01 de abril de 2020 | 07:53
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Blog Fiscalidad Internacional

12 de Diciembre de 2019

Guillermo Salceda Pacheco

Asesor fiscal internacional
Linkedin

¿Avanzamos de verdad o seguimos "ecopostureando"?

Llevamos ya unos cuantos días en que las noticias que acaparan los principales titulares de todos los medios de comunicación guardan relación con el medio ambiente. Pero la cumbre que Chile alberga en Madrid está próxima a su fin, y francamente no sé si se está creando una auténtica y verdadera conciencia social sobre la alarma medioambiental, o si este momento simplemente va a alumbrar un “ecopostureo” que servirá para acallar nuestras conciencias, pensando que tener en casa una sarta de cubos de colorines es suficiente.


Llevamos ya unos cuantos días en que las noticias que acaparan los principales titulares de todos los medios de comunicación guardan relación con el medio ambiente. Pero la cumbre que Chile alberga en Madrid está próxima a su fin, y francamente no sé si se está creando una auténtica y verdadera conciencia social sobre la alarma medioambiental, o si este momento simplemente va a alumbrar un "ecopostureo" que servirá para acallar nuestras conciencias, pensando que tener en casa una sarta de cubos de colorines es suficiente.

Visto desde fuera, yo creo que tengo perfil de "ecoposturista": currito de 46 años con una niña de casi 3 años a la que le gusta ir al parque e ir a la playa (como a la mayoría de niñ@s de su edad), y al que le gusta practicar deportes de resistencia al aire libre. Reciclo todo lo que puedo, apago por las noches el interruptor de la regleta de todos los electrodomésticos "gordos", procuro lavar los platos y la ropa por la noche, todas las luces son de led y, cuando resulta menester, voy al punto limpio. Todo lo cual está muy bien, sin ninguna duda. Pero creo que debemos aprovechar el momento y sumarnos activamente a la conciencia social medioambiental que se palpa estos días pues, en mi humildísima opinión, esto ha dejado de ser opinable: o hacemos algo, o nos vamos todos a la mi*rd*.

Siendo realistas, atajar el cambio climático no solo exige un cambio de hábitos y de costumbres sino, sobre todo y por encima de todo, exige un auténtico cambio de mentalidad. Afortunadamente, creo que las nuevas generaciones sí albergan esa nueva mentalidad, pero hasta que les llegue el turno de dirigir y gobernar, nos toca a nosotros abordar esa tarea desde ya. Así pues, además de la iniciativa privada y de lo que cada uno haga a nivel individual, tal vez deberíamos aprovechar que tenemos en ciernes un Gobierno que presume de progresista para exigir medidas concretas, realistas y susceptibles de implementación en el corto y medio plazo. Total, ya puestos a endeudarnos hasta las cachas para sostener un estado del bienestar que difícilmente nos podemos permitir y del que nos creímos merecedores el día que nos adherimos a la UE, pues al menos vamos a aprovechar el momento para exigir al nuevo Gobierno que se moje de verdad...

1. MEDIDAS PROPUESTAS POR EL GOBIERNO EN CIERNES.

Claramente insuficiente y "ecoposturista" a tope: Celaá anuncia el impulso de los contenidos sobre desarrollo sostenible a través de la asignatura de Valores Cívicos y Éticos. Como declaración de principios está muy bien, pero resulta a todas luces insuficiente...

Ahora bien, si han tenido ustedes a bien leer (siquiera transversalmente) los programas electorales de los principales protagonistas de nuestro futuro Gobierno, podrán comprobar la amplísima batería de medidas dirigidas a la consecución de la transición ecológica. Hablamos en cuatro años, aunque espero sinceramente que muchas de esas medidas se tornen realidad.

2. MEDIDAS FISCALES QUE YA SON UNA REALIDAD:

    2.1. Incentivos fiscales municipales.

    El Consistorio de algunas ciudades ya contempla en sus ordenanzas fiscales medidas dirigidas a incentivar la transición ecológica en sus respectivos municipios, fomentando las "viviendas ecológicas" y los medios de transporte sostenibles mediante deducciones, bonificaciones y reducciones de sus figuras impositivas. Este es un ejemplo de las medidas fiscales implementadas por el Ayuntamiento de un término municipal: "En el apartado medioambiental, se bonificará entre el 25% y el 50% el IBI a las viviendas que instalen paneles solares y se aplicará una reducción del 70% en el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras a los trabajos destinados a la instalación de sistemas de aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía solar. El Impuesto sobre los Vehículos de Tracción Mecánica se reducirá en un 5% para todos los vehículos, al tiempo que se aplicará un aumento de la rebaja para los vehículos menos contaminantes (híbridos y eléctricos), que pasará del 25% al 70%."

    2.2. Incentivos fiscales en otros países.

    A nivel internacional, existen medidas fiscales para todos los gustos, pero tengo la sensación de que lo único que tales medidas tienen en común es que no satisfacen a nadie: a las respectivas industrias porque resta competitividad y rentabilidad, y a los activistas medioambientales por insuficientes. Con respecto a dichas medidas, recomiendo encarecidamente la lectura de dos posts publicados este mismo año en este mismo foro, de los que he aprendido una barbaridad: el "aviation tax" de la que nos habló Diego Viñal en agosto, o el "carbon pricing" del que nos habló Jaime Salmerón en su post del pasado mes de septiembre.

3. MEDIDAS PROPUESTAS POR LA OCDE.

El 15 de octubre de 2019, la OCDE publicó un estudio titulado Taxing Energy Use 2019. Using Taxes for Climate Action.

En síntesis, en vista de la casi manifiesta imposibilidad de alcanzar los objetivos de reducción de emisiones de CO2 previstos en el Acuerdo de París, analiza las ventajas que ofrecería un sistema de fiscalidad energética como medio para alcanzar la adopción y desarrollo de fuentes de energía menos contaminantes.

A juicio de la OCDE, la imposición sobre los carburantes y el carbono constituye una herramienta sencilla y rentable para paliar el cambio climático, si bien es cierto que los impuestos no son los únicos instrumentos para fijar el precio del carbono, a cuyo efecto alude a los sistemas de comercio de emisiones que existen en algunos países de la Unión Europea, y que pueden ser tan eficaces y eficientes como los impuestos al carbono.

Por otra parte, señala que la mayoría de los países fomentan el cambio a fuentes más limpias gravando los combustibles más que las fuentes de energía menos contaminantes, pero también advierte sobre la existencia de ciertas inconsistencias en países que no hacen distinción entre fuentes de energía, lo que obstaculiza la promoción de las fuentes de energía más limpias y desalienta una mayor reducción de las emisiones mediante la electrificación. Por dicha razón, considera que la adopción de reformas fiscales en el sector de la electricidad, con un carácter neutral desde el punto de vista recaudatorio, podrían reforzar los incentivos destinados a reducir las emisiones de CO2.

Lo anterior permite concluir que la fiscalidad, tanto en su faceta negativa (creación de nuevas figuras impositivas) como en su faceta positiva (reducción de impuestos y establecimiento de incentivos fiscales), ofrece múltiples oportunidades siempre que las medidas adoptadas se encuentren correctamente definidas e integradas en el conjunto del sistema tributario, y coordinadas con las políticas ambientales.

4. MEDIDAS "PROPUESTAS" POR UN SERVIDOR.

Entre otras muchas buenas enseñanzas, mi abuelo me enseñó lo fácil que es ver los toros desde la barrera y, por eso, si uno no está delante del toro, lo primero que debe hacer es callarse y aprender, en la medida de lo posible. Ya que me atrevo a usar este "púlpito" para reclamar al nuevo Gobierno el diseño e implementación de medidas realistas, lo justo es aportar un granito de arena ("No preguntes qué puede hacer tu país por ti, sino qué puedes hacer tú por tu país" - John F. Kennedy), aunque lo más probable es que mi granito sea una soberana chorrada, pero es hasta donde mi cabeza es capaz de llegar.

Ruego a quien me esté leyendo que no busque en mis palabras ningún tipo de reivindicación laboral ni "espíritu sindicalista", pero las únicas medidas que soy capaz de concebir, amén de simplistas, son las siguientes:

    1) Tele - trabajo, que redundaría en una reducción de las emisiones de CO2 por parte del parque móvil que no se tenga que desplazar, ahorro energético parcial en las sedes sociales y centros de trabajo empresariales, ahorro en papel (pues supongo que no todo el mundo tiene una impresora en casa), ahorro en costes de mantenimiento de espacios de trabajo, etc.

    2) Atuendo profesional: No sé si es un mito o no, pero tengo entendido que en Japón está prohibido llevar chaqueta y corbata durante el verano, a fin de ahorrar coste energético en forma de aires acondicionados. Supongo que en invierno harán lo propio, y exigirán que la gente no vaya fresquita a currar....igual ese tipo de medidas podrían ser útiles en un país tendente a la desertización en el que tal vez tengamos que acostumbrarnos a las olas de calor....

Por cierto, me atrevo a traer como ejemplo de indumentaria adaptada a la climatología (y mira que esto es un blog de fiscalidad internacional) a un país que, hasta hace poco, era un paraíso fiscal: las islas Bermudas.

Algunos pensarán "que fácil y barato es disparar con pólvora del Rey" pero, ¿y si estas medidas se vieran incentivadas con medidas tributarias dirigidas a reducir la carga fiscal de las empresas que fomenten estas prácticas?....

La opinión expresada en este post es exclusiva de su autor, y en modo alguno puede imputarse o atribuirse a ninguna persona o entidad de su entorno profesional.

 

  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • ARANZADI FUSION

    Aranzadi Fusión

    Aranzadi Fusión es el primer y único ecosistema legal con todo lo que necesitas para la transformación digital y gestión integral de tu despacho, combinando tecnología e información inteligente. Todo ello en la nube y con la mayor seguridad para ayudarte a cumplir con la nueva normativa RGPD en base a estos tres niveles: legal, técnico y organizativo.

  • ONESOURCE Indirect Tax Software

    ONESOURCE Indirect Tax Software

    Tax departments need to focus on achieving maximum compliance and determine, calculate and record taxes with the highest levels of accuracy. ONESOURCE Indirect Tax empowers companies of all sizes with both U.S. and global tax expertise so they can better manage the complexity of tax.

Blog


Datos personales

Actualmente, los estados son cada vez menos soberanos para implementar medidas fiscales de calado internacional. Los sistemas fiscales son muy similares y ...ver perfil

Archivo del blog

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar