14 de noviembre de 2019 | 09:27
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Blog Manual Interno de Gestión

30 de Julio de 2014

Óscar Fernández León

Abogado. Experto en habilidades profesionales
@oscarleon_abog

Sin ti no soy nada (el cliente como razón del despacho)

Cuando estéis leyendo este post muchos abogados estarán literalmente haciendo las maletas para tomar sus más que merecidas vacaciones. Otros, tendrán que esperar algunos días o semanas, y los menos, se quedarán trabajando a “medio gas”


En cualquier caso, como siempre indico en estas fechas, las vacaciones de verano son para descansar, para relajarse y para disfrutar al máximo del ocio, pues ya habrá tiempo para volver al trabajo diario.

Sin embargo, lo cierto y verdad es que hay muy pocos abogados que desconecten completamente durante este periodo, pues el reposo y relajación a los que invita el descanso hace que a veces reflexionemos y pensemos con cierta claridad de ideas sobre algunos aspectos de nuestra actividad profesional. De hecho, una vez que nos hemos adaptado a las vacaciones y estamos completamente desconectados, es cuando nuestra mente se encuentra en un estado más propicio para reflexionar sobre dichos aspectos, aunque sea a modo de pura distracción.

Y en este espacio que podríamos llamar "Kit Kat veraniego", es donde entra mi recomendación para este año, que no es otra que dedicar algo de tiempo a pensar en un elemento vital para nuestros despachos y sobre el que este año se ha hablado largo y tendido en la prensa especializada: Me refiero, como no, al CLIENTE.

Si nos paramos a pensar, cuando meditamos sobre nuestra actividad, nos focalizamos en la mejora de nuestra formación técnica-jurídica, de nuestro crecimiento como abogados y como organización, etc..., lo que francamente está muy bien, pero

¿Cuándo pensamos realmente en el cliente?

En mis seminarios sobre clientes siempre digo lo mismo al comenzar: Que detrás de las magistrales sentencias del Tribunal Supremo sobre cualquier materia siempre, siempre se encuentra un cliente. Así de sencillo y así de complejo. Y esta es una gran verdad que debe llevarnos a concienciarnos de la importancia que hoy, quizás más que nunca, tiene el conocimiento del cliente y el aprendizaje de aquellas técnicas que nos permitan ofrecerle una extraordinaria experiencia a la hora de interactuar con el despacho.

Por ello, y para remarcar esta idea, y daros combustible para desarrollar aquellas reflexiones veraniegas, os paso las razones por las que entiendo que el cliente merece toda nuestra atención:

1º.- Porque la abogacía es una profesión remunerada, y nuestra actividad tiene como única contraprestación la retribución del cliente. Es decir, sin cliente no hay actividad profesional. Obvio, pero no está de más recordarlo.
2º.- Por qué el cliente, a través de los retos que suponen sus encargos, nos ayuda a crecer profesionalmente, mejorando nuestras habilidades de forma directamente proporcional al transcurso del tiempo de ejercicio.
3º.- Porque nuestros despachos, como organizaciones formadas por recursos, especialmente humanos, se forman y crecen cualitativa y cuantitativamente gracias a  los clientes.
4º.- Por qué la relación con el cliente, basada en la confianza, nos ayuda igualmente a crecer como personas, no existiendo otro mejor contexto para conocer los aspectos más nobles y más maleados de la sociedad en la que vivimos.

En definitiva, el cliente, a través de sus recursos económicos, sus encargos y su relación es quien verdaderamente nos ayuda a crecer personal y profesionalmente, como abogados y como colectivo de profesionales.

Por ello, no estaría de más que este verano les dediquemos algo de tiempo a pensar en ellos, nuestros clientes, reflexionando sobre cómo podemos mejorar todos los aspectos que le ayuden a encontrar satisfacción en nuestros servicios.

 Concluyo con esta simpática frase del empresario Ariel Brailovsky:

"Muchas personas piensan que el cliente no siempre tiene la razón. La realidad es que el cliente es la razón de las empresas"

¡¡Felices vacaciones!!

Este y otros post y artículos de Legal Today podrá encontrarlos en la página web del autor


  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Mailings para un joven abogado

    Mailings para un joven abogado

    El abogado novel, a pesar de la fuerza e ilusión que lo impulsa, vive en sus primeros avatares profesionales rodeado de multitud de inquietudes, dudas y preocupaciones, todas ellas alentadas por el desconocimiento de numerosos aspectos de la profesión, que solo se podrán conocer en su justo término gracias a la acumulación de experiencias que dan los años de práctica.

Blog


Datos personales

UN MANUAL INTERNO DE GESTION CONVERTIDO EN BLOG. Verdaderamente ilusionados, Óscar Fernández León y Eduardo Olarte Soto, lanzamos este blog cuya finalidad es ...ver perfil

Archivo del blog

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar