26 de septiembre de 2017 | 04:40
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Blog Fiscalidad Internacional

20 de Abril de 2016

Elena Crispín Díez

Tax Manager en Telefónica S.A.

Paraísos fiscales, un problema para la imagen empresarial

Hoy me gustaría hablar de los paraísos fiscales, un tema de plena actualidad. Mucho se habla de estos, pero; ¿Qué son los paraísos fiscales y qué ventajas tiene el que hace uso de ellos?


Un paraíso fiscal es un país que exime del pago de impuestos a los inversores extranjeros que mantienen cuentas bancarias o constituyen sociedades en su territorio. En dichos países suelen convivir dos sistemas fiscales diferentes; El primero, para los ciudadanos y empresas residentes en el propio país, los cuales están obligados al pago de sus impuestos como en cualquier otro lugar del mundo. Y el segundo, destinado a los extranjeros, ya que ellos gozan en la mayoría de los casos de una exención total, o al menos, de una reducción considerable de los impuestos que deben pagar. Esto es así, siempre y cuando no realicen negocios dentro del propio paraíso fiscal.

El fin de este tipo de políticas tributarias es atraer divisas extranjeras para beneficiar a su economía. El perfil de estos países es el de un estado pequeño que cuenta con pocos recursos naturales o industriales, y difícilmente podría subsistir de no ser por las ventajas fiscales que ofrece para la captación de capitales extranjeros.

Los paraísos fiscales han atraído, sobre todo estos últimos años, a un número creciente de inversores extranjeros. Por lo general, se trata de ciudadanos y empresas que huyen de la alta recaudación de sus países de residencia, en busca de condiciones tributarias más favorables.

Los paraísos fiscales se han situado en el centro de la crisis financiera que venimos sufriendo desde hace varios años. Por lo que, la fuga de capitales derivada del uso de paraísos fiscales no está bien vista por los responsables fiscales de los países, ya que ven cómo disminuye su recaudación al mismo tiempo que aumentan sus necesidades económicas.

Los paraísos fiscales son territorios que intencionadamente han adoptado una opacidad en las leyes, una baja o nula tributación y la falta de intercambio de información con otras administraciones fiscales.  Estas características han supuesto un gran atractivo para la domiciliación de empresas en dichos países. No nos puede sorprender que las Islas Vírgenes Británicas, un pequeño territorio del Caribe tenga el record en densidad de las empresas, 30 por cada uno de sus 28000 habitantes. Una cifra cinco veces superior al número de sociedades que hay en la Comunidad de Madrid, que tiene unos 6 millones de habitantes.

La globalización hace muy difícil ejercer un control eficiente sobre el movimiento del dinero. Tratar de poner trabas a la libre circulación de capitales chocaría frontalmente con las pretensiones de liberalización del comercio mundial que defienden la mayoría de gobiernos y empresas.

Por otro lado, las medidas legales tomadas con la intención de dificultar la salida de capitales hacía estos territorios tampoco han dado los resultados esperados. A esto, se una la falta de consenso entre los distintos organismos internacionales y países para determinar qué es y qué no es un paraíso fiscal es otra traba para la lucha contra estos.

Toda esta confusión sobre la lista de paraísos fiscales afecta de manera directa a la reputación de una empresa, debido a que este es tema candente entre la opinión pública en la actualidad.

Cada cierto tiempo, se publican titulares del tipo: Casi el 95% de las empresas del IBEX 35 tiene negocios en paraísos fiscales (El Confidencial, 13/09/2015). Fundamentalmente este tipo de publicaciones considera como paraíso fiscal a jurisdicciones que no lo son,  desde el punto de vista español, o que lo fueron en el pasado pero han salido de la lista gracias a firmar acuerdos de intercambio de información o convenios para evitar la doble imposición. La publicación de esta información incurre en errores importantes que generan gran riesgo reputacional para las empresas.

Claves para solucionar el problema

Como medida para reducir la incertidumbre y otorgar mayor seguridad jurídica en las empresas españolas, creo que sería necesaria la publicación de una norma donde se detallen expresamente los países o territorios calificados como paraísos fiscales para España en la actualidad.

Una de las razones por las que considero que esta situación debe cambiar, es por todas las referencias a paraísos fiscales que existen en la normativa española. Un ejemplo sería el Artículo 37 del Real Decreto 634/2015, de 10 de julio, por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre Sociedades: "Documentación de las operaciones con personas o entidades no vinculadas residentes en paraísos fiscales". O el Capítulo X: "Transparencia fiscal internacional" de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, por la que se aprueba la ley del Impuesto sobre Sociedades.

Otra razón, es por la incertidumbre que genera la posibilidad que se les ofrece a los países o territorios calificados como paraísos fiscales a efectos de la normativa española, de perder tal calificación con carácter automático, simplemente con firmar con España un acuerdo de intercambio de información o un convenio de doble imposición con cláusula de intercambio de información.

A eso se le añade la facilidad con que vuelven a entrar en dicha lista si las medidas aplicadas por los países, considerados como paraísos fiscales,  no son efectivas.

Además, no hay que olvidar la lista de 30 países no cooperantes en materia de lucha contra el fraude fiscal publicada por la Comisión Europea, donde se ponen de manifiesto discrepancias con la lista española.

Todo ello, hace que las empresas se enfrenten a acusaciones como las de operar en paraísos fiscales, siendo incapaces de defenderse de estas. Ya que; ¿Qué lista están empleando aquellos que hacen dichas acusaciones? ¿Qué lista debe considerarse cómo la oficial?

Además, debe tenerse en cuenta que, por motivos comerciales y de negocio, se da el caso en muchas empresas donde deben operar en ciertos países vistos cómo paraísos fiscales o jurisdicciones de baja tributación. Esto no implica que su finalidad sea la de evadir impuestos, sino que el establecimiento en dichos países responde única y exclusivamente a motivaciones económicas y comerciales (Business Purpose) y cuentan con los medios materiales y humanos necesarios para el desarrollo de sus actividades propias.

Por todo ello, sería conveniente aclarar qué países o territorios tienen la consideración de paraíso fiscal para España y publicar la lista definitiva actualizada. Así cómo no hacer uso de información no contrastada correctamente para ensuciar la imagen de ciertas empresas que actúan de acuerdo a la ley. No quita, que se deba perseguir exhaustivamente a aquellas que realmente tienen como objetivo el fraude y la elusión fiscal.

*Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva de su autor.



Vote:
|| || || || |
Resultado:
349 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • ARANZADI FUSION

    ARANZADI FUSIÓN

    Una respuesta INTEGRAL a tus necesidades de información legal y de gestión de tu despacho.

Blog


Datos personales

Actualmente, los estados son cada vez menos soberanos para implementar medidas fiscales de calado internacional. Los sistemas fiscales son muy similares y ...ver perfil

Archivo del blog

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar