19 de agosto de 2017 | 07:32
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Blog Fiscalidad Internacional

9 de Marzo de 2016

Elena Crispín Díez

Tax Manager en Telefónica S.A.

La relación cooperativa entre Administración y empresa, ¿Realidad o ficción?

Dentro de los proyectos de la OCDE está el conseguir un cumplimiento cooperativo entre empresas y Administraciones de los diferentes países de la UE para lograr un mayor compromiso de las empresas con la comunidad.


Si nos centramos en España, nos encontramos que la Administración hace gala de tener una cierta cercanía y relación estable con las más importantes compañías españolas, para la consecución de objetivos comunes. Todo ello, siguiendo la corriente de enseñanzas que viene de la UE.

En cuanto a esto, si se analiza en profundidad, podríamos preguntarnos: ¿Realmente ha habido una gran modificación de actuación por parte de la Administración Española respecto a su etapa anterior? ¿Cuáles son dichos cambios? Actualmente, vemos cómo la Administración está haciendo grandes esfuerzos por mejorar la relación con las empresas, pero aún considero que está en un nivel inicial de auténtica colaboración entre ambos sujetos.

Lo que se pretende con la relación cooperativa, es que el mayor nivel de transparencia que conlleva esta cooperación, sea un instrumento para limitar la planificación fiscal y, por ello, se logre una contribución efectiva de las empresas a  las arcas públicas.

Para conseguir una buena relación cooperativa, las empresas y la Administración han llevado a cabo diversas acciones de manera coordinada, como son: La creación del Foro de Grandes Empresas, donde se reúnen para poner en marcha una serie de medidas que fomentan la transparencia y la seguridad jurídica en el cumplimiento de las obligaciones tributarias. En dicho Foro se ha llevado a cabo la aprobación del Código de Buenas Prácticas Tributarias, al que se pueden adherir libremente las empresas, independientemente de su pertenencia al Foro de Grandes Empresas.

Aun así, considero que, ¿No convendría implantar fórmulas de cooperación que vayan más allá de todo esto? Por dar ideas, propondría, una asignación de un equipo miembro de la Administración específico para cada empresa, gracias a la especialización y adecuación a cada una en particular, se lograría la eficiencia.

Modelos internacionales de relación cooperativa Administración-Empresa

Si observamos los diferentes modelos, a nivel internacional, de relación cooperativa, casi todos están aún en la fase piloto. En dichos programas piloto se escogen determinadas empresas con las que realizar un primer acercamiento al posible modelo, el cual sería el que posteriormente se instauraría para todas. Citando ejemplos, Dinamarca tiene un programa piloto que empezó aplicándose a 20 empresas y, en la actualidad, se está ampliando hasta llegar al objetivo de 50 empresas este año. Lo mismo EEUU, con su programa "Compliance Assurance Process"(CAP), el cual permite la identificación y resolución de problemas  a los que se enfrentan las empresas en sus declaraciones y pagos de impuestos antes de presentar la declaración definitiva. El programa CAP ofrece un examen más ligero para los contribuyentes que hayan establecido un historial de cooperación y transparencia. A finales de 2015, en dicho programa, participaban 194 empresas contribuyentes, de las cuales: 182 estaban en pleno proceso de adecuación al cumplimiento, 73 contribuyentes formaban parte del programa de mantenimiento de responsabilidades asumidas, y 19 estaban en el Programa de Pre-CAP, el cual prepara a las empresas para iniciarse en el nuevo proceso.

Si pudiéramos poner alguna pega a todos estos programas, podría ser que todas las Administraciones de los diferentes países no saben cómo medir esa supuesta mejora de eficiencia y eficacia ligada al nuevo modelo. Si nos centramos en las mejoras que ha supuesto el actual modelo de la relación cooperativa en España, nos surgen las mismas incógnitas: ¿Realmente ha aumentado la eficiencia en la recaudación fiscal?, ¿Cómo se mide esa supuesta mejora de eficiencia?, ¿Se reduce el tiempo invertido por la Administración al auditar a las empresas? ¿Se invierten menos recursos que con el modelo tradicional en el que no existía una relación cercana entre las partes?

Además, desde el punto de vista de la empresa, ¿Esto podría suponer un mejor trato por parte de la Administración a dicha empresa? Saco a colación el modelo de cooperación canadiense, el cual consta de un proceso de evaluación de riesgos, es decir, un enfoque de cumplimiento personalizado para cada tipo de contribuyente. Los contribuyentes de alto riesgo estarían sujetos a una auditoria completa, los de riesgo medio lo estarían a una auditoria basada en cuestiones específicas, y aquellos de bajo riesgo tendrían una revisión de cumplimiento por cartas. Con esto podemos decir, que es posible y se está llevando a cabo en las Administraciones de otros países, el tener un trato personalizado y diferente según sea la actuación de cada empresa.

Principales consecuencias de la relación cooperativa para las empresas

Si hacemos una valoración de las consecuencias vemos que pueden ser positivas y negativas. Por una parte, positivas, ya que la transparencia fiscal conlleva la creación de valor para la empresa, al construir una relación más sostenible y duradera del modelo de negocio, y con ello, la asunción de un menor riesgo fiscal.

Pero por otra parte, también conllevaría unas consecuencias no tan favorables para las empresas, ya que esta transparencia implica un gran consumo de recursos por parte de los departamentos fiscales, con el objetivo de satisfacer la demanda de información de los diferentes grupos de interés (Administración, accionistas, sociedad en general...), y la adaptación a las diferentes reformas legales en este ámbito.

Para poder contrarrestar estos problemas, la Administración Española podría recompensar a aquellas empresas que cumplen con sus responsabilidades fiscales y que, de alguna forma, están dando un sentimiento de fiabilidad al sistema.

Conclusiones

Como conclusión, diría que a pesar de las mejoras en las leyes, las cuales, favorecen el desarrollo de la tendencia a estrechar lazos y posturas entre Administración y empresas, el término "Relación Cooperativa" todavía tiene mucho que madurar para poder llevarse a cabo en España. Donde la Administración, posiblemente por falta de recursos disponibles y la situación de crisis actual, no puede llevar a cabo aquellos avances que tanto gustaría. Tiempo al tiempo para un desarrollo en firme de esta tendencia.

*Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva de su autor.¡


Vote:
|| || || || |
Resultado:
351 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • La economía de la administración de justicia

    La economía de la administración de justicia

    esta obra no se centra en el sistema de common law, sino que ofrece una visión global e incluye secciones sobre instituciones específicas del derecho continental, como la selección de jueces en Europa o el notario latino.

Blog


Datos personales

Actualmente, los estados son cada vez menos soberanos para implementar medidas fiscales de calado internacional. Los sistemas fiscales son muy similares y ...ver perfil

Archivo del blog

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar