Herramientas para el texto

ROBERTO SIERRA, PREMIO ARANZADI 2012

“Mentiría si dijera que ha sido fácil conseguir este galardón”

27 de Febrero de 2013

El abogado Roberto Sierra acaba de recibir el Premio Aranzadi 2012 de manos del Fiscal General del estado, Eduardo Torres-Dulce en un acto que se celebró en la Universidad de Navarra y al que acudieron también la Directora de Contenidos de Thomson Reuters Aranzadi, Amalia Iraburu, el decano de Derecho, Pablo Sánchez-Ostiz y distintas personalidades del mundo académico y profesional. Este galardón hace que Sierra, abogado ejerciente en Pérez-Llorca, se encuentre muy satisfecho.

Legal Today


¿Qué supone para usted recibir el Premio Aranzadi 2012?

En primer lugar supone un tremendo orgullo al implicar un reconocimiento al esfuerzo y al trabajdo duro. Recibirlo de una institución de este nivel es, además, un valor añadido. Además, es un privilegio haber sido premiado junto a dos grandes compañeros como son José Luis Lucena y Javier Vicente Martínez, dos compañeros brillantes y, sobre todo, buenos amigos.

Para conseguir este galardón, ¿cuánto trabajo ha habido detrás?

Mentiría si dijera que ha sido fácil. Ha habido bastantes horas de estudio personal que muchas veces he tenido que compatibilizar con otras actividades complementarias a la carrera y sobre todo, con sacar tiempo para disfrutar de la etapa universitaria. Lo más difícil ha sido administrar los esfuerzos para poder llegar con holgura a todas las asignaturas.

Ahora hay un montón de estudiantes de Derecho de la Universidad de Navarra que pueden recoger su testigo en próximas ediciones del Premio Aranzadi. Constancia, esfuerzo, codos, ¿y qué más hace falta para llegar al triunfo académico?

Les recomendaría, en primer lugar y aunque suene un poco curioso, que se preocupen por disfrutar cada momento de su vida universitaria. Eso no implica sólo atender a la parte puramente académica, sino que también se  diviertan y aprovechen lo que esa etapa les brinda. Es un consejo que me parece necesario ya que así se aprende a ser más flexible, tener capacidad de compaginar varias preocupaciones al mismo tiempo y, en definitiva, no hacer los problemas más grandes de lo que ya son. Así podrán identificar lo verdaderamente necesario para alcanzar el éxito académico y dejar de lado preocupaciones más accesorias que a veces nos lastran por no saber identificarlas a tiempo.

¿Cómo ha sido el acto de entrega? ¿Con qué recuerdos se queda?

El acto de entrega es uno de esos días que nunca se olvidan. Fue la suma de muchas experiencias positivas: volver a la Universidad de Navarra y ver a antiguos compañeros, profesores que siempre se alegran de ver a exalumnos o escuchar una magistral ponencia de palabras del Fiscal General del Estado son algunos de los recuerdos que siempre guardaré en mi memoria. El recuerdo con el que me quedo es haber compartido ese momento con mis padres y mis hermanas, verles orgullosos en el Aula Magna mientras decían mi nombre. Ésa es la imagen que me llevo.

Ha dado el salto del aula a la vida profesional. ¿Impresiona?

Sinceramente creo que no hay ni tiempo para impresionarse. El ritmo de trabajo es intenso y la experiencia que se gana en apenas unos meses es algo increíble. Cambias de compañeros, ambiente y situaciones. Después de cuatro años en la universidad sin duda supone un cambio importante. Si bien, como digo, todo pasa con tanta velocidad que tienes la sensación de que siempre te has dedicado a la vida profesional.

¿Cómo es su día a día en Pérez-Llorca?

El día a día en Pérez-Llorca transcurre muy rápido y con mucha intesidad. Desde un primer momento me he sentido involucrado en todos los asuntos y eso hace que no  puedas bajar la guardia. El nivel de exigencia es muy alto y eso te obliga a que todos los días pongas mucha atención en todo lo que haces. Se asume mucha responsabilidad desde el principio y eso es un aspecto muy positivo y reconfortante. Además, tengo la suerte de trabajar en un magnífico ambiente de trabajo, lo que es una ventaja y ayuda a ser mejor profesional.

Dentro de una década, ¿cómo y dónde se ve?

Dentro de una década me gustaría ocupar una posición alta en la jerarquía de un gran despacho de abogados. Nadie sabe dónde estaremos dentro de una década o dentro de unas horas, aunque lo que sí me gustaría es, de aquí a una década, haber tenido una experiencia en el extranjero, en forma de Master en universidad extranjera o a través de un secondment en una firma de un país anglosajón o asiático.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
445 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin


Te recomendamos

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.