19 de septiembre de 2018 | 07:16

LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS

 

Herramientas para el texto

Blog de Snacks Tech & Lex

1 de Abril de 2014

Javier Vilches

Socio fundador de Avezalia, firma especializada en el asesoramiento jurídico integral TIC

El peligro de Facebook, las redes sociales anónimas

Facebook se ha convertido en un todopoderoso junto con Google. Ambas empresas compran a golpe de talonarios multimillonarios otras tantas de gran éxito, haciéndose poco a poco con todo el sector TIC. Durante años hemos asistido a una exposición pública de la vida de nuestros amigos, cargando de contenido el muro de la red social con sus estados y fotos de vida social. Pero últimamente se ve un descenso de esta actividad, ya sea por no querer tener de forma indefinida el contenido en la red, ya sea porque lo que se sube en Facebook queda en Facebook, ya sea por no servir de base negativa para los recursos humanos de la empresa que te hace la entrevista de trabajo.


Por estos motivos u otros, están saliendo a la palestra las redes sociales anónimas, como Whisper o Secret, que te permite compartir sin añadir tu identidad, sin riesgo a que te puedan hacer daño, pues no es más cierto que cuanto más sabe el enemigo de ti, más te puede perjudicar. Y es que somos dueños de nuestro silencio, pero esclavos de nuestras palabras. 

Se habla mucho de la huella digital, como aquellos rasgos de nuestra personalidad que dejamos on line. Ésta nos puede llegar a condicionar, y se dan multitud de casos de personas que han llegado a perder su trabajo por culpa de un mal contenido subido a la red. En algunos casos, este contenido no ha sido subido por el propio afectado, sino por terceros, cosa que es totalmente reprochable, amén de una falta de absoluto civismo y educación de la persona en cuestión. Por suerte, cada vez más jóvenes son conscientes que el mal uso, o uso sin cabeza de las redes sociales, pueden ocasionarles bastantes perjuicios.

Las redes sociales anónimas sirven también para compartir secretos, que de otro modo no se dirían, por lo que entramos en un campo aun más personal que el que ofrecen las redes sociales al uso, al menos está asegurado mayor autenticidad. A la emoción de compartir sin consecuencias se une el voyerismo por leer secretos de otros.

Pero estas nuevas redes sociales tienen también su peligro, y es que el anonimato es una suerte de coartada que permite a ciertos sujetos cometer fechorías, que conlleva en algunos casos responsabilidad penal. Pero la cuestión es que, el que sea anónimo, no significa que no se pueda llegar a identificar.

Hay rumores que Facebook, cuyos usuarios cada vez son menos asiduos, si bien no dejan de crecer en número, está estudiando la posibilidad de la red social anónima, lo que sería un cambio radical a la filosofía que le hizo multimillonario. Al menos debería empezar por ser una red social más comprometida con la privacidad.


Vote:
|| || || || |
Resultado:
4 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

Blog


Datos personales

Este es un blog desarrollado por  Javier Vilches, socio fundador de Avezalia, firma especializada en el asesoramiento jurídico integral TIC. Letrado ...ver perfil

Archivo del blog

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar