29 de Abril de 2017 | 03:19
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

RAFAEL NAVAS LANCHAS, DIRECTOR GENERAL DE LA MUTUALIDAD DE LA ABOGACÍA

“Nos hemos colocado entre las primeras aseguradoras de vida en España tanto por ahorro gestionado como por aportaciones de los mutualistas”

4 de Abril de 2016

Rafael Navas Lanchas es el director general de la Mutualidad de la Abogacía, primera mutualidad de previsión social española en dimensión y resultados, que crece con vigor a pesar de la crisis económica. En esta entrevista, Rafael Navas nos explica el porqué de este desarrollo en el éxito y la óptica con la que se trabaja en la Mutualidad, que se resume en llevar a efecto las señas del organismo -confianza, estabilidad y solvencia- a los objetivos prioritarios cada año.

  • "La Mutualidad, junto con el Consejo General de la Abogacía Española, ha luchado durante años por conseguir asistencia sanitaria pública gratuita para todos los abogados"
  • "El sector asegurador y el financiero están siendo sometidos últimamente a una lluvia de normativa a la que se tiene que ir adaptando a marchas forzadas"
Legal Today

La Mutualidad de la Abogacía ha superado los 5.000 millones de euros de ahorro gestionado, coincidiendo con el décimo aniversario de la creación del Plan Universal. ¿Qué supone este hito en su gestión?

La puesta en marcha del Plan Universal en el año 2005 sirvió para dar el cambio en el sistema prestacional de la Mutualidad, pasando de un sistema de prestación definida y capitalización colectiva, a otro de aportación definida y capitalización individual, que al principio costo digerir por el cambio de mentalidad, pero que ha sido el punto de salida de la buena marcha de la Mutualidad. Hace diez años, el volumen de ahorro gestionado se situaba en los 1.805 millones de euros. Desde entonces hemos ido creciendo hasta casi triplicar esta cifra y el ahorro gestionado al cierre de 2015 está por encima de los 5.280 millones de euros. Nos hemos colocado entre las primeras aseguradoras de vida en España, tanto por ahorro gestionado como por aportaciones de los mutualistas.

¿Cuál cree que es la "clave del éxito" de la Mutualidad?

Sin duda haber sabido dar el cambio de estrategia de la entidad en el momento oportuno, aprovechando la buena gestión realizada hasta el año 2005, que permitió tener acumulados los fondos necesarios para la transformación y haber llevado las señas de identidad de la Mutualidad -la confianza, la estabilidad y la solvencia- como objetivo prioritario en todos estos años.

¿Cómo está afectando a la Mutualidad la normativa de cuño europeo que afecta a las aseguradoras, especialmente Solvencia II?

El sector asegurador y el financiero están siendo sometidos últimamente a una lluvia de normativa a la que se tiene que ir adaptando a marchas forzadas: la normativa de rentabilidad esperada, la de indicadores de riesgos y liquidez, la nueva Ley de Ordenación, supervisión y solvencia de las entidades aseguradoras y reaseguradoras, que ya incluye Solvencia II, etc. El proyecto más importante, sin duda es la adaptación a Solvencia II, que no ha sido fácil para la Mutualidad, como no lo ha sido para las demás aseguradoras, no sólo por la envergadura del proyecto, sino por el cambio cultural, organizativo, de recursos humanos y tecnológicos que la nueva normativa propone. Para que no nos pillase desprevenidos, venimos trabajando desde hace ya algunos años para que a su entrada en vigor el pasado 1 de enero de 2016, estuviéramos adaptados plenamente. En principio no implicará cambios en nuestro modelo de negocio. Puede que de cara a tomar decisiones sobre determinadas inversiones, se tenga más en cuenta las necesidades de capital que representará cada inversión, pero no debe ser un condicionante para seguir haciéndolo como hasta ahora, con máxima prudencia  y rigor en las decisiones tomadas.

¿De qué manera está orientada la Mutualidad a la Abogacía?

Somos una entidad gestionada para y por los propios abogados. La Junta de Gobierno la forman abogados elegidos por la propia Asamblea General de la Mutualidad, una cuestión que hace que no tengamos ninguna vinculación con terceros para la toma de decisiones y que es un activo que ya dibuja una independencia en la toma de decisiones que otros instrumentos de previsión no tienen. Además, la Mutualidad está diseñada no solo para los profesionales que actúan por cuenta propia, donde la Mutualidad es su alternativa al RETA, sino para poder ofrecerles todas las modalidades de previsión complementaria que existen en el mercado. Incluso ya estamos trabajando en el diseño de un plan Universal de empresas que además pueda cubrir las necesidades de previsión complementaria de despachos para socios o empleados.

¿Qué canales de comunicación estables existen entre el mutualista y la Mutualidad?

Como primera toma de contacto con los jóvenes que empiezan el ejercicio de la Abogacía, nuestro canal principal son los 83 Colegios de Abogados de España junto a la propia web de la Mutualidad. Una vez que son mutualistas, el canal más estable de comunicación es el Servicio de Atención al Mutualista, formado por 25 personas. La web también es un excelente canal de comunicación, donde además de poder ver la situación actual de sus seguros, pueden hacer simulaciones de aportaciones y de la situación que tendrán en el momento de la jubilación. Asimismo, editamos una revista bimestral (cinco números al año), con todas las novedades. Y, por último, las redes sociales, donde la Mutualidad está cada vez más activa. En Twitter alcanzamos los 4.513 seguidores y  los 2.511 en Facebook, además de nuestro blog donde se canalizan dudas y preguntas.     

¿Qué diferencia hay con la Seguridad Social en cuanto al cobro de la futura pensión o invalidez y a la asistencia sanitaria?

Los sistemas de previsión basados en sistemas de reparto, como es la Seguridad Social, dependen de la evolución demográfica de la población y de su solidaridad intergeneracional, que tiene que soportar los costes de las pensiones. En la Mutualidad es todo lo contrario, ya que se basa en un sistema de capitalización individual donde la jubilación depende de cada mutualista y de cómo quiera su traje a medida. Nuestro papel será administrar sus fondos de la mejor manera posible para que disponga de la mejor jubilación. Además, con la flexibilidad en la forma de percibir la prestación: capital único, rentas vitalicias o financieras, o una mezcla de ambas, frente a la inmovilidad del sistema público que solo permite la renta vitalicia.

Mientras, también le habremos cubierto los riesgos de incapacidad y/o fallecimiento,  casos en los que no existen periodos mínimos de cotización y el saldo de ahorro no se pierde al reconocerse una incapacidad, al contrario que en el sistema público donde la jubilación y la incapacidad son incompatibles. En cuanto a la asistencia sanitaria, la Mutualidad junto con el Consejo General de la Abogacía Española, ha luchado durante años por conseguir asistencia sanitaria pública gratuita para todos los abogados. Se trataba de una cuestión de justicia, al estar financiada por los impuestos de todos los ciudadanos, entre los que se encontraban también los abogados que no estaban incluidos en los sistemas públicos de previsión. Esta cuestión, se ha resuelto favorablemente a partir de agosto de 2012, quedando pendiente de inclusión del colectivo con rentas superiores a 100.000 euros. Adicionalmente, la Mutualidad ofrece a sus mutualistas la posibilidad de contratar la asistencia sanitaria privada.

Si quieres disponer de toda la información y la opinión jurídica para estar al día, suscríbete a
Actualidad Jurídica Aranzadi

Vote:
|| || || || |
Resultado:
217 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin


Te recomendamos

  • Guia de Valoraciones para el sector asegurador

    Guía de Valoraciones para el sector asegurador

    Es un libro indispensable para el sector asegurador dado que toda su temática esta relacionada con la resolución de los siniestros más habituales en el mismo, al contemplar materias como el lucro cesante, valoración de maquinaria, mercancías y tasación de toda clase de automóviles, así como daños en Cte y Cdo por incendios, condiciones climatológicas y terremotos.

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.