13 de diciembre de 2017 | 05:36
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Blog Manual Interno de Gestión

16 de Abril de 2014

Óscar Fernández León

Abogado. Experto en habilidades profesionales
@oscarleon_abog

¿Puede el abogado gestionar sus pleitos como proyectos? (I)

Sustancialmente, un proyecto es un resultado con el que nos hemos comprometido y que requiere más de una acción para su cumplimiento. Los proyectos se caracterizan por disponer de un objetivo final, una meta hacía la que enfocar nuestro trabajo y una serie de acciones concretas y tangibles a lo largo del tiempo a través de las cuales nos vamos acercando a nuestro objetivo.


Sobre la base de esta definición, puede afirmarse que diariamente estamos enfrascados en el desarrollo de proyectos: el organizar un viaje para nuestras vacaciones, la decoración de una habitación, la compra de un vehículo, etc...  Ya en el campo empresarial y profesional, los proyectos, y el empleo de las técnicas de gestión de proyectos, son mucho más evidentes y, lógicamente, alcanzan gran importancia en estos contextos

Desde una perspectiva empresarial, la gestión de proyectos viene entendida como la aplicación de conocimientos técnicos, herramientas y técnicas para planificar actividades a fin de satisfacer o superar las necesidades y expectativas de los participantes directos de un proyecto, lo que implica equilibrar las demandas competitivas entre los siguientes elementos: alcance, tiempo, costo y calidad; participantes directos con necesidades y expectativas dispares; requisitos identificados (necesidades) y requisitos no identificados (expectativas).

Por otro lado, para la eficaz gestión de proyectos vienen admitiéndose una serie de principios que venimos a identificar:

  • Necesidad de planificación
  • Definir los objetivos del proyecto.
  • Estructurar el proyecto en fases.
  • Gestionar los riesgos del proyecto.
  • Identificación de responsabilidades para el Jefe de Proyecto.

Tras esta introducción, podemos afirmar que los abogados, en nuestro trabajo, estamos creando, desarrollando y concluyendo proyectos continuamente. Muchos son los ejemplos que nos pueden auxiliar para comprender esta idea. Un caso encargado por el cliente se va a convertir ineludiblemente en un proyecto; la preparación del juicio será igualmente un proyecto o subproyecto del anterior; la organización de los expedientes o archivo; la creación de un proceso de gestión del conocimiento; un plan de marketing, etc..., todos absolutamente todos son ejemplos de proyectos.

No obstante, lo cierto es que los abogados no solo no nos planteamos esta idea, sino que nos limitamos a desarrollar los distintos proyectos de forma intuitiva desconociendo el gran número de herramientas que, importadas del campo empresarial de la gestión de proyectos, podrían ayudarnos  a ser más eficaces y eficientes.

Lo que no cabe duda es que a través de la aplicación de las técnicas de gestión de proyectos, organizaremos y estructuraremos mejor nuestro trabajo, la rentabilidad será mayor, se reducirán los riesgos que serán tratados con más rapidez y eficacia, los tiempos de ejecución se reducirán como lo harán los costes de nuestro trabajo y, en definitiva, nuestra capacidad para trabajar eficazmente en diversos frentes se multiplicará. 

Partiendo de esta idea, y a modo de ejemplo práctico, en el siguiente post vamos a tratar de aproximar el planteamiento de la gestión de proyectos a nuestra actividad profesional, más concretamente en la preparación del juicio, escenario éste ideal para poder exponer y desarrollar con claridad este planteamiento técnico.

No obstante, para concluir esta primera entrega, señalar que la gestión de proyectos se verá condicionada por diversos elementos o especialidades que concurren en los despachos de abogados a la hora de enfocar esta materia:

  • Los abogados desarrollan de forma simultánea multitud de proyectos.
  • El Jefe de Proyecto suele ser el propio abogado.

  • En los despachos de abogados existe una resistencia a la aplicación de todas las técnicas empresariales que supongan un cambio en la forma de hacer las cosas.

Expuestos estos antecedentes, en el próximo post nos ocuparemos del examen de la preparación del juicio como un proyecto.

Este y otros post y artículos de Legal Today podrá encontrarlos en la página web del autor



Vote:
|| || || || |
Resultado:
28 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Con la Venia, Manual de Oratoria para Abogados (Dúo)

    Con la Venia, Manual de Oratoria para Abogados (Dúo)

    En un ordenamiento jurídico como el español, en cuyos procesos judiciales prevalece el principio de oralidad, el conocimiento, el aprendizaje y la puesta en práctica de las normas y las reglas esenciales de la oratoria son imprescindibles para los abogados del siglo XXI.

Blog


Datos personales

UN MANUAL INTERNO DE GESTION CONVERTIDO EN BLOG. Verdaderamente ilusionados, Óscar Fernández León y Eduardo Olarte Soto, lanzamos este blog cuya finalidad es ...ver perfil

Archivo del blog

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar