25 de Marzo de 2017 | 02:26
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

MIGUEL ROMERO VELASCO, DECANO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y POLÍTICAS UNIVERSIDAD LOYOLA ANDALUCÍA

“Los estudiantes están muy preocupados por su formación y por la gestión de los despachos”

5 de Julio de 2016

Desde el mes de mayo del año pasado, Miguel Romero es el Decano de Derecho, Criminología y Relaciones Internacionales de la Universidad Loyola Andalucía. Romero cuenta con una amplia trayectoria académica, ya que ejerce como profesor titular de Derecho Civil en el departamento de Derecho y ha sido vicesecretario general de la universidad. Este decano también forma parte de la Asociación Española de Derecho Agrario y de la Asociación Europea de Derecho Rural, ámbitos en los que ha desarrollado su etapa investigadora. Dado su conocimiento en el ámbito universitario, charlamos con él sobre la formación de los futuros juristas, donde subraya la importancia de contar con la biblioteca digital de Thomson Reuters, de la que subraya su utilidad para su personal docente e investigador y para el alumnado.

Legal Today

Recientemente ha cumplido un año como decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad Loyola Andalucía. ¿Cuál es su balance de estos primeros doce meses?

Este primer año ha sido muy satisfactorio desde el punto de vista personal. Además de la consolidación definitiva de los dos Grados que estaban impartiéndose en la Facultad, Grado en Derecho y Grado en Relaciones Internacionales y todos sus dobles itinerarios, se ha iniciado la implantación del Grado en Criminología. Eso ha supuesto, evidentemente, un incremento en la labor de coordinación y organización, pero creo que los alumnos de los tres grados matrices están contentos. Ha sido fundamental toda la labor realizada por el profesorado que imparte docencia en los grados, la colaboración y la experiencia contrastada tenía que hacerse notar en estos primeros años fundamentales de implantación de las nuevas titulaciones en la Facultad.

Usted cuenta con una larga trayectoria como docente, desde su experiencia ¿cómo percibe a las nuevas generaciones de letrados?

Es evidente que los estudiantes actuales reclaman un incremento de los aspectos prácticos en la docencia que reciben, esto lleva que los egresados de las Universidades tienen una visión que no teníamos hace años y que se completaban en las Escuelas de Práctica Jurídica. No solo eso, también los veo preocupados por la gestión de despachos, la antigua costumbre de placa anunciadora de la profesión ha caído. Hoy están muy preocupados por su formación y por la gestión posterior, se interesan por el prestigio de despachos donde pueden acceder, por la reputación general de la firma, etc. Se aprecia una formación y experiencia internacional que antes no se tenía, los cursos de posgrado internacionales y las experiencias Erasmus han avanzado mucho en este aspecto. Además, la nueva Ley de Acceso a la Abogacía con la implantación de Máster ha conseguido que, cuando los nuevos abogados se incorporan al mundo profesional, tienen un amplio conocimiento de los aspectos prácticos en todos los ámbitos del Derecho. Creo que el equilibrio teoría-practica está muy conseguido en todas las asignaturas del Grado en Derecho de la Universidad Loyola, que se notará cuando al finalizar el próximo curso nuestros egresados se incorporen al Máster de Abogacía.

¿Qué mejoraría en la formación de los futuros abogados?

Creo que hay algunos aspectos en los que mejorar. En primer lugar incrementaría las experiencias internacionales, esto les da a los futuros abogados una visión que no se tenía hace años. Pero para ello hace falta una mayor y mejor formación en idiomas. Desde la Universidad Loyola estamos trabajando en estos aspectos. Por ejemplo para tener salida Erasmus se debe tener un nivel B1 de idiomas y para obtener el título de Grado hay que certificar un nivel B2. En segundo lugar incrementaría los aspectos prácticos, es necesario que todos los alumnos conozcan el desarrollo de la vida profesional en todos los aspectos. En Loyola no solo lo logramos con ese equilibrio teoría-práctica de la docencia y con la asignatura obligatoria de Práctica de Empresa, sino que animamos a que se formen continuamente en este sentido. En tercer lugar la especialización será una buena herramienta para la diferenciación de los futuros abogados. El Máster en Abogacía, el Máster en Asesoría Jurídica de Empresas y el Máster en Tributación, son los másteres del área jurídica que se imparten en nuestra Universidad y que logrará esa especialización aludida. Y por último, incrementaría la formación en la gestión de despachos.

Para completar esta formación la universidad acaba de adquirir la Biblioteca Digital de revistas Proview, ¿qué les aporta este producto de Thomson Reuters?

Bueno, aún es algo pronto para hacer una valoración del portal de revistas de Proview que acaba de suscribir la Biblioteca de la Universidad Loyola. Estamos convencidos que va a representar una herramienta extremadamente útil para nuestro personal docente e investigador y para el alumnado, tanto de Grado como de Master, del área jurídica.

Las características que más valoramos del portal de revistas Proview son tres:

  • Facilidad de acceso: ya no hará falta estar físicamente en el campus de la Universidad para consultar una determinada revista en papel.
  • Amplia cobertura temática: las revistas Aranzadi en la plataforma cubren todas las áreas del Derecho.
  • Calidad de contenidos: por último, y no menos importante, valoramos muy positivamente la calidad de los contenidos, sello tradicional de la editorial Aranzadi.

Usted es también profesor titular de Derecho Civil en el departamento de Derecho, ¿cómo valora las reformas que se han aprobado en su campo en esta legislatura?

Ciertamente han sido amplias las reformas introducidas en el ámbito del Derecho Civil, que han modificado bastantes artículos de nuestro Código Civil. Estas reformas se han publicado en el tramo final de la legislatura, y en concreto en el año 2015 en el que se han publicado varias leyes que han supuesto amplias y necesarias reformas. La mayoría de ellas oportunas en el momento en el que se ha producido, que van a dar agilidad en muchos aspectos del Derecho de Familia, o la reforma de la reducción del plazo de prescripción en las acciones personales a cinco años.

Si nos referimos a normativa comunitaria, podemos destacar el Reglamento nº 650/2012, de 4 de julio, que afecta a la ejecución de documento públicos en materia de sucesiones mortis causa y a la creación del certificado sucesorio europeo, así como la Ley 29/2015, de 30 de julio, de cooperación jurídica internacional.

En el ámbito nacional destacaría las siguientes: la Ley 12/2015, de 24 de junio, en materia de concesión de la nacionalidad española a los sefardíes originarios de España; la Ley 15/2015 de la jurisdicción voluntaria que ha sido una de las grandes reformas de los últimos años en materia civil, con la que se afecta a 96 artículos del Código civil, y se modifican artículos de la Ley 1/2000 de Enjuiciamiento Civil, y a la Ley 20/2011 de Registro Civil. Hay que citar también la protección de la infancia y la adolescencia con la Ley 216/2015 de 28 de julio, y la medidas de reforma administrativa en el ámbito de la Administración de Justicia y del Registro Civil introducidas con la Ley 19/2015 de 13 de julio.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
186 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin


Te recomendamos

  • ARANZADI FUSION

    ARANZADI FUSIÓN

    Una respuesta INTEGRAL a tus necesidades de información legal y de gestión de tu despacho.

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.