22 de octubre de 2017 | 11:11
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Blog Manual Interno de Gestión

20 de Julio de 2017

Óscar Fernández León

Abogado. Experto en habilidades profesionales
@oscarleon_abog

El uso del secreto como técnica de litigación

Las técnicas de paralingüística constituyen una herramienta de extraordinario valor para el abogado litigante, puesto que a la hora de comunicarse en los diversos escenarios en los que interviene (interrogatorios, exposición de alegatos y cualquier otra interacción en sala), un adecuado dominio y empleo de las mismas puede facilitar la consecución de objetivos tan variados como persuadir, motivar, cambiar estados anímicos, captar la atención, etc.


Una de las técnicas paralingüísticas más recurrentes desde la perspectiva de la actuación del abogado en juicio es el uso del silencio, tema que analizamos con detalle en un anterior post (http://www.legaltoday.com/blogs/gestion-del-despacho/blog-manual-interno-de-gestion/la-estrategia-del-silencio-en-juicio-el-uso-eficaz-de-las-pausas), si bien de dicha colaboración y para mejor comprensión del post de hoy, me gustaría recordar los valiosos efectos que se derivan del empleo del mismo, y que podríamos resumir en los siguientes:

  • Las pausas aportan claridad al lenguaje.
  • Permiten enfatizar los puntos principales, de modo que calen hondo en el auditorio.
  • Establecen un espacio de dialogo en el que recogemos y analizamos la información, lo que nos permitirá, previa su elaboración, transmitirla al interlocutor.
  • Procuran al comunicador y al auditorio un descanso imprescindible para garantizar la necesaria atención.
  • Generan sensaciones de control y seguridad del orador.
  • Se crea un mayor índice de atención.

Centrándonos en el último de los efectos (captación de la atención), hoy trataremos una técnica paralingüística que si bien se encuentra vinculada al uso de las pausas y silencios, qué duda cabe que puede tratarse como una categoría autónoma: los secretos.

Todos recordamos haber vivido alguna experiencia en el colegio o en la universidad en la que el profesor ralentizaba su mensaje a la vez que descendía el volumen de la voz. En estos casos, nuestra atención quedaba cautivada y prestábamos una atención especial al contenido del mensaje afectado por dicho cambio de ritmo y volumen. Este proceder, lejos de ser un simple modo inconsciente de comunicación, constituye una técnica (y por tanto de empleo voluntario y consciente) muy atractiva para conseguir diversos objetivos en el proceso de comunicación.

Concretamente, a través del secreto, ralentizamos la velocidad y, a la vez, descendemos el volumen de la voz sin modificar su intensidad, consiguiendo los siguientes efectos:

  • Enfatizar el mensaje que estamos comunicando.
  • Captar el máximo nivel de atención el oyente.
  • Recuperar la atención del oyente no atento.
  • Involucrar a la audiencia en un estado de complicidad.

Lo beneficioso de esta técnica reside en que al necesitar el oyente prestar mayor atención para poder captar el mensaje, dicha atención motivará que el recuerdo quede grabado con más intensidad; por otro lado, la ralentización y el descenso del volumen provocan un escenario de complicidad, de secretismo, en el que la psicología del oyente le va a empujar a participar en lo que considera algo especial, casi prohibido..., pues a todos nos gusta sentirnos cómplices de un secreto.

Esta herramienta, que no es más que una mezcla de otras técnicas paralingüísticas como el énfasis y las pausas, puede ser muy útil en escenarios vinculados al interrogatorio y a la emisión del alegato, ya que de usarse adecuadamente, podemos:

  • captar o recuperar la atención del testigo durante el interrogatorio, o
  • resaltar y enfatizar determinados argumentos, ideas, palabras y conceptos claves, etc. al juez durante el alegato.
  • recuperar la atención del juez.

En todo caso,  el empleo de la técnica del secreto no es sencilla y requiere ser consciente de los momentos en los que se van a emplear y ponerlos en práctica de forma que no parezca artificiosa, pues en tal caso no solo perderá su virtualidad, sino que además pondrá en evidencia al orador. Como siempre, la práctica y el uso ante cualquier oportunidad de comunicación (en casa, con los amigos, etc.) facilitarán su aprendizaje y una excelente ejecución.

Encuentra este y otros artículos del autor en su página web.


Vote:
|| || || || |
Resultado:
268 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Arte y técnica del interrogatorio (Dúo)

    Arte y técnica del interrogatorio (Dúo)

    Un recorrido por las salas de vista de los juzgados y tribunales españoles nos permite comprobar la falta de técnica a la hora de interrogar (sin desmerecer la existencia de auténticos expertos en la materia).

  • El abogado y el juicio

    El abogado y el juicio

    Estudio práctico de la intervención del abogado en el juicio, partiendo del principio de que éste no limita su actividad a intervenir en sala, sino que su trabajo comienza mucho antes, cuando conoce la fecha del señalamiento del juicio y concluye tras el juicio, una vez ha realizado el cierre del caso.

Blog


Datos personales

UN MANUAL INTERNO DE GESTION CONVERTIDO EN BLOG. Verdaderamente ilusionados, Óscar Fernández León y Eduardo Olarte Soto, lanzamos este blog cuya finalidad es ...ver perfil

Archivo del blog

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar