19 de Junio de 2019 | 10:40
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

¿CÓMO SE ORGANIZA LA SUCESIÓN EN LA EMPRESA FAMILIAR?

El 80% de las empresas familiares no sobreviven a la tercera generación

11 de Enero de 2019

Una empresa familiar es aquella que reúne tres requisitos básicos: que la familia es propietaria de la empresa; ejerce funciones directivas y ejecutivas, y tiene clara vocación de continuidad en el tiempo más allá del relevo generacional.

  • Uno de los errores que cometen las empresas familiares es no planificar correctamente la sucesión

Una de las principales problemáticas que debe afrontar cualquier empresa familiar es cómo organizar la sucesión de la misma, es decir, como afrontar el traspaso de poder y de negocio entre las dos generaciones sin que dicha sucesión afecte a la continuidad de la empresa.  

Uno de los errores más frecuentes que cometen las empresas familiares es no planificar correctamente la sucesión para que las nuevas generaciones asuman el control de la entidad. Dadas las complicaciones que suelen tener lugar para realizar una correcta sucesión, es que el 80% de las empresas familiares no sobreviven a la tercera generación, siendo la causa principal la falta de planificación de sucesión familiar.

"La sucesión familiar debe ser considerada como una clara oportunidad para que la empresa salga reforzada del periodo de cambio generacional y, ante ello,  la falta de planificación puede llegar a poner en peligro la continuidad de la empresa", afirma Ignasi Vives, abogado de Sanahuja Miranda.

Un mecanismo jurídico muy importante regulado en el Código Civil de Catalunya, es la figura del Pacto Sucesorio, regulado en los Art. 431-1 y ss. El pacto sucesorio es un instrumento de carácter contractual  que permite al organizar de forma vinculante el destino del patrimonio familiar, de tal manera que a través de un pacto sucesorio, se puede acordar y fijar las condiciones de transmisión de la empresa familiar.

Es importante destacar que el pacto sucesorio tiene carácter contractual, por lo que debe ser firmados por las dos partes, y en principio tiene carácter irrevocable, a no ser que se cumplan determinados requisitos establecidos en la Ley.

A modo de ejemplo, el propietario de una empresa familiar con tres hijos, puede establecer mediante pacto sucesorio que nombre heredero universal de la empresa a uno de sus hijos, todo ello en aras una mayor tranquilidad y planificación de la sucesión de la empresa.

La principal diferencia entre el pacto sucesorio y el testamento, es que el pacto en principio es irrevocable, sin embargo el testamento se puede modificar cada día, por lo que se puede revocar al tener carácter unilateral.

 
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Desafios de la empresa familiar

    Desafios de la empresa familiar

    En esta obra analizamos los desafíos de la empresa familiar, desde los asuntos legales y tributarios para la bonificación de las operaciones de sucesión, bajo la fiscalidad territorial española, pasando por las estructuras mercantiles óptimas para ellas, hasta el Legado familiar, el family office y el nuevo reto del Compliance.

Búsqueda en noticias
 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar