21 de agosto de 2017 | 06:42
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Blog sobre Tributación Indirecta

19 de Julio de 2016

Fernando Matesanz

Director y fundador de Spanish VAT Services Asesores

El IVA en los cheques regalo

Finalmente los Gobiernos de los diferentes Estados Miembros de la UE han sido capaces de ponerse de acuerdo y sacar adelante la Directiva Comunitaria 2016/1065, publicada el pasado día 1 de julio, por la que se modifica la Directiva del IVA en lo que respecta al tratamiento de los bonos y vales canjeables (comúnmente conocidos como “vouchers”).


Este asunto ha sido un tema controvertido puesto que comenzó a negociarse en el año 2012 y sólo a día de hoy se ha logrado consensuar un acuerdo de mínimos. La transposición de la Directiva a los ordenamientos nacionales de los Estados Miembros se ha pospuesto hasta el 1 de enero de 2019.

El contenido de la Directiva es importante puesto que los bonos o vales canjeables son instrumentos de los que se hace uso a diario en nuestra economía (podemos pensar, por ejemplo, en las tarjetas regalo o tarjetas telefónicas  que todos hemos tenido en nuestras manos alguna vez). Por este motivo, determinar la correcta aplicación del IVA a la comercialización y al uso de los mismos es algo a tener en cuenta.

Los principales comentarios que, a modo de resumen, pueden hacerse sobre la Directiva, son los siguientes:

  • Bonos o vales canjeables son todo tipo de instrumentos (no necesariamente una tarjeta física, puede ser un instrumento electrónico) que se aceptan como contraprestación total o parcial de una entrega de bienes o de una prestación de servicios. Por lo tanto, la Directiva no está pensando en cupones descuento ya que éstos últimos no van asociados a la realización de una entrega de bienes o  a una prestación de servicios.
  • Tipos de bonos o vales canjeables:
  • Bonos univalentes Son los bonos que ya en el mismo momento de su emisión  se conoce el lugar de realización de la entrega de bienes o de la prestación de servicios a la que van asociados así como las cuotas del IVA que corresponden al devengo de dicho hecho imponible. Un ejemplo de este tipo de bonos sería, por ejemplo, el típico bono intercambiable por noches en un hotel concreto.
  • Bonos polivalentes. Cualquier otro tipo de bono o vale que no se pueda considerar como univalente puesto que en el momento de su emisión se desconoce el bien o el servicio al que van a servir. Este desconocimiento hace que en el momento de la emisión no se pueda determinar de forma correcta el tratamiento en el IVA de su entrega. Me estoy refiriendo, por ejemplo, a un cheque  o tarjeta regalo que pueden tener múltiples finalidades.

Por lo que respecta a los bonos univalentes, la entrega de los mismos supone el devengo del IVA de la operación a la cual van a servir puesto que en el momento de la entrega se sabe cómo, cuándo y dónde se va a canjear el bono.

Por su parte, la comercialización de bonos polivalentes, no supone hecho imponible en el IVA puesto que se desconoce el uso que se les va a dar. En estos casos, el IVA se devengará en el momento del canje del bono por la entrega de bienes o por la prestación de servicios a la que sirven.

- Base imponible: La base imponible de la entrega de un bono univalente  estará formada por la contraprestación acordada entre las partes en su entrega como si se tratase de la realización de la entrega de bienes o de la prestación de servicios a la que sirven, al existir una total coincidencia entre ambas.

Como se ha señalado anteriormente, la comercialización de bonos polivalentes no supone la realización de un hecho imponible en el IVA. Sin embargo, sí que supone hecho imponible del IVA la realización de las operaciones posteriores por las que se canjeen los bonos. En estos casos, la base imponible estará constituida por el importe pagado por el bono si es que se conoce o si es que se ha pagado cantidad alguna por él o, en su defecto, por el importe monetario que deberá estar indicado en el bono. En todo caso se entiende que el IVA se encuentra incluido en dicho importe.

- Mediación de un tercero en la distribución de los bonos: En este caso es importante distinguir entre bonos univalentes y polivalentes y, a su vez, entre entregas realizadas por el tercero mediador en nombre propio o no. También es importante determinar cuando estamos ante un contrato de mediación. En principio, debería entenderse que existe mediación en aquellos supuestos en los que un tercero se "interpone" entre la entidad emisora del bono y el cliente que en última instancia acude a un establecimiento a la redención del mismo.

  • La entrega de bonos univalentes por un mediador que actúa en  nombre propio supondrá la realización de la entrega de bienes o de la  prestación de servicios a los que sirven los bonos, tantas veces como entregas de los bonos se hagan.
  • En la entrega de bonos univalentes realizada por un mediador que actúa en nombre y por cuenta ajena, existirá un servicio de intermediación separado de la operación a la que sirve el bono que tributará en el IVA de forma independiente.
  • La entrega de bonos polivalentes por un mediador que actúa en nombre propio está no sujeta al IVA ya que, como se ha señalado más arriba, se desconoce la entrega de bienes o la prestación de servicios a la que van a servir.
  • En la entrega de bonos polivalentes realizada por un mediador que actúa en nombre y por cuenta ajena existirá un servicio de intermediación separado de la operación a la que sirve el bono que tributará en el IVA de forma independiente al igual que en la entrega de bonos univalentes en nombre y por cuenta ajena.

Como he señalado más arriba, éste ha sido un tema controvertido y complejo sobre el que ha habido numerosos pronunciamientos administrativos que, en algunos casos, llevaron a considerar este tipo de bonos (especialmente los polivalentes) como medios de pago, por lo que su emisión y entrega se han tratado como operaciones financieras exentas del IVA. La controversia se agravaba al ser el tratamiento de los bonos distinto en los diferentes Estados miembros de la UE.

La Directiva recientemente aprobada viene a armonizar el tratamiento que recae sobre este tipo de instrumentos y, en definitiva,  a aclarar el tratamiento que en el IVA debe darse a este tipo de operaciones.

Conviene recordar que la entrega de este tipo de bonos o vales es práctica sumamente común en las empresas para fidelizar clientes e incluso para incentivar a algunos de sus empleados. Por lo tanto, cualquier aclaración sobre la tributación de estas operaciones es siempre bienvenida.


Vote:
|| || || || |
Resultado:
299 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • ARANZADI FUSION

    ARANZADI FUSIÓN

    Una respuesta INTEGRAL a tus necesidades de información legal y de gestión de tu despacho.

Blog


Datos personales

La fiscalidad indirecta, especialmente en operaciones internacionales, puede llegar a ser sumamente sofisticada. Los tributos indirectos y muy especialmente el IVA, son ...ver perfil

Archivo del blog

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar