30 de mayo de 2017 | 01:02
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Blog de Co.Mediación

2 de Febrero de 2017

Mónica Corella

Mediadora y abogada, consultora experta en resolución de conflicto

Félix Arias

Mediador y psicólogo, consultor experto en resolución de conflictos y diseño de estrategias colaborativas

El año de la paz

“No hay camino para la paz, la paz es el camino”.
Gandhi


Al comienzo de este año, el profesor, ex primer ministro de Portugal y ex Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), António Guterres, iniciaba su mandato como Secretario General de las Naciones Unidas (ONU).

Según establece la propia ONU, las funciones de la Secretaría General "son tan variadas como los problemas que tratan las Naciones Unidas" y especifica una variada gama de actividades relacionadas con el análisis y la intervención en la resolución de conflictos internacionales, así como la comunicación y difusión de estas actividades, que podrían concretarse en: "la administración de las operaciones de mantenimiento de la paz, la mediación en controversias internacionales, la evaluación de las tendencias y problemas económicos y sociales, la preparación de estudios sobre derechos humanos y desarrollo sostenible", así como, "la organización de conferencias internacionales sobre asuntos de interés mundial", la comunicación sobre la labor de la propia Organización, etc.

A pesar del prestigio con el que cuenta la ONU desde su fundación en 1945, no son pocas las voces críticas con la Organización reclamando un mayor compromiso en su lucha contra la pobreza y el totalitarismo, así como más contundencia en la intervención ante situaciones que vulneran los Derechos Humanos, una mayor transparencia interna y más implicación en la solución efectiva de conflictos en diferentes lugares del Mundo. De hecho, el influyente periódico The New York Times publicaba un artículo de Rebecca Blackwell el 17 de octubre de 2016 en el que afirmaba que "Guterres asumirá el cargo en un momento en que la credibilidad de las Naciones Unidas se encuentra bajo intenso escrutinio (...)"      

António Guterres fue elegido para este cargo por decisión del Consejo de Seguridad tras entrevistar a los trece candidatos que optaban al puesto y, posteriormente, fue investido por la Asamblea General de la ONU el pasado 12 de diciembre de 2016. El ex primer ministro portugués asumió estas funciones por el periodo de 2017 a 2021, sucediendo al surcoreano Ban Ki Moon que lideraba la Organización desde hace diez años.

Poco después de su nombramiento, en una entrevista a Radio ONU, Guterres afirmaba que "estamos asistiendo a una multiplicación de conflictos (...) interconectados"  y expuso planteamientos característicos de la mediación como la necesidad buscar los intereses comunes para superar las diferencias: "Creo que hay que explicar a los Estados miembros que están en conflicto, o influenciando a partes de un conflicto, que lo que nos divide es muy poco comparado con la necesidad absoluta, el interés común absoluto, de terminar con esta proliferación terrible de conflictos y de crear las condiciones para que la paz sea predominante (...)". Por último, manifestó su intención de intervenir decididamente en la resolución de conflictos desde la perspectiva del diálogo y la persuasión, evitando planteamientos autoritarios con el fin de que todo el mundo pueda considerar a la Organización como propia.

El 1 de enero, al iniciar su mandato, Guterres publicó su primer mensaje, un discurso de Año Nuevo, a través de la red social Twitter, en el que se reafirmaba en sus declaraciones anteriores y se preguntaba "¿Cómo podemos ayudar a los millones de personas atrapadas en guerras y conflictos que sufren enormemente y que parecen no tener fin?" para reflexionar, como cualquier mediador, que "de esas guerras nadie sale vencedor, todos pierden", como consecuencia de ellas "se desestabilizan regiones enteras y la nueva amenaza del terrorismo global nos afecta a todos". Por ello, Guterres apeló al diálogo, la solidaridad y la tolerancia e instó a que, aprovechando el año que comenzaba, todos compartamos "un mismo propósito y convirtamos la paz en nuestra prioridad (...) para que en 2017, ciudadanos, gobiernos y dirigentes procuremos superar nuestra diferencias". Concluyendo que "La dignidad, la esperanza, el progreso y la prosperidad, todo lo que como familia humana deseamos alcanzar, depende de la paz, pero la paz depende de nosotros".

Aprovechando que el nuevo Secretario General de la ONU solicitaba que "hagamos que 2017 sea un año para la paz", en este comienzo de año en el que la pasada semana celebramos el Día Internacional de la Mediación, nos unimos a este deseo, aportando, como todos los mediadores, el compromiso de continuar desarrollando sistemas efectivos de resolución de conflictos basados en la comprensión mutua, el diálogo y la consecución de los mejores acuerdos posibles para todas las partes.  


Vote:
|| || || || |
Resultado:
80 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • ARANZADI FUSION

    ARANZADI FUSIÓN

    Una respuesta INTEGRAL a tus necesidades de información legal y de gestión de tu despacho.

Blog


Datos personales

Este blog nace con la ilusión de crear y compartir un espacio de reflexión sobre la mediación. Durante algunos años hemos ...ver perfil

Archivo del blog

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.