Herramientas para el texto

Blog Manual Interno de Gestión

19

de

Septiembre

Óscar Fernández León

Experto en habilidades profesionales del abogado
@oscarleon_abog

¿Por qué los abogados tenemos que visualizar la grabación de la audiencia previa?

Para el hombre prudente es más fácil prevenir que remediar. Baltasar Gracián.


La pasada semana comencé la preparación de un juicio que se encuentra señalado para los primeros días de octubre. Según el procedimiento que tenemos establecido en el despacho, procedí en primer lugar a realizar un detenido examen del DVD de la audiencia previa.

En este litigio, al acto de la audiencia previa había comparecido en mi nombre otro compañero del despacho, quien en su momento (es decir, hacía unos ocho meses) ya me había informado del resultado de la misma, intervención que convertía el examen del DVD en doblemente importante.

Pues bien, tras treinta minutos de paciente visualización, pude extraer diversas  conclusiones de un extraordinario valor para el acto del juicio.

En primer lugar, tuve ocasión de conocer a los profesionales que, con alta probabilidad, encontraré en el acto del juicio; el juez y el abogado contrario. A través de sus intervenciones, decisiones, comentarios y razonamientos pude intuir la forma en la que suelen actuar en el tribunal, lo que sin duda me ayudará a prever sus posibles intervenciones y la forma en la que tendré que actuar en todo momento. En definitiva, el escucharlos con el sosiego que te da la visualización me ha ofrecido una importante información para el acto del juicio.

Igualmente, a través de las conversaciones mantenidas entre el juez y los letrados,  constaté que la relación de hechos controvertidos de los que mi compañero me reportó hacía meses no era más que una idea general de lo que realmente se coció en el acto de la audiencia previa. Efectivamente, gracias a los comentarios y aclaraciones del juez pude constatar cuales eran realmente los elementos de hecho que subyacían en los hechos definitivamente tomados como controvertidos, es decir, pude determinar la esencia de dichos hechos, y con ello los elementos fácticos que si bien no se recogieron en la declaración final, eran fundamentales a efectos de prueba.

Por otro lado, el conocimiento de la prueba propuesta, la admitida y el posicionamiento de las partes ante dicha prueba, me permitió realizar una primera valoración de las opciones de las partes de cara al juicio, pudiendo sopesar y evaluar el peligro, o la falta de éste respecto de las pruebas finalmente admitidas. También me ayudó a centrarme de forma casi automática en el nudo del litigio y en la previsión de aquellas pruebas en las que habrá que realizar un mayor trabajo y esfuerzo.

Tras concluir el examen del DVD y volver a repasar algunas cuestiones que requerían nuevamente mi atención, procedí a hacer dar los siguientes pasos:

  • Examinar el expediente y comprobar los oficios y exhortos que habían sido cumplimentados y los que se encontraban pendientes.
  • Relacionar por escrito la identidad de las personas que tendrán que comparecer el día del juicio para ser sometidas a interrogatorio.
  • Enviar un correo al procurador con el fin de que fuera constatando si los testigos se encuehntran debidamente citados.
  • Contactar con el cliente y citarlo para mantener una reunión en la que le explicaría como se desarrollará el juicio, las personas que intervendrán como partes y testigos así como preparar un calendario de trabajo con él para la preparación del mismo.

Una vez dados estos pasos y gracias al conocimiento de los aspectos y factores esenciales del futuro juicio, me sentí más tranquilo, seguro y con el control absoluto de la situación, puesto que en dicha fase inicial ya había gestionado los aspectos esenciales para la preparación del juicio,  disponiendo de:

.- La información fundamental del caso.

2º.- El tiempo suficiente para una buena preparación de la vista.

Ahora vendría repasar la demanda y la contestación, preparar los interrogatorios y elaborar las conclusiones, acciones ciertamente complejas, pero, afortunadamente, a través del examen atento de la audiencia previa ya había empezado a gestionar mi mejor motivación para afrontar una buena elaboración del juicio.


Vote:
|| || || || |
Resultado:
762 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

Blog


Datos personales

UN MANUAL INTERNO DE GESTION CONVERTIDO EN BLOG. Verdaderamente ilusionados, Óscar Fernández León y Eduardo Olarte Soto, lanzamos este blog cuya finalidad es ......[ver perfil]

Archivo del blog

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.