19 de marzo de 2019 | 03:21

LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS

 

Herramientas para el texto

Blog de Snacks Tech & Lex

25 de Junio de 2015

Javier Vilches

Socio fundador de Avezalia, firma especializada en el asesoramiento jurídico integral TIC

Amigo del WIFI ajeno

En Internet podemos encontrar múltiples programas para poder acceder al wifi del vecino, hackeando su clave. Incluso encontramos apps específicas para “robar” wifis, como “Wifi Contraseña Hacker”, donde con total impunidad muchos de sus usuarios se jactan de cómo roban wifi a cada sitio donde van, y no le dan seis estrellas porque lo máximo son cinco.


Propiamente dicho, no se trata de hackear, pues el hacker por definición hace daño. Aquí estamos antes un acceso a la red wifi de un tercero, propietario de la misma, que no ha dado el consentimiento. Ese acceso, utilizando un medio informático para ello, desde Avezalia opinamos que es similar al empleo de fuerza en las cosas, si bien no tiene mayor virtualidad en cuanto a la pena, por desgracia.

Estos hechos efectivamente están penados, aunque algunos no quieran verlo así. En concreto, el artículo 255 del Código Penal establece que "será castigado con la pena de multa de tres a 12 meses el que cometiere defraudación por valor superior a 400 euros, utilizando energía eléctrica, gas, agua, telecomunicaciones u otro elemento, energía o fluido ajenos, por alguno de los medios siguientes:

    1.º Valiéndose de mecanismos instalados para realizar la defraudación.

    2.º Alterando maliciosamente las indicaciones o aparatos contadores.

    3.º Empleando cualesquiera otros medios clandestinos."

Hasta aquí está claro el delito. El problema es cuestión de prueba, pues para empezar la defraudación, para considerase delito, debe superar los 400 euros. Y claro, ¿cómo probamos que el que estuvo enganchado a nuestra red wifi hizo tal desfalco? Además, hoy en día todos tenemos tarifa plana de datos, por lo que vamos a pagar igual a final de mes, esté solo nuestro ordenador conectado como si tenemos enganchado a toda la comunidad de vecino. El perjuicio real que se nos ocasionaría sería la merma de velocidad a la hora de navegar, pero de eso nada dice la norma.

En este caso, cuando no podamos probar que lo defraudado supera los 400 euros, estaremos ante una falta.

Pero con la reforma del Código Penal, y la desaparición de las faltas, nos encontramos ante un panorama distinto, ya que se mantiene la misma pena, si bien en el caso de que la cuantía defraudada no excediere de 400 euros, se impondrá una pena de multa de uno a tres meses.

Por tanto, con dicha reforma, ser amigo del wifi ajeno es delito si o si, convirtiéndose en delincuente, con las consecuencias jurídicas que ello conlleva. Y aunque la pena en cuestión pueda resultar irrisoria, con las tarifas planas actuales más merece la pena contratar una, a sentarse en el banquillo.


Vote:
|| || || || |
Resultado:
50 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Derecho y Redes Sociales (e-book)

    Derecho y Redes Sociales (e-book)

    En los últimos dos años el fenómeno de las redes sociales se ha consolidado como una realidad social cotidiana y con ello el conjunto de problemas jurídicos que comporta. En esta evolución pueden apuntarse varios elementos significativos

Blog


Datos personales

Este es un blog desarrollado por  Javier Vilches, socio fundador de Avezalia, firma especializada en el asesoramiento jurídico integral TIC. Letrado ...ver perfil

Archivo del blog

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar