20 de julio de 2019 | 03:08
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Blog Manual Interno de Gestión

19 de Junio de 2014

Óscar Fernández León

Abogado. Experto en habilidades profesionales
@oscarleon_abog

¿Pueden/deben los abogados tener un hobby?

Sí, ése que veis en la foto con la guitarra a cuestas soy yo. La foto corresponde a una actuación de LOS IMPUTADOS que se llevó a cabo el pasado sábado en la mítica Venta Pazos de Sanlúcar la Mayor. ¿Qué a que viene la foto? Pues sencillamente a que hoy vamos a hablar de abogados y de hobbies, y qué mejor que emplear un ejemplo personal…


En mi adolescencia y juventud toqué la guitarra y tras un parón muy largo, hace casi tres años se me planteó la ocasión de tocar en un grupo de rock clásico (Beatles, Rolling, The Who, Kinks, etc...) y sin pensarlo, acepté. Desde entonces ensayamos una vez a la semana y cuando tenemos el nuevo repertorio listo nos lanzamos a tocar por garitos de distinta naturaleza.

Para mí, la música es mi hobby, y dedico el tiempo necesario para poder mantenerlo.

Como es lógico, este exordio tiene como fin tratar el tema que anticipo con el título de este post ¿Podemos los abogados tener un hobby? La respuesta, como no podía ser de otro modo, es sin duda afirmativa. Conozco a innumerables abogados que han ido encontrando su espacio y se dedican a las más variadas actividades, desde la música hasta el deporte (futbol, golf, jogging), pasando por el coleccionismo, los libros, modelismo, jardinería, pintura, escritura, senderismo y un largo etcétera.

Sin embargo, por propia experiencia puedo igualmente afirmar, que en ocasiones nuestra actividad profesional nos conduce a una especie de locura que nos provoca una total inmersión en el trabajo y que nos impide centrarnos en cualquier otra cosa. Sin darnos cuenta, nos vamos alejando de todo lo que nos rodea (incluso de nuestra propia familia) y sólo vivimos para y por el trabajo. En estos casos, ya no queda lugar para hobbies o lo que es lo mismo, para el desarrollo de actividades a realizar por gusto e interés personal y no por obligación, actividades que nos sirvan para relajarnos y distraernos, de modo que supongan un auténtico complemento de las actividades cotidianas.

¿Y por qué se producen estas situaciones que nos impiden disfrutar de un hobby? Para responder a esta cuestión hemos de partir de la base de que todo trabajo, laboral o profesional, debe permitirnos un espacio para el ocio, pues en caso contrario, algo estará fallando. Y ojo, cuando digo espacio, me refiero al tiempo necesario (que puede ser variable, escaso, suficiente o bastante,  de un caso a otro) que nos permita alcanzar la satisfacción que conlleva cualquier actividad placentera. Pues bien, estas situaciones críticas pueden derivar de varias razones, entre las que destacaría las siguientes:

1º.- Falta de habilidades para planificar, organizarnos y gestionar adecuadamente nuestro tiempo a la hora de trabajar.
2ª.- Entrega absoluta y consciente al trabajo por una determinada motivación (recursos económicos, búsqueda de reputación, etc...)
3º.- Excesiva carga de trabajo.
4º.- Falta de preparación para dar salida de forma uniforme y equilibrada a los encargos que recibimos.

Sea cual sea la causa de estas situaciones, el abogado que se encuentre en estos casos debe reflexionar y buscar soluciones para salir de esa espiral que tarde o temprano acabará pasándole factura, y una vez halladas las respuestas, considero que los espacios deberán llenarse con la familia, la vida social y, por supuesto, con algún hobby.

Está científicamente demostrado que los hobbies, al realizarse en un contexto de calma y sosiego, nos permiten desconectar de las preocupaciones al estar centrados en una actividad gratificante, lo que supone que nuestro cuerpo y mente se relajen, reduciéndose el estrés de nuestra vida diaria, lo que a su vez tendrá una influencia positiva para nuestra salud física y psíquica.  Los hobbies, que constituyen una alternativa a los valores y capacidades del trabajo, no sólo nos permiten evadirnos de éste, sino que nos enriquecen al constituir una diversión que además nos da el equilibrio emocional y una vida más plena y completa que, quizás, hayamos perdido con la absorción indiscriminada al trabajo.

Tal es la importancia de los hobbies, que desde el campo de la psicología se han realizado análisis sobre dicha figura, alcanzándose conclusiones tan sorprendentes como las siguientes[1]:

  1. Psicología clínica: Los hobbies son una parte intrínseca del ser humano, dado que es un ser capaz de motivarse. Todo el mundo tiene un hobby. De hecho, si en terapia se detecta que una persona no posee aficiones motivantes o estimulantes, tras la correcta contextualización puede acabar derivando en el diagnóstico de anhedonia, uno de los síntomas a considerar en los casos de trastornos depresivos.
  2. Psicología positiva: Desde la psicología positiva se es consciente de la importancia de la motivación para poder potenciar los aspectos positivos de la vida psicológica humana. Los grandes fenómenos de la psicología ocupacional positiva como el engagement y el flow parten de su estudio en los hobbies, y suponen un esfuerzo para crear puestos de trabajo que los repliquen, dicho de otro modo, se busca la forma de que nuestro trabajo pueda ser además nuestro hobby.
  3. Psicología de los RRHH: En las entrevistas de trabajo es fundamental indagar en los hobbies de los candidatos, ya que nos ayudan a obtener información relevante sobre actitudes, valores y competencias que la práctica de los hobbies pueden ayudar a desarrollar y manifestar. Además en orientación laboral se fomenta el crear CVs que incluyan los hobbies y descripciones de las habilidades que te han permitido adquirir y puedes trasladar al trabajo, especialmente si quien hace el CV no tiene experiencia.

Tras este repaso sobre la importancia del hobby en la vida del abogado, sólo nos queda sentarnos y determinar cuál es nuestra situación personal/profesional y si no encontramos en ella rastro alguno de actividades lúdicas o de ocio, algo no funciona bien y habrá que ponerle solución...



[1] Extraído del siguiente enlace http://psico40k.blogspot.com.es/2012/07/hobbies-psicologicamente-hablando.html

Este y otros post y artículos de Legal Today podrá encontrarlos en la página web del autor


  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Mailings para un joven abogado

    Mailings para un joven abogado

    El abogado novel, a pesar de la fuerza e ilusión que lo impulsa, vive en sus primeros avatares profesionales rodeado de multitud de inquietudes, dudas y preocupaciones, todas ellas alentadas por el desconocimiento de numerosos aspectos de la profesión, que solo se podrán conocer en su justo término gracias a la acumulación de experiencias que dan los años de práctica.

  • Guía para prestar un Servicio excelente al Cliente

    Captación y Fidelización del Cliente en los Despachos de Abogados

    Cuando el cliente se aproxima a un despacho de abogados, lo hace asumiendo que sus profesionales disponen de la capacidad técnica adecuada para resolver su encargo, si bien desconoce en qué consiste la prestación de los servicios, careciendo de la necesaria capacidad para evaluarla.

Blog


Datos personales

UN MANUAL INTERNO DE GESTION CONVERTIDO EN BLOG. Verdaderamente ilusionados, Óscar Fernández León y Eduardo Olarte Soto, lanzamos este blog cuya finalidad es ...ver perfil

Archivo del blog

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar