18 de Octubre de 2019 | 12:52
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Cómo elegir el mejor abogado para reclamar una indemnización por accidente de tráfico

19 de Septiembre de 2019

Un accidente de tráfico es una situación por la que nadie quiere pasar, ya que se producen una serie de perjuicios como lesiones personales y daños materiales que alteran la rutina diaria y muchas veces ocasionan secuelas permanentes o incluso incapacidades laborales que deben ser valorados adecuadamente para poder reclamar la máxima indemnización por el siniestro que corresponda conforme a derecho.

Jorge Rodriguez Escudero,
Abogado Especialista en Indemnizaciones por Accidentes de Tráfico en Rodríguez Escudero Abogados

En estos casos entran en juego las aseguradoras, pero no siempre lo que ofrecen como compensación es lo que verdaderamente corresponde a las víctimas. Tanto si se trata de la aseguradora propia, como si se trata de la de un tercero, se deben examinar a fondo las partidas indemnizatorias para comprobar si es acorde o no. Ante la menor duda, lo recomendable es ponerse en manos de un abogado especialista en la reclamación de indemnizaciones por accidentes de tráfico.

En este artículo explicaremos cómo escoger el mejor abogado para una reclamación por accidente de tráfico, no sólo para sentirnos respaldados a lo largo de todo el proceso, sino también porque de esta decisión dependerá la indemnización que se reciba, ya que este tipo de reclamaciones no es una ciencia exacta y la estrategia del abogado es un factor determinante.

¿Qué hay que valorar a la hora de contratar a un abogado especializado en accidentes de tráfico?

Experiencia en el campo jurídico

Nadie nace sabiendo y, aunque las universidades españolas imparten una buena formación, lo cierto es que todos los profesionales requieren de un período de trabajo para entender de manera efectiva su trabajo y poder desarrollarlo de forma adecuada. Los abogados no son una excepción.

Un jurista puede saber mucho sobre legislación a nivel teórico, pero necesita tener un bagaje profesional que le aporte conocimientos sobre el trato con el cliente, redacción de documentos, negociación con la aseguradora, herramientas jurídicas, diseño de la estrategia jurídica, etc.

En el caso concreto de las reclamaciones por accidentes de tráfico es frecuente que un buen abogado pueda conseguir resolver el problema sin necesidad de ir a juicio. Pero para eso es necesario que el especialista sepa negociar con la aseguradora y sea capaz de presionar a la compañía de tal forma, que termine indemnizando lo que realmente corresponde.

Esto es algo que no se aprende en la carrera, sino que los profesionales del Derecho aprenden con la práctica.

Especialización en materia de reclamación por accidentes de tráfico

La legislación relacionada con el tráfico y el resarcimiento de las cuantías indemnizatorias es compleja y exige un estudio en profundidad no sólamente de la legislación al respecto, sino también de la doctrina y de la jurisprudencia más actualizada.

Aquellos profesionales que quieren ejercer su profesión centrándose en este área de práctica jurídica deben realizar una formación específica que les ayude a conocer a fondo todos estos aspectos y que le permita dar un servicio a las víctimas con todas las garantías.

Esta formación puede ser teórica, pero debe completarse con la práctica. Como señalamos en el punto anterior, es fundamental elegir un abogado con experiencia en reclamaciones por accidentes.

Un profesional especializado no solo está mejor capacitado para defender los derechos de las víctimas, sino que además  transmite mayor confianza, lo que mejorará su estado anímico al transmitir seguridad y tranquilidad, necesario después de pasar por el trauma de un accidente, las lesiones sufridas y el posterior proceso de recuperación.

A día de hoy son muchas las personas que tienen un abogado para hacer gestiones más o menos comunes como interponer una reclamación de consumo, recurrir una multa, etc. Lo normal es que los letrados estén especializados en una o dos materias y que en los despachos haya profesionales con distintas especialidades.

Ahora bien, si el abogado o el despacho habitual no maneja bien las reclamaciones por accidentes de tráfico, lo más recomendable es elegir a un especialista, para que no se quede ninguna partida sin indemnizar.

Dedicación e interés del abogado

No todos los profesionales son iguales, ni trabajan de la misma forma. Es cierto que un abogado tiene muchos casos que atender y muchos clientes con los que tratar, pero eso no debe ser excusa para que no los atienda debidamente.

De nada sirve un letrado con mucha experiencia en materia de accidentes de tráfico si luego no presta la atención suficiente al asunto.

Es importante asegurarse de elegir un abogado que preste un buen servicio más allá de su experiencia y conocimientos profesionales. Es decir, que sea capaz de hacer bien la reclamación, pero que también informe adecuadamente y plantee soluciones para la reclamación que sean realistas y viables.

Solemos pensar que cuanta más dedicación nos vaya a prestar un abogado más nos va a cobrar, pero no tiene porqué  ser así. En las reclamaciones derivadas de accidentes de tráfico muchos profesionales basan sus honorarios en "cuota litis". Es decir, que el abogado cobrará un porcentaje de la indemnización que consiga por los trabajos realizados.

Esto implica que cuanto mayor sea la indemnización, mayor será la minuta del profesional. Pactar los honorarios conforme a la "cuota litis" es una buena manera de asegurarnos que de verdad se va a preocupar por reclamar todos nuestros derechos y va a hacer todo lo posible por conseguir la mejor solución y en consecuencia la mayor indemnización, siendo el mismo interés el perseguido por ambas partes.

Grado de profesionalidad del abogado y éxito en casos similares

No resulta complicado saber si estamos o no ante un profesional, sólo será necesario concertar una primera entrevista en su despacho.

Un verdadero experto debería ser capaz de resolver todas las dudas que se le planteen y explicando las cosas con un lenguaje sencillo que sea entendible para cualquier persona. Tampoco debería hacer falsas promesas sobre aspectos que no va a poder conseguir.

Un buen abogado profesional tiene tendencia a la precaución, explicará con detalle las diferentes alternativas que existen y planteará cuáles pueden ser las soluciones más viables explicando los pasos a seguir y con sus pros y sus contras.

Está claro que como cliente se debe dejar trabajar al profesional, pero eso no quiere decir que deba estar al margen. Un buen letrado debería informar periódicamente sobre los avances conseguidos así como sobre las ofertas de indemnización que reciba por parte de la aseguradora, aconsejando sobre si es mejor aceptar la oferta o si conviene seguir negociando o incluso acudir a los tribunales.

Por otro lado, no se puede perder de vista la reputación. Está claro que un abogado no puede ganar todos sus casos, pero haciendo una sencilla búsqueda del abogado o del bufete en cuestión en Internet podemos obtener información sobre su porcentaje de éxito y su forma de trabajar. Lo que opinan otros clientes que ya han trabajado con él puede ayudar a tomar una decisión sobre si contratarlo o no.

Respeto a los intereses del cliente

En un proceso de reclamación por accidente de tráfico la parte principal es la víctima que ha resultado afectado por el mismo. El abogado debe asumir una posición que sea acorde a sus intereses y expectativas.

Por ejemplo, si le manifiesta que no quiere ir a juicio bajo ninguna circunstancia, el jurista deberá encarar la negociación de forma que pueda obtener la mejor solución para el caso de forma amistosa. Por el contrario, si se le traslada que no hay problema con llegar a juicio, el abogado puede ser más inflexible a la hora de negociar con la aseguradora.

Un especialista en Derecho debe ser siempre consciente de estar defendiendo los intereses de un tercero, no los suyos propios, y actuar en consecuencia. Debe buscar siempre la solución más adecuada para el caso concreto.

Por otro lado, también es importante que el abogado sea una persona cercana. Alguien con quien podamos comunicarnos cuando sea necesario, que no ponga problemas a la hora de dar una cita en su despacho, que atienda el teléfono cuando se le llama y explique los avances del caso con el que está trabajando.

Que ofrezca confianza

La confianza mutua es la base de la relación entre un abogado y su cliente. En el momento en que se pierde la confianza en el letrado es momento de pensar en contratar otro.

El letrado debe ser una persona con formación y experiencia en el campo de la reclamación de indemnización por accidente de tráfico, pero también debe ser capaz de tratar adecuadamente a sus clientes y dar una buena atención.

En el mejor de los casos tardarás unos meses en resolver el asunto de la indemnización, en el peor pueden ser varios años, dependiendo de la complejidad del mismo. Esto implica que la relación con el abogado va a ser a largo plazo, lo que refuerza la importancia de hacer una buena elección.

Para que la reclamación prospere adecuadamente, se debe contar con los servicios de un auténtico profesional que haga todo lo posible por defender los intereses del cliente. Que para él no sea un número más, sino que tenga un verdadero interés profesional en conseguir la mejor solución para el asunto concreto.

Informarse sobre la reputación del abogado que se desea contratar y entrevistarse personalmente con él antes de contratar sus servicios es la mejor manera de saber si es verdaderamente el profesional adecuado para gestionar la reclamación de indemnización por el accidente de tráfico sufrido.

 
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

Búsqueda en noticias
 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar