reacción de una empresa. Con las últimas novedades de reporting en vigor, las autoridades fiscales han puesto a prueba a las compañías, reduciendo el tiempo y capacidad de adaptación de las mismas.

Un ejemplo de ello ha sido la entrada en vigor del SII y la exigencia y esfuerzo que ello supuso al Departamento de Gestión Fiscal del Grupo EULEN, reaccionar a tiempo y poder atender en forma las nuevas obligaciones fiscales.

Otro claro ejemplo de ello ha sido la cumplimentación del Modelo 231, Modelo 232 o Informe País por País (CbCr). Llevar a cabo este tipo de proyectos de forma global, exige un nivel de comunicación interno y de coordinación con los responsables de los países, que pasa por trasladarles la importancia que tiene hoy en día la calidad del dato y la rapidez en la obtención del mismo.

Para ello es importante disponer de tecnología adecuada. La digitalización genera eficiencia económica y minimiza el riesgo, permitiendo a su vez mejorar la eficacia operativa del negocio.

¿Qué piensa sobre el cambio que las nuevas tecnologías están generando en los modelos de negocio? ¿EULEN está cambiando gracias a la implementación de alguna nueva tecnología?

El entorno económico actual exige cada vez más una mayor transparencia de la fiscalidad de las grandes empresas. Esta tendencia se ha traducido en el aumento cada vez mayor del cumplimiento de mayores obligaciones en materia de responsabilidad fiscal corporativa debido al alto y rápido nivel de intercambio de información entre países.

Por ello, términos como digitalización, inteligencia artificial (IA), blockchain, robotics, data analitics, digital tax, están últimamente en boca de todos...pero esto acaba de empezar.

Cada vez es más necesario que los departamentos fiscales internos dispongamos de una estrategia digital y ello pasa por trabajar con herramientas y automatización de procesos que permitan acceder con rapidez y calidad al dato, con objeto de analizarlos para la correcta toma de decisiones.

Todo ello exige adaptar los perfiles de los departamentos fiscales, siendo cada vez más necesarios la existencia de tecnólogos fiscales, profesionales que tienen la capacidad de programar, unida a la sensibilidad y conocimiento de las normas fiscales. Ello ayudará a poner cada vez más en valor la función fiscal. Los esfuerzos tecnológicos permitirán avanzar y crear un marco de trabajo mucho más eficiente, independientemente de la dispersión geográfica y de la diversidad cultural de un grupo de empresas.

Por lo tanto, sí a formar parte de la revolución digital y a crear el ecosistema digital en un Departamento fiscal, pero sin perder de vista la necesidad de seguir "leyendo la Ley", además de asumir que el único algoritmo que no existe y que es y sigue siendo fundamental, incluso para la gestión de un departamento tan técnico como el de Asesoría Fiscal, es el de las emociones, las relaciones personales y las de trabajo en equipo.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
17 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin


Te recomendamos

  • Revista Fiscalidad Internacional y Negocios Internacionales

    Revista Fiscalidad Internacional y Negocios Internacionales

    Publicación científica de periodicidad cuatrimestral especializada en la fiscalidad internacional y en la contratación de negocios transnacionales que aborda la incidencia tributaria y mercantil de las inversiones exteriores en España y de las operaciones con transcendencia internacional de nuestras empresas.

  • ONESOURCE Indirect Tax Software

    ONESOURCE Indirect Tax Software

    Tax departments need to focus on achieving maximum compliance and determine, calculate and record taxes with the highest levels of accuracy. ONESOURCE Indirect Tax empowers companies of all sizes with both U.S. and global tax expertise so they can better manage the complexity of tax.

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar