15 de diciembre de 2019 | 11:11
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Blog Fiscalidad Internacional

27 de Diciembre de 2018

Fátima Blanco Calleja

Head of Tax de LG Electronics España

Y así se despide 2018

“Para muestra, un botón” es un dicho popular que me encanta. Se refiere a qué no es necesario descubrirlo todo para conocer lo que vendrá. En el orden fiscal, parece que lo que ya ha llegado es la imprevisibilidad, un término nuevo tributario que hace alusión a aquella sensación que inunda al asesor y contribuyente al no darse unas circunstancias políticas claras. La imprevisibilidad puede darse en el ámbito local e internacional y no está sujeta a plazos.


A finales del año pasado este blog ofrecía una previsión del panorama fiscal que parecía llegar para quedarse. Algunos temas en el candelero cómo la Reforma Fiscal de EE. UU., las consecuencias del Brexit y el sosegado desarrollo normativo tributario español frente al creciente poder de la Administración Tributaria tras la obtención de los primeros datos a través de la implementación del CbCr en 2016, se constituían cómo futuros protagonistas del 2018. En cambio, ¿qué llegó? A continuación "los botones".

En el ámbito internacional:

  • El gran déficit presupuestario de EE. UU. y su guerra comercial a China (en tregua durante estas Navidades) y a la UE (resuelta mediante acuerdo a principios de verano) han robado el protagonismo a algunos de los efectos colaterales de la gran reforma fiscal americana como por ejemplo pudieran ser el efecto llamada a trasladar las sedes sociales de las empresas de capital americano, a dicho territorio.
  • El Brexit y su pospuesto voto decisivo el próximo 21 de enero de 2019. Las negociaciones sobre qué tributación aplicar en pagos transfronterizos y derechos arancelarios parecen baladí al mencionar las discusiones sobre la frontera entre las dos Irlandas y la holliwoodiense alternativa para Reino Unido de separación de la UE sin pacto.
  • En el ámbito de la UE además se han publicado Directivas, Propuestas... destacando para mi gusto por su búsqueda de lo "ejemplarizante" la DAC6 y la Propuesta sobre el Impuesto sobre Servicios Digitales. La primera es un mandato al asesor que a partir de 2020 deberá ser obligatoriamente una suerte de aliado de la administración tributaria cuando intervenga en planificaciones en las que se involucren más de un territorio, y la segunda es un parto prematuro de la acción 1 de BEPS, además de medida transitoria hasta que la comunidad internacional consiga esclarecer términos "básicos" como el de Establecimiento Permanente Virtual, ya que la nueva fuerza centrífuga de la economía es sin lugar a dudas digital.
  • Casi a la misma altura y con consecuencias de semejante relevancia han continuado los expedientes sobre Ayudas de Estado, que este verano le ha tocado al Reino de España sufrir con una nueva sentencia condenatoria (que anulaba la anterior emanada por el Tribunal de Primera Instancia) del Sistema de Adquisición de Buques mediante Arrendamiento Financiero, y a sensu contrario, al Ducado de Luxemburgo disfrutar tras la conclusión del procedimiento incoado por la Comisión ante la no tributación de la empresa McDonalds' en dicho territorio. En ese caso, se descarta la existencia de Ayuda y se señala al propio CDI entre Luxemburgo y EE.UU cómo causante de una situación de desimposición.
  • El MLI finalmente pudo entrar en vigor en verano y con él, el comienzo de la incorporación a los textos convencionales de las directrices BEPS referidas a los mismos. Desde ese momento han sido varios los países que han decidido ratificar junto a los cinco primeros, el texto. Para todos aquellos que lo hicieran antes de octubre, el texto tendrá efectos ya en la práctica a partir de enero de 2019.

En el ámbito local:

  • El giro del panorama político el pasado junio de 2018 tras la moción de censura liderada por Pedro Sanchez, y que sacó al gobierno popular de la Moncloa, permitió al nuevo gobierno socialista adelantar la publicación de tres Anteproyectos de Ley de índole fiscal: para la prevención del fraude fiscal, impuesto sobre transacciones financieras (la famosa tasa Tobin) y el Impuesto sobre determinados Servicios Digitales. Centrándonos en los dos últimos, hay que reconocer que este gobierno, en lo sustancial, solo ha adelantado aquello en lo que el gobierno anterior ya venía trabajando. La cautela de observar las posibles consecuencias sobre la UE del Brexit o de la Reforma de EE.UU no ha frenado a este gobierno a la hora de publicar "intenciones".
  • Acuerdo sobre Presupuestos Generales del Estado entre el PSOE y Podemos: destacaría la propuesta de creación del Impuesto Mínimo de Sociedades del 15%. Con sus pros y con sus contras, hay voces que dicen que tiene muchas papeletas para convertirse en realidad. Y me parece bien siempre que se haga mediante los mecanismos legales pertinentes. Recientemente escuché a un presidente en una cumbre iberoamericana afirmar ante un micrófono: "si no hay acuerdo ante los presupuestos generales del estado, gobernaremos mediante reales decretos". 

Y en tierra de nadie:

  • El fenómeno Blockchain: tan rompedor que a muchos nos cuesta entender el mero concepto. Dicho esto parece indudable que la nueva tecnología trae consigo nuevos métodos de documentación de las operaciones. El sistema de cadena de bloques se presenta como una alternativa a los más convencionales sistemas de registro público y privado que pasan por extinguir a los intermediarios bancarios, registros públicos y sistema contable ordinario. Este blog ya ha ofrecido una adelantada visión de lo que el blockchain podría implicar en el mundo fiscal de las operaciones vinculadas.
  • Propuestas de Directivas sobre la Base Imponible Común y Consolidada Común del Impuesto sobre Sociedades en la UE, en la línea de BEPS de caminar hacia un sistema justo de mantenimiento de la tributación en las jurisdicciones donde se genera el valor. Si bien, desde la perspectiva europea el ánimo sería el de la armonización del impuesto a fin de mitigar diferencias y homogenizar el escenario fiscal europeo en la medida de lo posible. Si bien Francia y Alemania han apoyado este verano pasado las propuestas, hay estados que muestran reticencias como puede ser Holanda sobre la base de la posible vulneración del principio de subsidiaridad.

Así que, con todo lo anterior, ¿qué nos deparará 2019? Puede que la conclusión de los "botones" anteriores. Puede ser que nuevas incertidumbres.

Feliz Año, amigos.

 

  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • ONESOURCE Indirect Tax Software

    ONESOURCE Indirect Tax Software

    Tax departments need to focus on achieving maximum compliance and determine, calculate and record taxes with the highest levels of accuracy. ONESOURCE Indirect Tax empowers companies of all sizes with both U.S. and global tax expertise so they can better manage the complexity of tax.

  • Workshop Fiscalidad Internacional

    IV Workshop Fiscalidad Internacional

    Los Workshops Thomson Reuters sobre fiscalidad internacional conjugan de manera equilibrada el análisis pormenorizado de la doctrina administrativa y jurisprudencial, junto con el de supuestos reales sacados de la realidad empresarial

Blog


Datos personales

Actualmente, los estados son cada vez menos soberanos para implementar medidas fiscales de calado internacional. Los sistemas fiscales son muy similares y ...ver perfil

Archivo del blog

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar