25 de enero de 2020 | 02:41
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Blog de Co.Mediación

4 de Diciembre de 2019

Mónica Corella

Mediadora y abogada, consultora experta en resolución de conflicto

Félix Arias

Mediador y psicólogo, consultor experto en resolución de conflictos y diseño de estrategias colaborativas

La confidencialidad en mediación: ¿A quién afecta?

“Le confesé que tenía notas para una novela que trataba de eso, de un tipo que se moría de pequeño, en el patio del colegio, pero que no decía nada a nadie por discreción, por delicadeza, …, y fingía que continuaba vivo.”
J.J. Millás.


El principio de confidencialidad es uno de los pilares tanto procedimentales como deontológicos sobre los que se asienta la institución de la mediación. Pero ¿cuál es su alcance? ¿quién tiene deber de confidencialidad? O más técnicamente ¿cuál es su ámbito subjetivo?

En España, la Ley de Mediación (Ley 5/12, de 6 de julio), en su artículo 9, incluye la obligación de confidencialidad a las siguientes personas:

  • los profesionales de la mediación, mediadores o co-mediadores.
  • las instituciones de mediación.
  • las partes intervinientes en el proceso de mediación.

En consecuencia, ninguno de ellos podrá divulgar el contenido de las sesiones de mediación, propuestas, ni cualquier información o documentación aportada al proceso, salvo excepciones previstas legalmente.

No obstante, y teniendo en cuenta que el marco de intervención de la mediación no suele estar aislado sino interconectado, y se practica en equipo, podemos ampliar el deber de confidencialidad a otras personas, bien sea una extensión de la confidencialidad compartida con otros profesionales de la mediación o bien sea derivada a otros profesionales no mediadores.

Identificamos a continuación un listado de "otras personas" u "otros profesionales" que deben guardar el deber de confidencialidad de la mediación:

  • En primer lugar, entendemos, al igual que la Profesora Leticia García Villaluenga (2012), que la confidencialidad se extiende "a las personas que participan en la administración del procedimiento" de mediación.
  • También se extiende a todos los miembros de despachos colectivos de profesionales o instituciones de mediación, sean o no mediadores, y que colaboran con el profesional de la mediación.
  • La confidencialidad también afecta al departamento organizacional o al profesional que deriva o promueve la mediación. Un ejemplo en este contexto sería el área de Recursos Humanos de la empresa donde se desarrolla la mediación.
  • Las personas observadoras en los procesos de mediación también tienen el deber de confidencialidad. Es frecuente la asistencia a sesiones de mediación de alumnos en formación de cursos o másteres de mediación, y que realizan sus prácticas en calidad de observadores, que al igual que los mediadores están sujetos por el deber de confidencialidad.
  • Por lo que se refiere a las actividades de docencia e investigación, podrán facilitarse datos estadísticos, y siempre deberá protegerse la identidad de las personas u organizaciones participantes en los procesos de mediación, evitando suministrar datos que puedan permitir identificar a las partes.
  • El deber de confidencialidad también se extiende otros profesionales que participen como evaluadores o supervisores de los procesos de mediación, sean o no mediadores.
  • La confidencialidad permanece durante el proceso de mediación y también después de haber terminado o de haber cesado en la prestación del servicio, sin que sea una obligación que esté limitada en el tiempo.
  • Por último, cualquier grabación de las sesiones de mediación deberán realizarse siempre con el consentimiento de las partes y con fines de formación, investigación y/o divulgación científica.

Todas o algunas de estas aplicaciones del principio de confidencialidad, suelen estar previstas en los diferentes Códigos de Conducta de la profesión mediadora, entre los que citamos el Código Europeo de Conducta, las Normas de Conducta para Mediadores aprobado por la Sección de ADR de la American Bar Association, el Código de Buenas prácticas del Club Español del Arbitraje, o el de la Asociación Madrileña de Mediadores. No obstante, al ser la mediación una profesión dinámica en constante expansión y adaptación a nuevos contextos, quedan todavía muchos desafíos y reflexiones por incorporar respecto a la confidencialidad en la práctica profesional de los mediadores.


  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • ARANZADI FUSION

    Aranzadi Fusión

    Aranzadi Fusión es el primer y único ecosistema legal con todo lo que necesitas para la transformación digital y gestión integral de tu despacho, combinando tecnología e información inteligente. Todo ello en la nube y con la mayor seguridad para ayudarte a cumplir con la nueva normativa RGPD en base a estos tres niveles: legal, técnico y organizativo.

Blog


Datos personales

Este blog nace con la ilusión de crear y compartir un espacio de reflexión sobre la mediación. Durante algunos años hemos ...ver perfil

Archivo del blog

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar