21 de agosto de 2017 | 06:42
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Blog Manual Interno de Gestión

24 de Marzo de 2011

Óscar Fernández León

Abogado. Experto en habilidades profesionales
@oscarleon_abog

El análisis DAFO y la abogacía estratégica

Nuestro anterior post concluía con una reseña sobre la técnica mas extendida para la formalización de las estrategias empresariales: el análisis DAFO. Hoy vamos a realizar una exposición de las líneas esenciales para la aplicación práctica de este análisis a los despachos de abogados.


1.- FINALIDAD DEL ANALISIS DAFO Y DIFUSION DEL MISMO.

El Análisis DAFO (en inglés conocido como SWOT por las iniciales de (strengths-fortalezas, weaknesses-debilidades, opportunities-oportunidades, threats-amenzas) es una herramienta sencilla y de uso generalizado para la adopción de decisiones estratégicas de la empresa. A través del análisis externo e interno que nos proporciona, disponemos de un medio eficaz con el que ayudar a la organización a encontrar sus factores estratégicos críticos para, una vez identificados, realizar los cambios organizacionales necesarios, consolidando las fortalezas, minimizando las debilidades, aprovechando las ventas de las oportunidades, y eliminando o reduciendo las amenazas.

Entre las ventajas del análisis DAFO destaca la sencillez de aplicación, con lo que evitaremos la dispersión y exceso de datos que proporcionan los análisis detallados internos y del entorno, proporcionando una priorización de la información a emplear por la dirección.

Ni que decir tiene que está técnica puede ser empleada de forma satisfactoria por los despachos de abogados (nadie discute hoy en día que los despachos constituyen auténticas empresas), y de hecho, nuestra firma viene aplicando está técnica desde hace años. Lo fascinante de este análisis reside en que a medida que se trabaja en las fases del mismo, uno se da cuenta de la realidad del despacho en todas las áreas de empresa (dirección, recursos humanos, financiera, profesionales, administración, marketing, etc...). A medida que se avanza en el análisis, se dispone de un material que te permite elaborar un diagnóstico de la empresa y, así, poder establecer la estrategia que realmente necesitamos.

2.- RECOMENDACIONES GENERALES.

No obstante, para la realización de un análisis adecuado, en nuestra opinión es conveniente seguir las siguientes recomendaciones:

  • El análisis debe realizarse con el tiempo necesario, pues no podemos olvidar que es un análisis en profundidad de la empresa, y será necesario un proceso reflexivo de la organización, tanto actual como futura.
  • Antes de comenzar el análisis, debemos disponer de la información necesaria de las áreas esenciales del despacho (económica, financiera, recursos humanos, organización, encuestas, datos sobre la competencia en ámbitos económicos, facturación, tendencias, etc...). De hecho, esta recopilación de información puede considerarse como una fase inicial del análisis.
  • Su elaboración puede requerir soporte de un equipo técnico multidisciplinar para analizar en detalle la información de partida.
  • El análisis deberá ser sencillo, específico y concreto.

3.- FASES DEL ANALISIS DAFO

Contando con que disponemos de las personas adecuadas, el tiempo necesario y una información completa de la organización y del entorno vinculado al despacho, podríamos establecer, de forma sintetizada, las siguientes fases para la realización del análisis DAFO:

1ª- Examen de las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas: En esta primera fase se elabora una gráfica en la que se reúnen de forma ordenada los puntos fuertes y débiles de nuestra organización interna y las amenazas y oportunidades vinculadas al mercado en el que se desenvuelve nuestra firma.

A efectos de identificar dichas variables, la definición más aceptada sobre las mismas podía resumirse de la siguiente forma:

  • Fortalezas: Aspectos positivos de la situación interna y actual.
  • Debilidades: Aspectos negativos de la situación interna y actual.
  • Oportunidades: Aspectos positivos del entorno exterior y su proyección futura.
  • Amenazas: Aspectos negativos del entorno exterior y su proyección futura.

En esta fase, se realiza un análisis en profundidad de nuestro despacho mediante la identificación de los factores que constituyen cada una de las categorías citadas (fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades). A modo de ejemplo, ofrecemos un cuadrante con algunos de los factores de cada categoría (hemos escogido, por razones de espacio, cinco factores de forma aleatoria, si bien pueden ser tantos como consideremos):

FORTALEZAS

DEBILIDADES

OPORTUNIDADES.

 

AMENAZAS

 

Buena organización interna: procesos bien definidos

Falta de unos principios, valores o cultura del despacho

Entrada de empresas extranjeras: capacidad para atender clientes extranjeros.

Riesgo de pérdida de abogados ante la escasez del mercado.

Instalaciones y Material de trabajo adecuado

Falta de una dirección estrategia del despacho

Posible Adopción de nuevas medidas avaladas por el desarrollo tecnológico.

Exceso de oferta por el gran numero de despachos existentes.

Dominio y liderazgo en el sector de derecho X

Necesidad de dar más formación a los abogado

Altas posibilidades de fusión y crecimiento con despachos similares.

Mayor competencia por reducción de honorarios.

 

Plan de marketing desarrollado

Ausencia de mecanismos de revisión del trabajo de abogados,

Crisis económica: posibilidad de captar nuevos clientes en asuntos concursales.

Crisis económica: perdida de clientes.

 

Fortaleza de la marca.

Espíritu "funcionarial" de algunos abogados

Importancia de las actividades docentes.

Competencia: los despachos medios disponen de un servicio de asesoramiento económico completo.

2ª. - Elaboración de una semblanza del despacho en todas sus áreas.

Una vez dispongamos de la gráfica DAFO, es conveniente realizar, sobre la base de dicha información, una descripción del despacho en todas sus áreas, con sus luces y sus sombras, lo que nos dará una visión clara de la situación del despacho en el momento de efectuar el análisis.

3°.- Elaboración de la matriz DAFO: A través de una gráfica o tabla resumen, se establecen las estrategias defensivas, ofensivas, de supervivencia y reorientación que, una vez depuradas por la dirección, constituirán las líneas estratégicas esenciales del despacho. Para su elaboración, se realiza un sencillo cuadrante en el que en las columnas recogemos las amenazas y las oportunidades, y en las filas las fortalezas y las debilidades.

Matriz DAFO 

AMENAZAS

OPORTUNIDADES

  FORTALEZAS

Estrategias defensivas

Estrategias

Ofensivas

DEBILIDADES

Estrategias de supervivencia

Estrategias de reorientación

 

De dicha interacción resultan cuatro cuadrantes que reflejan las cuatro estrategias a adoptar por la empresa, que por su interés, pasamos a definir conforme al criterio generalmente aceptado:

Estrategias defensivas: Se evitan las amenazas con las fortalezas. La empresa está preparada para enfrentarse a las amenazas.

Estrategias ofensivas: Se superan las debilidades aprovechando las oportunidades. La empresa se enfrenta a amenazas externas sin las fortalezas internas necesarias para luchar contra la competencia.

Estrategias de supervivencia: Se busca reducir las debilidades y eludir las amenazas. La empresa se enfrenta a amenazas externas sin las fortalezas necesarias para luchar contra la competencia.

Estrategias de reorientación: Se superan las debilidades aprovechando las oportunidades. La empresa se enfrenta a amenazas externas sin las fortalezas internas necesarias para luchar contra la competencia.

La tarea fundamental en esta fase, consiste en trabajar cuadrante por cuadrante, de forma aislada, identificando nuevamente los elementos que confirman cada variable (los puntos fuertes de las fortalezas y las amenazas constatadas), para estudiar las consecuencias estratégicas derivadas de cada análisis. Ojo, no se trata de traer al cuadrante los factores recogidos en la fase primera, sino en hacerlas interactuar y tras un proceso de reflexión, establecer las estrategias correspondientes.

4º.- Establecimiento de la estrategia: Una vez dispongamos de la información resultante de la matriz, la dirección estará en disposición de formular una estrategia clara y definida.

Para concluir, señalar que la exposición anterior no es más que un sencillo resumen de los puntos esenciales del proceso, existiendo una abundante literatura, tanto escrita como digital, sobre la aplicación de esta técnica para aquellos que quieran profundizar más en la materia. Ahora bien, puedo asegurar que merece la pena intentar el análisis, puesto que una vez realizado el trabajo previo de obtención de información, en pocas horas nos sorprenderemos ante la fotografía real de nuestra empresa y, con ello, ante la posibilidad de saber no sólo donde estamos, sino a través de que estrategias podemos alcanzar nuestra visión.



Vote:
|| || || || |
Resultado:
319 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Blog


Datos personales

UN MANUAL INTERNO DE GESTION CONVERTIDO EN BLOG. Verdaderamente ilusionados, Óscar Fernández León y Eduardo Olarte Soto, lanzamos este blog cuya finalidad es ...ver perfil

Archivo del blog

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar