16 de Julio de 2019 | 04:51
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Nuevo intento de dinamizar la Ley de Dependencia

15 de Enero de 2009

La Ley de Dependencia, que tanta esperanza generó entre las numerosas familias que tienen a uno de sus miembros en situación de necesitar alguien cerca cada hora del día, vive horas bajas. Gobierno y Autonomías se pasan una pelota que nadie quiere quedarse, dado que los dependientes, lamentablemente, consumen una cantidad de dinero tal que ninguna administración está capacitada de asumirla responsablemente.

Legal Today

La aprobación en diciembre de 2006 de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia supuso la creación del cuarto pilar del Estado de Bienestar, después de la universalización de la sanidad, las pensiones y la educación. Sin embargo, pronto demostró tener tan buenas intenciones como errores de cálculo.

La ley crea el Sistema para la Autonomía y Atención la Dependencia (SAAD), que estará en pleno funcionamiento en 2015. Su objetivo es atender las necesidades de las personas dependientes, facilitándoles una atención pública de calidad, con el nivel de dependencia como único criterio de acceso. Además de prestaciones económicas para cuidadores, el SAAD prioriza la prestación de servicios (ayuda a domicilio, centros de día y de noche, teleasistencia y plazas residenciales).

En 2009, tal y como se anuncia en el seno del "Plan E" se destinará a las Comunidades Autónomas una inversión de 1.159 millones de euros para la Ley de Dependencia, a los que se añaden otros 400 millones de euros adicionales procedentes del fondo especial del Estado para la dinamización de la economía y el empleo. Estos fondos adicionales se destinarán a consolidar y mejorar la oferta de la red de servicios existente; ampliación de la oferta de plazas y servicios de atención a la dependencia; y a la formación y calificación de profesionales.

Los beneficiarios serán las personas dependientes y sus familias. En 2008 se vieron cubiertos, bien a través de prestaciones económicas o de servicios sociales, casi 450.000 personas de todo el territorio nacional con gran dependencia o dependencia severa de nivel 2. En 2009, según el calendario de aplicación de la Ley, comienzan a beneficiarse también las personas con dependencia severa de nivel 1. Además, el SAAD genera actividad económica y empleo en el sector de servicios sociales.

  • Comparte esta noticia en linkedin

Búsqueda en noticias
 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar