15 de diciembre de 2019 | 06:31
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Blog Entendiendo las finanzas

20 de Noviembre de 2019

Jesús Ortega Martínez

Director Financiero en Ingenia

¿Estoy expuesto al Riesgo Divisa?

Podría pensarse que el riesgo divisa es algo propio de las empresas multinacionales, de operar en mercados bursátiles extranjeros o de cualquier otra practica de gran empresa y que nada tiene que ver con las nuestras.


Sin embargo, hoy en día es muy probable que, por pequeña que sea nuestra empresa, haya cualquier producto o servicio que se lo compremos o contratemos a otra empresa que tenga residencia fuera de España. En este caso es muy probable que recibamos facturas en una divisa distinta a la nuestra. Ese es uno de los casos en los que estamos expuestos a este tipo de riesgo.

Algo sobre movimientos de los pares

Se denomina par de divisas a las unidades monetarias de la divisa secundaria que se necesitan para adquirir una unidad de divisa primaria o base. Valga el ejemplo: el par EUR/USD indica cuantos dólares americanos son necesarios para obtener un euro. Parece bastante sencillo, aunque para los entendidos el mercado de divisas es sin duda el más complejo de los que existen por la infinidad de factores que le afectan.

A mi juicio la evolución de dichos pares, como digo, es bastante impredecible porque, aunque teóricamente la variable más critica de cómo se comporten son los tipos de interés del banco central que emita dicha divisa se puede decir que casi cualquier factor geopolítico puede hacer que se produzcan fuertes movimientos de apreciación o depreciación.

Pensad en el Brexit, la guerra comercial EEUU-China, la situación en países de América del Sur como Argentina, Chile, Méjico, etc... todas las divisas de estos países están viviendo fuertes movimientos que hacen que se aprecien o deprecien relativamente frente a otras divisas.

Cómo nos afecta una apreciación/depreciación de la moneda cotizada con la que tengamos relación

Para ver realmente como pueden afectar los movimientos de los pares de divisas vamos a imaginarnos dos situaciones distintas.

1)      Una empresa española compra piezas en el Reino Unido para la elaboración de sus productos. Mensualmente a principios de cada mes dicha empresa recibe una factura en libras, la cual es contabilizada al tipo de cambio del día de recepción de ésta. La valor de la deuda en libros serán un valor determinado euros. Siendo la condición de pago 90 días, la empresa española deberá comprar dedicar tantos euros como sean necesarios para hacer frente al pago de las libras que espera recibir el proveedor. Si la libra (moneda cotizada) para entonces se ha depreciado respecto al euro (moneda base) tendremos que registrar la diferencia con el valor en libros como diferencias positivas de cambio. Es decir, estamos ganado dinero. Bueno, en puridad estamos teniendo menos costes de materiales lo que abarata el coste final de nuestro producto.

Imaginamos ahora una empresa española que tiene una filial en Argentina. Y que la filial se financia con un préstamo a largo plazo que le ofrece la matriz de 100.000 euros con un año de carencia y amortizaciones mensuales los 3 años siguientes al de carencia. En el momento de la constitución del préstamo la empresa argentina recoge en sus libros la deuda en pesos equivalente a los 100.000 euros. Un año mas tarde, cuando comienzan las amortizaciones el peso de ha devaluado y la cantidad total que debe destinar la empresa argentina para afrontar los 100.000 euros puede ser considerablemente mas alta. Generando así un sobrecoste de la financiación por diferencias negativas de cambio.

Variables a tener en cuenta

Para responder a la pregunta que titula este post, creo importante:

  • que se consideren la residencia, o, mejor dicho, la moneda en la que nuestros clientes o proveedores, participadas o financiadores esperan que afrontemos nuestros compromisos de cobro/pago.
  • Conocer las relaciones entre los pares de divisas a los que estemos expuestos
  • Informarse en entidades financieras de los productos que existen para mitigar dichos riesgos
  • Si decidimos no cubrir el riesgo divisa sería de buena praxis conocer cómo evolucionan las divisas que nos son sensibles y hacer un seguimiento del impacto en nuestras cuentas de resultados.

Artículos relacionados


  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • ARANZADI FUSION

    Aranzadi Fusión

    Aranzadi Fusión es el primer y único ecosistema legal con todo lo que necesitas para la transformación digital y gestión integral de tu despacho, combinando tecnología e información inteligente. Todo ello en la nube y con la mayor seguridad para ayudarte a cumplir con la nueva normativa RGPD en base a estos tres niveles: legal, técnico y organizativo.

Blog


Datos personales

Entendiendo las finanzas nace como un espacio donde desarrollar temas relacionados con el mundo de las finanzas en la empresa. Un lugar ...ver perfil

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar