Herramientas para el texto

Blog de Snacks Tech & Lex

11

de

Marzo

Jesús Valladares

Socio fundador de Avezalia, firma especializada en el asesoramiento jurídico integral TIC

MEGA: Responsabilidades y responsables (IV)

Ya vimos en anteriores posts que MEGA, al igual que sucede con otros servicios similares, ofrece a sus usuarios la posibilidad de compartir (share) los contenidos alojados en sus cuentas de usuario, convirtiéndose en un “cyberlocker”. No obstante, MEGA ha rediseñado su plataforma para blindar su posición, evitar su cierre y la detención de sus responsables (con Kim Dotcom a la cabeza) y descargar (download, nunca mejor dicho) la responsabilidad legal por vulneraciones de derechos de propiedad intelectual en sus usuarios e, incluso, en terceros que accedan a los archivos compartidos por aquéllos. ¿Queréis ver cómo sucederá?


1ª Fase: Registro de usuario en MEGA.

Como es lógico, la primera fase a tomar en consideración es la de la apertura de una cuenta de usuario en MEGA.

En dicho proceso ofreceremos una serie de datos de carácter personal que serán debida y legalmente obtenidos (hemos prestado nuestro consentimiento) y almacenados por MEGA para la prestación de los servicios que decidamos contratar (de forma gratuita o retribuida) y, como veremos, por si concurre algún tipo de reclamación de titulares de derechos de propiedad intelectual o cualquier otro que sea legalmente procedente.

Todo ello, sin contar con cualquier otra info que podamos ofrecer durante nuestra navegación a MEGA y que será recopilada a través de herramientas como cookies o similares. Dicha información, dado que se prevé el uso de publicidad en el sistema, servirá a buen seguro para dicha finalidad.

En caso de que queramos ejercer nuestro derecho de acceso a los datos personales que MEGA tenga, podremos solicitarlo, pero puede que nos cobran por la gestión efectuada. Como vemos, muy diferente al carácter gratuito que, según nuestra L.O.P.D., debería tener este ejercicio (pero claro, estamos ante una plataforma sujeta a la legislación de Nueva Zelanda... cosas de la globalización chic@s!).

Finalmente, afirman muy claramente en sus Términos de Servicio, que los usuarios serán los únicos responsables de cualquier acción que se lleve a cabo empleando el nombre de usuario y contraseña de la cuenta, por lo que hay que tener ojo con la conservación de ambos datos (y es recomendable que sea una contraseña muy fuerte, ya que si somos víctimas de ataques hackers, es posible que no accedan al contenido de los archivos al no tener la clave, pero a buen seguro perderemos todos nuestros datos al no poder acceder a la cuenta).

2ª Fase: Contratación de alguno de los servicios de pago de MEGA.

Una vez que nos hemos registrado, si nos ha gustado tanto el servicio y, además, no nos basta con los 50 GB gratuitos que MEGA nos ofrece, podemos contratar un paquete de alojamiento y servicios mayor a un determinado coste.

En este caso, todo usuario debe saber unas cuantas cosillas:

  • Tenéis que ser puntuales en el pago, ya que, en caso contrario, MEGA puede bien suspender bien dar por extinguida la cuenta de usuario y cobrarnos un interés de demora de hasta un 10% además de los gastos y costes originados.
  • Si queréis dar por concluido el servicio de pago contratado antes de transcurrido el tiempo convenido, no problem para MEGA, pero vosotros no recuperaréis el dinero.

3ª Fase: Subida (upload) de archivos a MEGA.

Tras la apertura de nuestra cuenta de usuario, el siguiente paso lógico debe consistir en la subida o carga de archivos en MEGA. Como ya hemos visto detenidamente, el sistema impone a los usuarios el cifrado de los datos como parte integrante y esencial del proceso de subida de la información. Ello supone que MEGA genera una clave de cifrado que sólo conoce el usuario.

Por todo ello, los Términos de Servicio de MEGA sostienen que la responsabilidad por la conservación de la clave corresponde, en exclusiva, al usuario, de modo que en caso de pérdida de la misma, la información será totalmente irrecuperable, consecuencia lógica al ser una clave exclusiva del usuario.

4ª Fase: Conservación de los archivos subidos a MEGA.

MEGA, a pesar de llenarse la boca de alabar la estructura distribuida de sus servidores y el sistema de duplicado físico y geográfico previsto de la información alojada por sus usuario, se cura en salud (toda una costumbre en ésta plataforma) descargando, nuevamente, en éstos la responsabilidad por la conservación de la información.

Como bien sabe que puede repetirse, por poner un ejemplo, la situación de bloqueo de su sitio por las autoridades judiciales competentes, MEGA no garantiza que la información almacenada por el usuario no pueda perderse, de ahí que sean los usuarios quienes tengan que preocuparse de hacer copias de todos los archivos subidos.

Ello implica que los usuarios también deberán de efectuar un duplicado de su información, sin perjuicio de las posibles reclamaciones contra MEGA en caso de cuentas de pago (aunque a ver quién es el que se va a Nueza Zelanda a pleitear contra MEGA, todo lo más algún fan de El Señor de los Anillos y El Hobbit o de los All Blacks que aproveche que el Pisuerga pasa por Valladolid).

Pero MEGA va mucho más allá de eso en un tema que es importante tener en cuenta. Si decidimos darnos de baja en MEGA, la secuencia que tenemos que seguir, sin saltarnos ningún paso, es la siguiente:

                1º.- Hacer una copia de los archivos alojados en el sistema.

                2º.- Notificar la baja a MEGA de la cuenta.

En caso de que invirtamos este proceso es posible que MEGA haya sido excesivamente diligente y cuando queramos darnos cuenta no estén los contenidos, perdiéndolos definitivamente.

5ª Fase.- Empecemos a compartir los archivos en la red...

Empieza lo bueno y lo más interesante, llegó el momento de compartir la información, los archivos y ficheros que tenemos alojados en MEGA con el resto de la humanidad.

Ante todo, debemos tener en cuenta que MEGA ofrece esta opción de compartir (share) a todos los usuarios registrados, como sucedía con la anterior versión de MEGAUPLOAD.

Las principales diferencias con el anterior sistema radican en los siguientes aspectos:

  • El tercero que quiera acceder al archivo no podrá previsualizar el contenido del archivo.
  • El tercero que quiera acceder al archivo no podrá reproducir en streaming el contenido del archivo.
  • El tercero que quiera acceder al archivo no podrá acceder al contenido del archivo si no cuenta con la clave de cifrado generada por el usuario que subió el archivo.

Todo ello conlleva que MEGA se mantenga totalmente al margen del proceso de distribución de la información, evitando convertirse en un nuevo MEGAUPLAD y, con ello, en un cyberlocker al uso, lo cual tendrá, como efecto fundamental, que la responsabilidad, nuevamente, sea tanto del usuario que comparte como del tercero que recibe el fichero.

To be continued...

Os esperamos en el último capítulo de nuestro serial MEGA!

Artículos relacionados


Vote:
|| || || || |
Resultado:
490 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Blog


Datos personales

Este es un blog desarrollado por  Javier Vilches, socio fundador de Avezalia, firma especializada en el asesoramiento jurídico integral TIC. Letrado ......[ver perfil]

Archivo del blog

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.