14 de Noviembre de 2019 | 07:34
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

El cine, regulado en su totalidad

15 de Diciembre de 2008

Una vez más trata de cerrarse el cerco contra la piratería.

Legal Today

El Real Decreto que desarrolla los aspectos de la Ley del Cine relativos a las ayudas, la calificación de las obras cinematográficas y audiovisuales, su nacionalidad, el Registro Administrativo de Empresas Cinematográficas y Audiovisuales, funcionamiento de las salas, coproducciones con empresas extranjeras y los órganos colegiados con competencias consultivas en determinadas materias ha sido aprobado en Consejo de Ministros. La norma supone un paso en el fomento del cine español y en el reconocimiento de la importancia que este sector puede alcanzar tanto desde el punto de vista cultural como económico.

Si las últimas cifras de control de taquilla hablan, a fecha 31 de octubre, de que el cine español experimenta una mejoría respecto al pasado año, con una cuota de mercado del 14,19 por ciento, un punto superior al global de 2007, con cerca de doce millones y medio de espectadores; el nuevo Reglamento establece las bases para consolidar el tejido industrial de nuestra cinematografía y mejorar la presencia de las películas españolas en el mercado.

Además, el texto presta atención a dos puntos clave, como son el establecimiento de medidas de lucha contra la piratería de obras audiovisuales tanto física  como en Internet y la apuesta por colaborar con las Comunidades Autónomas en el fomento de películas en lenguas cooficiales. El Real Decreto se incardina en la atención que se está prestando últimamente a la Propiedad Intelectual en todas sus expresiones.

Desarrolla todos los aspectos contemplados en la Ley del Cine; aprobada el año pasado, excepto en lo referente a la sección de obras audiovisuales del Registro de Bienes Muebles que anunciaba la Ley; lo cual se hará en una normativa propia, que supondrá modificar la Ley 28/1998, de 13 de julio, de venta a plazos de bienes muebles.

Se simplifican los trámites administrativos que las empresas cinematográficas han de realizar para establecer la nacionalidad de la película, el modo de calificarlas, el certificado de distribución y lo relativo al Registro de empresas. Así, por ejemplo, desaparecen los certificados de calificación de películas, para lo que era necesario el pago de la tasa correspondiente; y se sustituye por la "resolución de calificación" en la que se han suprimido requisitos.

Además, desarrolla lo establecido referente a las ayudas al sector en la creación, producción y distribución de proyectos cinematográficos; así como en el empleo de nuevas tecnologías y conservación del patrimonio cinematográfico; incentiva la creación de Agrupaciones de Interés Económico para productoras de películas; y favorece las coproducciones con empresas extranjeras, flexibilizando los requisitos para la aprobación de las mismas.

  • Comparte esta noticia en linkedin

Búsqueda en noticias
 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar