Herramientas para el texto

El Banco de España pide “un grado mínimo de especificación, sistemática y cuantificación de los efectos esperables” a las agencias de calificación cuando puntúan

25 de Julio de 2013

En su boletín económico correspondiente a los meses de julio y agosto, el Banco de España ha pedido a las agencias de rating que precisen “con mayor detalle” el por qué y los diferentes aspectos considerados en las puntuaciones de los componentes que toma en consideración cuando cambia la valoración de un país. El Banco de España considera que sería positivo para los intereses de todos los agentes que la metodologías de agencias como Standard & Poor's, Moody's o Fitch contuvieran “un grado mínimo de especificación, sistemática y cuantificación de los efectos esperables” que tiene sobre la calificación crediticia el que un estado se acoja a un programa del Fondo Monetario Internacional o de apoyo externo multilateral en general.

Legal Today


REUTERS/Paul Hanna

La institución defiende en su último boletín la conveniencia de que los informes de las agencias especifiquen, además, si el estado que analizan está disfrutando de algún tipo de programa acordado con el Fondo Monetario Internacional o con alguna otra institución supranacional y cuál es, ya que que no son homogéneos, por ejemplo, una línea de crédito flexible o un acuerdo precautorio y un programa convencional en el que el desembolso de la financiación prevista dependa del cumplimiento de determinadas condiciones. “Las metodologías de evaluación de riesgo soberano de las agencias de rating son el elemento de referencia central a partir del cual estas deben explicar sus calificaciones, y por ello debería requerirse que se explicitaran con mayor detalle las puntuaciones de los diferentes factores y componentes de cada país cuando se varían sus ratings. En la misma línea, sería de interés que dichas metodologías contuvieran un grado mínimo de especificación, sistemática y cuantificación de los efectos esperables de los programas del FMI, o apoyo externo multilateral en general, sobre los ratings”.

Por ello, el Banco de España pide, al ser las metodologías de evaluación de riesgo soberano de las agencias de rating  el elemento de referencia central a partir del cual estas deben explicar sus calificaciones, explicitar con mayor detalle las puntuaciones de los diferentes factores y componentes de cada país cuando se varían sus ratings. En la misma línea, sería de interés que dichas metodologías contuvieran un grado mínimo de especificación, sistemática y cuantificación de los efectos esperables de los programas del FMI, o apoyo externo multilateral en general, sobre los ratings. Sería conveniente también que las metodologías, o la reevaluación obligatoria del rating subsiguiente a la firma de un programa —aunque de ella no se derivara necesariamente una modificación de la calificación—, incluyeran una diferenciación según el tipo de programa acordado con el FMI, pues no son equiparables, por ejemplo, una línea FCL o un acuerdo precautorio y un pro- grama convencional en el que el desembolso de la financiación prevista dependa del cumplimiento de determinadas condiciones.

El documento especifica que, observando varios informes de las agencias “para las agencias de rating, los programas del FMI habrían desempeñado, en términos generales, un papel de amortiguadores del deterioro de la solvencia soberana de los países, aunque durante la actual etapa de crisis han seguido predominando muy claramente los empeoramientos de rating sobre las mejoras, a la inversa de lo sucedido hasta 2007. En cuarto lugar, históricamente hay también una tendencia a que los ratings sean más elevados tres años después de la firma del programa que en el momento de aquella, e incluso que un año antes, pero esta circunstancia no se está verificando durante la actual crisis. Por consiguiente, la situación económica global específica en que se inscribe la petición de un programa con el FMI es un factor que afecta de manera significativa a los resultados esperables del programa en términos de rating”.

El Banco de España subraya que las tres agencias de rating cuyas calificaciones son más utilizadas —Moody's, Standard & Poor's (S&P) y Fitch— ven la calificación o rating soberano evaluación no solo de la capacidad, sino también de la voluntad de un Estado para hacer frente al pago de sus obligaciones frente al sector privado.

Por otro lado, la firma de programas consecutivos con el FMI ha sido un fenómeno relativamente frecuente y que ha afectado también a países de renta media y alta, lo que informa desfavorablemente sobre el éxito de los programas iniciales, que muestran mayores caídas de rating en el año anterior y en el año posterior a su firma, aunque al final del período de actuación completo del FMI los ratings suelan ser mejores que al inicio de aquella.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
372 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • CheckPoint

    CheckPoint

    Es el Servicio más avanzado de Información Especializada del mercado en materia fiscal, laboral, contable y mercantil

Búsqueda en noticias

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.