Herramientas para el texto

Blog de Snacks Tech & Lex

12

de

Agosto

Javier Vilches

Socio fundador de Avezalia, firma especializada en el asesoramiento jurídico integral TIC

Comercio electrónico europeo

Últimamente estamos asistiendo a una modificación constante de todas las normativas existente, lo que ocasiona indudablemente una inseguridad jurídica en el ciudadano, que no sabe a que atenerse. Pero si hay una norma que por ende se haya modificado hasta la saciedad, esa no es otra que la Ley General de Consumidores y Usuarios. La última reforma viene dada para su adaptación a lo dispuesto en Europa.


En esta ocasión se reforma todo lo relacionado con el comercio electrónico, concretamente se establece un nuevo marco legal para contratos a distancia y contratos establecidos fuera de un establecimiento mercantil.

Ya era hora. No es normal que estemos en un mercado único, y sin embargo no lo es así para las relaciones electrónicas. Ocurre igual en temas de telecomunicaciones, en lo conocido como Roaming, donde las compañías te cobran un extra por algo que a ellas no les repercute en costes, pero de lo que obtienen pingues beneficios. Aunque esto también tiene sus días contados.

Y es que la UE nació con muchas carencias. Se abrieron las fronteras y se puso una moneda única (no en todo los sitios), pero se olvidaron de asentar las verdaderas bases de una economía única de mercado, la cual pasa por defender a los consumidores, auténticos protagonistas de la economía (¿qué serían las empresas sin ellos?).

Pues bien, en cuanto al comercio electrónico, el mismo se ha visto dificultado en la UE por las diferencias normativas entre los Estados que la componen. Todavía falta tiempo para que la armonización entre en vigor, concretamente un año. Pero no deja de ser interesante que, desde este momento, comencemos a aplicar dicha normativa. Y la mayor reforma que se hace de nuestra TRLGDCU es la relativa al derecho de desistimiento. Así, es de destacar el plazo para su ejercicio, que pasa a 14 días naturales (en lugar de los 7 actuales). De no facilitarse información previamente, el período de desistimiento expirará 12 meses después de la fecha de expiración del periodo de desistimiento inicial. Para el ejercicio de dicho derecho, se facilitará un formulario junto con la información previa del contrato. Ejercido el desistimiento, en 14 días naturales todo debe haber vuelto a su situación inicial. Eso sí, se introduce un derecho de retención a favor del empresario, el cual puede retener el reembolso del precio hasta haber recibido los bienes o una prueba de su devolución. Este derecho de retención no se aplica si el empresario se ha ofrecido a recoger los bienes.

En cuanto a la entrega, si las partes no han acordado una fecha concreta de entrega, el comerciante debe realizarla lo antes posible, y, en cualquier caso, en un plazo no superior a 30 días contados a partir de la fecha de celebración del contrato.

Es de destacar la constancia de la obligación de pago por parte del cliente. Para ello se tendrá que indicar, a la hora de comprar electrónicamente, que el mismo se obliga al pago, constancia que tiene que quedar registrada a parte del contrato o condiciones generales de la contratación. En caso contrario, no quedará obligado.

También quedan prohibidas las casillas preseleccionadas, so pena de devolución del importe cobrado al consumidor que así lo reclame. Cuántas veces al contratar un vuelo, por poner un ejemplo, no nos han cobrado ese seguro cuya casilla venía marcada por defecto, y del que no nos dimos cuenta.

Y algo que personalmente me gusta de la reforma es que la misma acaba con las líneas telefónicas de tarificación adicional para atender a los clientes. Sin duda, un gran avance en los derechos de los consumidores, y en la efectiva unión de Europa.


Vote:
|| || || || |
Resultado:
564 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Comercio Electrónico, Firma Digital y Autoridades de Certificación

    Comercio Electrónico, Firma Digital y Autoridades de Certificación

    Validez y eficacia de la firma digital, necesidad de certificados que vinculen de forma segura una clave pública a una persona determinada, y la problemática generada por la emisión, distribución, uso y revocación de un certificado hasta su expiración, con especial referencia a las eventuales responsabilidades de los distintos sujetos implicados

Blog


Datos personales

Este es un blog desarrollado por  Javier Vilches, socio fundador de Avezalia, firma especializada en el asesoramiento jurídico integral TIC. Letrado ......[ver perfil]

Archivo del blog

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.