Herramientas para el texto

Luis Zarraluqui, Socio Director de ZARRALUQUI ABOGADOS DE FAMILIA

“La crisis ha incrementado la problemática familiar, tanto en cuanto a rupturas, como en cuanto a modificaciones de las medidas que ya tenían acordadas”

12 de Septiembre de 2013

El prestigio profesional de Luis Zarraluqui en el ámbito del Derecho de Familia ha convertido su despacho -familiar- en una referencia en sí misma, cuya fuerza se convertirá en el provecho más inmediato para los alumnos del I Curso General de Derecho de Familia ya que “los abogados de familia tenemos que tener unos conocimientos y unas habilidades – cambiantes – que tenemos que desarrollar de manera absolutamente distinta de la que se necesita para el ejercicio de otras profesiones u otras especialidades dentro del mundo del derecho ( incluso del derecho de familia)”, como él mismo razona. Con Luis Zarraluqui hemos querido charlar además acerca de qué está pasando con los pleitos de este campo en tiempos de crisis, cómo se colabora entre abogados y hasta qué punto llega la mediación y la negociación.

Legal Today


¿Cómo han cambiado los asuntos de familia con la crisis?

En contra de lo que dijeron algunos medios inicialmente la crisis - agravada por la defectuosa regulación que tenemos del derecho de familia - ha incrementado la problemática familiar tanto en cuanto a rupturas como en cuanto a modificaciones de las medidas que ya tenían acordadas.

¿En qué sentido se están modificando los convenios reguladores?

Los convenios reguladores cada vez se están haciendo - fruto de la especialización - más completos y mas "a la medida" de la familia concreta. En el año 1981, cuando se aprobó la ley del divorcio, los convenios apenas pasaban de 2 o 3 páginas; ahora pueden llegar a tener, en función del caso, más de 12 páginas.

Y en cuanto a qué modificaciones se están produciendo en los convenios la mayoría son en aspectos económicos y en custodias ya que los convenios muchas veces se hacen sin el suficiente asesoramiento o con "demasiadas prisas".  

El Tribunal Supremo está dictando últimamente sentencias importantes en Derecho de Familia, como la que se refiere a la no excepcionalidad de la custodia compartida. ¿Considera que la Ley debería ser más clara al respecto?

Desde luego que sí. A veces queremos que la ley lo diga todo - cosa que es imposible - y, sin embargo, no se hace el mismo esfuerzo por mejorar la calidad y formación continua de los jueces a los que debería dejárseles mas autonomía (en ese supuesto estado de mejor nivel de nuestros jueces).

En Derecho de Familia, ¿conviene siempre negociar?, ¿en qué momento usted está seguro de que es mejor acudir a juicio?

La palabra "negociar - ¡ y no digamos mediar"! - a todo el mundo le gusta pero tenemos que tener en cuenta que:

a)      No todo es negociable (a veces estamos ante situaciones de auténtico chantaje que no se pueden "negociar").

b)      A veces no tenemos suficiente información ni sabemos cómo va a ser la situación después de la "negociación" y, sin embargo, una vez acordado no es fácil modificarlo.

c)      El tiempo sí cuenta. Es decir, la negociación debería ser intensa pero rápida. De lo contrario las situaciones de hecho que se crean durante la negociación muchas veces condicionan al juez posteriormente.

Sin duda, - y con esos matices citados - hay que hacer esfuerzos en negociar.

Ante casos hereditarios complejos, ¿tiene usted la sensación de que "siempre" hay alguien que cede en sus intereses en favor del bien común?

No siempre pero sí muchas veces. El tiempo -y el coste - muchas veces son determinantes.

¿Qué nivel de colaboración nota usted entre los abogados de las partes en un pleito de Derecho de Familia?

No hay mucha colaboración pero tampoco podemos ser ingenuos ni pretenderlo (mas allá de la relación normal entre compañeros). Lo que necesitamos es ser profesionales especializados.

Y voluntad negociadora.

Cuando usted acude a un juicio, ¿qué puntos fuertes suele encontrar en el abogado de la parte contraria?

En los juicios siempre valoro que el abogado sea realmente un especialista. De esa manera no hacemos "daño" de manera innecesaria, ni alargamos los pleitos, etc...

Usted dirige el I Curso General de Derecho de Familia de Thomson Reuters Aranzadi. ¿Cuál es la idea eje de dicho curso?

Nuestro objetivo es muy concreto: formar abogados especializados en esta materia. Los abogados de familia tenemos que tener unos conocimientos y unas habilidades - cambiantes - que tenemos que desarrollar de manera absolutamente distinta de la que se necesita para el ejercicio de otras profesiones u otras especialidades dentro del mundo del derecho ( incluso del derecho de familia).

¿Qué diferencias existen entre este Curso y el Máster en Derecho de Familia del despacho?

Desde hace 17 años nosotros impartimos un curso dentro del despacho para muy pocos abogados - máximo 12 - y tiene por objetivo formar la cantera de nuestros futuros abogados. Sin embargo, nuestro despacho - y sus particularidades - no es la única manera de ejercer esta profesión. En España tenemos muy buenos abogados de familia que ejercen la profesión de manera distinta a la nuestra y todas ellas son válidas y exitosas.

De ahí que la diferencia entre ambos programas sea que el objetivo del Curso es formar abogados especializados en derecho de familia y el Máster es formar abogados especializados en derecho de familia que, además, puedan trabajar en nuestro despacho; este segundo programa es mucho más intenso y prácticamente ocupa todo el día.    

En cuanto al Curso, ¿qué aspectos subrayaría usted del programa?

El principal aspecto que destacaría yo de este Curso es que está dirigido por abogados de derecho de familia que estamos en contacto con la realidad - judicial y extrajudicial - de esta materia y, que sabemos qué es lo que se necesita para ejercer esta especialidad. Por otra parte, nos apoyamos en aquellos "profesores" (la palabra no está bien elegida) que sabemos están en contacto con esta materia porque los "utilizamos" en nuestro día a día ya sean de contrarios, jueces, fiscales, etc...

Con qué mentalidad debe inscribirse el alumno?

El "alumno" debe ser un abogado que quiera especializarse en derecho de familia y está indicado para que aquellos que prácticamente no sepan nada sobre esta especialidad o tenga ciertos conocimientos pero realmente noten que les falta la base para "estar cómodos" en esta materia y, MUY IMPORTANTE que puedan abarcar todos los retos que tiene el derecho de familia en estos tiempos que hacen de esta especialidad, sin ninguna duda, la especialidad jurídica con más presente y, desde luego, con más futuro.

¿Qué ventajas tiene frente a otros cursos?

Verdaderamente no hay ninguno con el que se pueda comparar hoy por hoy. Lo más parecido - pero con los debidos respetos no tienen nada que ver - son los cursos que organizan los colegios de abogados.

I CURSO GENERAL DE DERECHO DE FAMILIA

Fecha: del 1 de octubre de 2013 al 17 de julio de 2014

Horario: martes y jueves de 17.00 a 19.45

Lugar de celebración: Paseo de la Habana, 9-11, Madrid

Más información.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
466 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin


Te recomendamos

  • Aranzadi Familia

    Aranzadi Familia

    Servicio de investigación jurídica para el desarrollo integral de cada proceso del Derecho de Familia

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.