14 de noviembre de 2019 | 09:54
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Blog Manual Interno de Gestión

18 de Marzo de 2015

Óscar Fernández León

Abogado. Experto en habilidades profesionales
@oscarleon_abog

¿Por qué es importante para el abogado estructurar el informe oral conforme a las reglas oratorias?

El informe oral constituye un componente de la intervención procesal al que todos los abogados tienen que enfrentarse tarde o temprano. Curiosamente, las primeras aproximaciones al mismo suelen caracterizarse por la ausencia de la aplicación de reglas sobre su preparación, planificación, enfoque, estructura, etc…, pudiendo en tal fase existir tantos estilos de informes como abogados, quienes a través de su intuición, práctica y experiencia utilizarán el modelo que más se ajuste a sus necesidades.


Sin embargo, desde hace dos mil años, la estructuración del informe oral ya fue esbozada por Marco Fabio Quintiliano (35-95) en su obra De institutione oratoria, el tratado más instructivo y útil de la retórica clásica, trabajo que gozó de tal autoridad como texto más adecuado para la formación de un orador, obra que llegó a su máximo prestigio y apogeo en los siglos XV y XVI, sosteniéndose hasta muy avanzado el siglo XVII.

Es de tan valor la contribución de Quintiliano en este aspecto, que hoy en día la estructuración del informe oral sigue enseñándose en los cursos y seminarios de oratoria sobre la base de su esquema con las debidas adaptaciones.

Básicamente, dicha estructura está formada por diversas partes, cumpliendo cada una de ellas una función predeterminada.


El empleo de una estructura, y muy especialmente la indicada, nos ayudará a cumplir con la finalidad persuasiva del mismo y ello debido a que al dotarse de orden y coherencia a través de diversas partes perfectamente ensambladas, lograremos  conmover y atraer la atención del auditorio (exordio); transmitiremos la noción de orden de nuestro discurso (división); expondremos los hechos que sustentan nuestra pretensión (narración); examinaremos la prueba y argumentaremos nuestra tesis y refutaremos la contraria (argumentación y refutación), finalmente, para concluir resumiendo las ideas principales de nuestra defensa (epílogo).

Dicho esto, hagamos la siguiente reflexión:

¿Nos planteamos estas finalidades cuando vamos a elaborar un informe oral?

¿Hemos pensado en el ahorro de tiempo que supondría el centrarnos en las distintas partes a la hora de afrontar la elaboración del informe?

¿Hemos considerado el valor que incorporaríamos a nuestros informes experimentando esta forma de estructurar?

Si la respuesta a estas cuestiones no es afirmativa, qué mejor que examinar algunos de los beneficios que conseguiremos con la estructuración del informe oral:

    1º.- Orden y coherencia en la exposición.

    2º.- Concreción de las ideas principales de nuestro alegato.

    3º.- Facilidad para retener las ideas principales y exponerlas oralmente.

    4º.- Concede a la exposición una idea de unidad.

    5º.- Aporta flexibilidad al informe, permitiendo en algunos casos la supresión de determinadas partes.

    6º.- Ahorra tiempo en la elaboración del informe.

    7º.- Constituye la vereda, el camino que recorre nuestra argumentación hasta alcanzar el fin pretendido.

    8º.- Consigue la atención del juez y con ello el cumplimiento del objetivo persuasivo.

Por ello, la aplicación de una estructura al informe oral es buena para los jóvenes abogados, quienes desde el principio de su práctica actuarán bajo reglas de de excelencia al afrontar sus informes y conclusiones; también es buena para el abogado veterano que no ha seguido anteriormente una estructura de esta naturaleza, pues ello le ayudará a comprobar cómo sus planteamientos mejoran en eficacia; finalmente, el abogado que ya viene empleándola, sabedor de la flexibilidad de esta estructura, seguirá progresando con la práctica, elaborando mejores informes con el tiempo.

En definitiva, la estructuración del informe oral al amparo de reglas oratorias constituye una ventaja competitiva para todo profesional que lo incorpore a su conocimiento y experiencia.

Concluir señalando que en este blog, Manual Interno de Gestión, podréis encontrar numerosos posts sobre la preparación y estructura del informe oral.

Encuentra este y otros artículos del autor en su página web y conoce sus obras en la página e-autor.



  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • El Abogado y los Honorarios Profesionales: Una visión práctica

    El Abogado y los Honorarios Profesionales: Una visión práctica

    La obra está dedicada al examen de los honorarios profesionales de los abogados desde una perspectiva práctica profesional. A lo largo de la obra se analizan la forma de fijación, contratación, cobro, gestión, rentabilidad, reclamación de los honorarios y otros aspectos vinculados como costas, justicia gratuita y pro bono.

Blog


Datos personales

UN MANUAL INTERNO DE GESTION CONVERTIDO EN BLOG. Verdaderamente ilusionados, Óscar Fernández León y Eduardo Olarte Soto, lanzamos este blog cuya finalidad es ...ver perfil

Archivo del blog

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar