14 de noviembre de 2019 | 08:47
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Blog Manual Interno de Gestión

31 de Octubre de 2012

Óscar Fernández León

Abogado. Experto en habilidades profesionales
@oscarleon_abog

Diez consejos para pequeños despachos en tiempos difíciles

“Asume en la adversidad el talante de la prosperidad y en la prosperidad modera tu temperamento y tus deseos” Tito Livio.


Actualmente, muchos despachos de abogados (especialmente los pequeños) están atravesando un mal momento. Impagos de honorarios y retrasos en el pago de los mismos; escasa captación de clientes; pérdida de los clientes de toda la vida; puntas de trabajo frenéticas que se alteran con periodos de escasa actividad...Resultado: preocupación, desmotivación y en algunos casos miedo al futuro.

Recientemente, he tenido la ocasión de cambiar impresiones con algunos compañeros que lideran pequeños despachos y me han expuesto con total sinceridad sus inquietudes, coincidiendo todo en que es la primera vez que se enfrentan a una situación de estas características.

¿Qué puedo hacer? me comentaba un compañero y amigo cuyo despacho, con otros tres abogados y un administrativo a su cargo, veía el escenario cada vez más complicado. Ante una pregunta tan difícil, traté de exponerle algunas ideas que, con las necesarias reservas, consideré podían animarle a reflexionar sobre la cuestión y tomar las consiguientes decisiones. Tras esta experiencia, hoy aprovecho para reflexionar en el blog sobre la actitud que considero debemos desplegar en una situación como la expuesta.

En mi opinión, ante una situación de esta naturaleza (cuyo devenir desconocemos), es fundamental diseñar una nueva estrategia, es decir, realizar un análisis estratégico con el fin de tener la información necesaria para adoptar la decisión más adecuada para nuestra organización (para ello contamos, entre otras herramientas, con el análisis DAFO). Sin embargo, con independencia de esta actividad estratégica que debemos desplegar de inmediato, existen una serie de actitudes y conductas que son fundamentales para salir adelante tanto durante la elaboración de la estrategia como a posteriori. Veamos algunas de ellas.

  1. Comunicar a todos los integrantes del despacho de forma clara y precisa la situación en la que se encuentra nuestra organización como consecuencia de la crisis económica. Acto seguido deberá explicarse que nos encontramos estudiando las medidas estratégicas para mejorar la situación. En definitiva, ser transparente.
  2. Establecer claramente los objetivos o prioridades en los que el despacho debe centrarse en estos momentos (fidelización clientes, mayores esfuerzos de captación, mejorar la calidad del servicio, etc...) y hacer que todos los integrantes conozcan con claridad su papel en la consecución de los mismos.
  3. Reforzar la lealtad y fidelidad de nuestros actuales clientes, centrándose en sus necesidades. En estos momentos hay que sobrepasar las expectativas de nuestros clientes. Esto es vital.
  4. Reforzar la lealtad de los compañeros y personal administrativo. Para ello, nada mejor que pedirles que se involucren y contribuyan a la mejora de la situación con sus ideas y aportaciones.
  5. Continuar realizando el trabajo que tenemos entre manos con la máxima excelencia. La falta de nuevos encargos no puede afectar nuestra entrega al trabajo en curso, todo lo contrario, hay que volcarse en éste.
  6. Ser proactivo, lanzarse a la calle y a las redes sociales e interactuar con todo el mundo de forma organizada. Si te ven, si saben que estás ahí, tus opciones profesionales de captación de nuevos clientes siempre serán mayores que si te encierras en tu torre de marfil.
  7. Dedicar tiempo a la autoformación y formación de tu equipo. Que el mercado está en crisis no significa que no continúen publicándose normas ni dictándose resoluciones judiciales que crean doctrina y jurisprudencia. No podemos perder el tren del conocimiento.
  8. Revisar costes con calma y con la vista puesta en el impacto que puedan tener estos recortes en la organización.  Correlativamente, hemos de mejorar al máximo nuestros procesos de facturación y gestión de cobro (¿negociar con los clientes fraccionamientos para facilitarles el pago?)
  9. Mirar hacia el futuro y trabajar en futuras intervenciones (audiencias, juicios, declaraciones, etc...); reorganizar expedientes; aprovechar para evaluar el trabajo de otros compañeros, planificar... En definitiva dedicar tiempo a futuras tareas.
  10. Ser emocionalmente positivo, optimista y transmitir confianza. Mirar hacía tras y ver como hemos avanzado y como, en ocasiones, hemos pasado por momentos de desánimo y desmotivación. El optimismo se contagia a tu equipo, pero el desánimo también. ¿Qué eliges?
  11. Si los líderes de los despachos siguen estas reglas en tiempos de dificultades, qué duda cabe que tendrán más opciones de salir adelante frente a aquellos que se regodean en su mala suerte.

    Y es que, ¿qué pinta aquí la mala suerte?


  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • CheckPoint World

    CheckPoint World

    La solución más avanzada en materia fiscal y contable internacional

Blog


Datos personales

UN MANUAL INTERNO DE GESTION CONVERTIDO EN BLOG. Verdaderamente ilusionados, Óscar Fernández León y Eduardo Olarte Soto, lanzamos este blog cuya finalidad es ...ver perfil

Archivo del blog

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar