25 de julio de 2017 | 02:49
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Blog de Co.Mediación

19 de Enero de 2017

Mónica Corella

Mediadora y abogada, consultora experta en resolución de conflicto

Félix Arias

Mediador y psicólogo, consultor experto en resolución de conflictos y diseño de estrategias colaborativas

La confianza en mediación

“La confianza, como el arte, nunca proviene de tener todas las respuestas, sino de estar abierto a todas las preguntas”
Earl Gray Stevens


Para el diccionario de la RAE, la confianza es "la esperanza firme que se tiene de alguien o de algo", y es sin duda la confianza, esta esperanza firme,  uno de los pilares básicos de intervención en los procesos de mediación.

Para que el proceso de mediación pueda llevarse a cabo, la confianza es imprescindible, ya que, sin ella no será posible que el proceso pueda avanzar. Sin embargo, la realidad nos muestra que la confianza no suele estar presente en la mayoría de las primeras entrevistas, especialmente en  conflictos de alta intensidad o en los ya judicializados. En estos casos, es tarea prioritaria y esencial del mediador generar confianza y mantenerla de manera transversal a lo largo de todo el proceso. Según nuestra experiencia, este objetivo es prioritario, sobre todo, en las primeras etapas de la mediación y en los momentos de bloqueo del proceso.

La generación de confianza durante la mediación, según los mediadores Francisco Díaz y Gachi Tapia, puede llevarse a cabo atendiendo a cuatro niveles diferentes:

  • Confianza de las partes en el mediador
  • Confianza de las partes en la mediación
  • Autoconfianza
  • Confianza entre las partes entre si

a) Confianza de las partes en el mediador:

La construcción de confianza es el primer paso para que se inicie la mediación, ya que sin la aceptación y confianza de las partes en el mediador, el proceso no será posible. Únicamente a través de la confianza puede desarrollarse un contexto positivo de credibilidad y respeto mutuo. Para los autores antes citados, es necesario que el mediador se sienta "habilitado" para llevar a cabo el proceso y, asimismo, que conozca con claridad el objetivo y las reglas de la mediación en la que va a participar como tercero imparcial y neutral. Como recursos para generar esta confianza podríamos destacar la escucha activa y la competencia, credibilidad y autenticidad de los mediadores.

b)  Confianza de las partes en la mediación

Para generar la confianza de las partes en la mediación, es necesario que las partes perciban este proceso como una alternativa efectiva en la resolución de sus conflictos y sientan que se encuentran en un espacio neutral para la gestión adecuada y positiva de estos conflictos. En este sentido, Moore define la labor del mediador como la "intervención en una disputa o negociación de un tercero aceptable, imparcial y neutral que carece de un poder autorizado de decisión para ayudar a las partes en disputa a alcanzar voluntariamente su propio arreglo mutuamente aceptable." La información adecuada y la no confrontación con las partes serían las estrategias esenciales en esta etapa. 

c)  Autoconfianza

La confianza de cada una de las partes en sí misma constituye un pilar básico de la mediación, y se apoya en el convencimiento que son ellas las únicas capaces de tomar sus propias decisiones y únicas responsables de la gestión que decidan hacer del conflicto. Esta autoconfianza de las partes está vinculada con la esencia misma del proceso y con el principio básico de la neutralidad. El empowerment o revalorización se constituye como la herramienta fundamental a utilizar por el profesional de la mediación para la generación o consolidación de autoconfianza en las partes.

d) Confianza de las partes entre ellas

Es habitual que las partes en conflicto hayan perdido la confianza en  que pueden resolverlo con la colaboración de la otra parte. De esta forma, la generación de la confianza entre las partes se convierte en otra estrategia imprescindible. Además, para la escuela de mediación transformativa, la transformación de esa interacción entre las partes constituye el propio objetivo del proceso. Como afirma Folguer, en el proceso de mediación debe llevarse a cabo por parte de los mediadores un "apoyo proactivo a los cambios en la interacción de las personas en conflicto."

Por último, vamos a sugerir la incorporación de un último ámbito de intervención de la confianza en mediación: la confianza de la sociedad en la mediación. A todos los mediadores nos corresponde trabajar en ello. ¡¡Esta semana dedicada a la mediación y el sábado, 21 de enero, día internacional de la mediación, nos tienen que servir de ayuda!!



Vote:
|| || || || |
Resultado:
160 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • ARANZADI FUSION

    ARANZADI FUSIÓN

    Una respuesta INTEGRAL a tus necesidades de información legal y de gestión de tu despacho.

Blog


Datos personales

Este blog nace con la ilusión de crear y compartir un espacio de reflexión sobre la mediación. Durante algunos años hemos ...ver perfil

Archivo del blog

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.